RSS articulos
Deutsch  | 
English  | 
Español  | 
Euskara  | 
Français  | 
A 25 años de la masacre contra Yanomamis publicado el 15/07/18 - Local
Inercia en la presente coyuntura venezolana publicado el 10/07/18 - Local
Ser y sentir como mujer publicado el 07/07/18 - Local
CONSTRUYENDO CONVIVENCIA publicado el 07/07/18 - Local
URGENTE-URGENTE-URGENTE-URGENTE-URGENTE publicado el 23/06/18 - Local
Venezuela: socialismo y comunas publicado el 14/06/18 - Local
¿Probable desenlace de la crisis venezolana? publicado el 04/06/18 - Local
La sátira electoral venezolana publicado el 16/05/18 - Local
Votar o no Votar publicado el 12/05/18 - Local
A pesar del duelo seguimos pa´lante publicado el 08/05/18 - Local
Descifrando un país ( intento) publicado el 04/05/18 - Local
Origen de la crisis venezolana publicado el 04/05/18 - Local
Antes que sea demasiado tarde publicado el 04/05/18 - Local
Rescatemos la Dignidad del Pueblo de Venezuela publicado el 04/05/18 - Local
VENEZUELA Y EL EMPOBRECIMIENTO DE LA ESPERANZA publicado el 26/04/18 - Local
LIBERTAD DE EXPRESIÓN publicado el 03/04/18 - Local
EN VENEZUELA HAY UN SILENCIO QUE CONSPIRA ... publicado el 26/03/18 - Local
¡No odie a los medios! ¡Metete en el medio! publicado el 25/03/18 - Local
ES PARA USTEDES, LOS DEL I.V.S.S. publicado el 12/03/18 - Local
SOBRE LOS APAGONES EN EL Zulia -TODA LA VERDAD publicado el 11/03/18 - Local
VENEZUELA SIGLO XXI ¿Revolución o involución? publicado el 10/03/18 - Local
Venezuela unida NO se rinde publicado el 08/03/18 - Local

1 | 2

Après la victoire tant attendue contre le... publicado el 23/06/18 - No Local
Contra la catástrofe capitalista publicado el 31/05/18 - No Local
Argentina: ¡¡¡No a la autovía de Montaña!!! publicado el 20/05/18 - No Local
A PESAR DE TRUMP, PALESTINA SOBREVIVE. publicado el 15/05/18 - No Local
LOS GRINGOS NO TIENEN AMIGOS publicado el 10/05/18 - No Local
Porqué estamos en crisis publicado el 04/05/18 - No Local
¡Que ardan todas las patrias! publicado el 06/04/18 - No Local
Califato & barbarie… ¿La lucha final? publicado el 05/04/18 - No Local
¿Cómo podemos "salvar" la revolución tunecina? publicado el 04/02/18 - No Local
Cuba: La sucesión de Raúl Castro publicado el 09/01/18 - No Local
Ernest Hemingway publicado el 25/11/17 - No Local
Comunicado de la Familia de Santiago Maldonado. 21/10 publicado el 22/10/17 - No Local
Estrés y Capitalismo publicado el 30/09/17 - No Local
Referéndum en Cataluña publicado el 20/09/17 - No Local
Fondo Internacional de Defensa Anarquista publicado el 03/09/17 - No Local
Nota de apoyo al pueblo y a los anarquistas venezolanos. publicado el 18/05/17 - No Local - 2 comentarios
El proyecto político del movimiento libertario publicado el 01/05/17 - No Local
Las maravillas del socialismo de Estado publicado el 19/04/17 - No Local
Jornada internacional de lucha contra los zoológicos publicado el 13/04/17 - No Local - 1 commentario
Tomás Ibáñez, y los anarquismos a contratiempo publicado el 12/04/17 - No Local
Ataque de EE.UU. incrementa el drama de Siria publicado el 11/04/17 - No Local
Nuestra guerra olvidada de cada día. publicado el 06/03/17 - No Local
La extrema derecha y el mundo de hoy publicado el 21/01/17 - No Local

1 | 2

Componentes ideológicos de la transfobia publicado el 07/07/18 - En la web
Reflexiones sobre el Estado publicado el 23/06/18 - En la web
*Salud y Libertad publicado el 04/06/18 - En la web
Vamos Nico: a una semana de las elecciones publicado el 29/05/18 - En la web
ABRA: un nuevo empeño autoemancipatorio en Cuba publicado el 10/05/18 - En la web
Migración, identidad y resistencia publicado el 10/05/18 - En la web
La militarización policial es global publicado el 07/05/18 - En la web
Ultimas Palabras de Nuestros Martires de Chicago! publicado el 02/05/18 - En la web
¿Por qué es tan baja la velocidad de internet en Venezuela? publicado el 26/04/18 - En la web - 1 commentario
[RESEÑA] FERIA FANZINERA DE CARACAS publicado el 18/04/18 - En la web
Manual de Lenguaje integrador NO sexista publicado el 03/04/18 - En la web
Aujourd’hui, le Venezuela publicado el 02/04/18 - En la web
Una propuesta que combate la Guerra Económica publicado el 07/03/18 - En la web
LOS ÚLTIMOS OU´TI (I) publicado el 21/02/18 - En la web
La estampida publicado el 06/02/18 - En la web
POLICIA QUE ASESINO ADOLESCENTE GOZARÍA DE BENEFICIOS publicado el 18/01/18 - En la web
De la Masacre de Cantaura a la Masacre del Junquito…¿Alguna diferencia..? publicado el 16/01/18 - En la web - 2 comentarios
Cornelius Castoriadis: “Autogestión y Jerarquía” publicado el 09/01/18 - En la web
Los Trabajos de Hércules publicado el 16/10/17 - En la web

1 | 2 | 3

Inercia en la presente coyuntura venezolana
publicado el 10/07/18 par Humberto Decarli Palabras-claves  Caracas  Reflexión / Análisis  Política   Venezuela 


Transitamos en estos momentos una paralización e inhibición de la sociedad venezolana. Hay un marasmo en el contexto de la descomunal crisis atravesada en todos los órdenes. No obstante la situación catastrófica desde el ángulo económico-social, relativamente hay, hasta ahora, una contención de las protestas populares e incluso hay una penetración en el imaginario social por medio de la domesticación de los seres humanos mediante el control de alimentos y la represión despiadada incluyendo torturas, cárceles y violación de los derechos humanos.

La gente se pregunta acerca de la ostensible paradoja del apremio alimentario junto a la pobreza y la sumisión presentada por amplios sectores de la población, capaz de protestar porque no le llegó oportunamente la bolsa de comida pero no cuestiona la hambrienta política económica de este régimen autoritario. Es la enervación de la iniciativa popular bajo el paragua de múltiples factores.

Los pronósticos son aciagos

En materia económica todas las empresas dedicadas al análisis macro y microeconómico coinciden en el empeoramiento de la dura travesía del último año. Continuará la honda recesión por tercer año consecutivo con visos de entrar en una probable depresión. La hiperinflación castiga con saña a los sectores populares quienes ante la impotencia y el hambre, han apelado a hacer mutis del escenario hacia los países vecinos. La escasez y el desabastecimiento van in crescendo debido a brillar por su ausencia la producción nacional y la carencia de divisas del Estado para hacer las importaciones sucedáneas dadas las características de una economía de puertos.

Existe una devaluación continuada, especialmente desde noviembre del pasado año con perfiles terribles. Ya el mismo Estado ha autorizado a empresas del sector a realizar una nueva paridad respecto al dólar. Comenzaron superando al valor del Dicom (Noventa mil Bolívares por dólar americano) a dos millones doscientos mil y la última cotización es a dos millones quinientos mil. Toda una aceptación gubernamental de la caída del Bolívar en un país donde se vive de las importaciones.

Históricamente la causa más palmaria de la inflación ha sido la devaluación y a pesar del control de cambio nunca se detuvo la fuga de divisas por la vía de la carencia de producción y la necesidad de comprar en el exterior los bienes y servicios necesarios y básicos para cualquier sociedad. Otra circunstancia a tomar en consideración dentro del desajuste nacional es el corralito practicado exacerbadamente por las entidades bancarias obedeciendo instrucciones de las autoridades monetarias. Es muy poco el efectivo circulante por diversas razones. Lo asombroso ha sido la aceptación de tal óbice en la circulación del Bolívar cuando la gente hace filas pasivamente en los bancos para recibir cantidades insignificantes. Es similar a las cumplidas por los jubilados y pensionados quienes son castigados de esa forma y lo realizan desde tempranas horas del día en actitud de resignación.

Hay un aspecto relativamente nuevo en Venezuela. Se trata de las remesas enviadas por la diáspora en el exterior. De acuerdo a estudios de Datanálisis alcanza a aproximadamente el diez por ciento de los venezolanos. Es un referente económico no basado en el trabajo y el esfuerzo dentro del país e incluso es muy azaroso porque habiendo recesiones internacionales se disminuiría tal aporte al igual que si los países de origen decidieran pechar estas remisiones dinerarias. Tiene un efecto paradójico porque a pesar de ser en generalde baja cuantía permite el acceso a los alimentos y bienes básicos a los familiares y amigos acá creando concomitantemente una injusticia respecto de quienes no tienen esa vinculación con el extranjero. De alguna manera estas transferencias mantienen muy moderadamente el consumo.
El deterioro de los servicios es descomunal. La prestación de electricidad es harto deficiente al igual que la del agua, siendo un país con exceso de recursos hídricos y de generación de esa energía. La infraestructura de la salud está por el piso y la educación en su mayor nivel de deserción y frustración.El delito tiene un crecimiento espantoso porque el Estado lo posee como una política de contención y seguridad. Hay un toque de queda fáctico que permite el ahorro de recursos a través del miedo.

La respuesta del Estado

Ante esta grave coyuntura el Estado venezolano ha buscado panaceas que atizan más el fuego. La consabida receta de aumentos del salario mínimo bimestrales y el control de precios son sus medidas estelares. El incremento de sueldo es apodícticamente incapaz de combatir la inflación y la actividad de policía administrativa sobre los establecimientos de consumo no impiden estructuralmente el aumento de precios. Así lo ha demostrado el acontecer nacional en los últimos años.

El hambre se ha administrado como un dispositivo disciplinario de la gente. A través de los Clap se controla a las personas, creándoles dependencia del aparato de coerción y obligándolos a bajar la cerviz ante tanta necesidad. Aunado a esta circunstancia aparece el llamado carnet de la patria, mecanismo identificador para otorgar los referidos alimentos así como los beneficios de bonos entregados de acuerdo a las circunstancias.

El colmo ha sido que el ministerio de educación promueva las inscripciones escolares con un bono otorgado a los padres de los niños para de esa manera sobornarlos y disminuir las cifras del mutis de la escuela por parte de los muchachos. Es el mismo dispositivo empleado para captar votantes cuando se les anunció una bonificación de 10 mil Bolívares por cada sufragio ejercido y luego no lo cancelaron porque en la saga de mentiras la presidente del C.N.E. dijo que ese pago era ilegal, lo cual era cierto, pero fue para cumplir un guion prestablecido dentro del universo chavista.

Han requerido reprimir implacablemente para alcanzar la intimidación y de esa manera garantizar la permanencia en el poder. Lo prueba la actitud punitiva de los cuerpos policiales, ora en los operativos conocidos como OLP y después OHLP, efectuados en las zonas de exclusión social con ejecuciones extrajudiciales incluidas; ora con la persecución implacable de los opositores con desapariciones, torturas y presentaciones extemporáneas ante los tribunales, diferir sine dia las audiencias penales, detenciones sin proceso alguno, libertades concedidas con medidas cautelares de presentación ante los tribunales, prohibición de salida del país y de opinar, el uso de los paramilitares o colectivos para presionar a los trabajadores en huelga así como para inhibir a quienes osen protestar, el auge delictivo auspiciado por el Estado, las cárceles convertidas en centros de secuestros administradas por los mafiosos conocidos como pranes, obligar a solicitar permisos, gracias a una sentencia de la Sala Constitucional del tribunal supremo, para poder manifestar, son entre mucho medidas, las expresiones de un Estado policial y militarizado. Adicionalmente impera, en ejercicio de la llamada hegemonía comunicacional, la censura y la autocensura sobre los medios de difusión de masas para impedir la recepción de información sobre la tragedia nacional.

Sin embargo, ese aparato de sumisión ha sido incapaz de rectificar su tanática política económica y se ha negado a aceptar ayuda humanitaria internacional para mitigar de alguna manera las vicisitudes cotidianas de las personas en Venezuela. Sus iniciativas se han limitado a impedir la libertad de manifestar, de expresión y el encarcelamiento de quienes deseen protestar.

La comunidad internacional

Hay muchas iniciativas en el mundo para aislar y sancionar a la administración madurista. Desde denuncias sobre violación de derechos humanos por parte de Ongs, ante la Corte Internacional de La Haya hasta planteamientos de ayuda humanitaria incluyendo intervenciones militares, pasando por aplicación de medidas económicas y financieras contra los funcionarios de esta gestión y la Carta Democrática de la OEA. Es verdad que esas restricciones han golpeado seriamente a las finanzas gubernamentales aunadas a la poca producción petrolera y el default parcial del Estado venezolano, pero no presionan seriamente su existencia.

Nuestro país no representa mucho en el concierto internacional de naciones. Ni siquiera es un proveedor de petróleo seguro por el descenso de las cifras de exportación de barriles mostradas en las publicaciones de la OPEP. Esto a contrapelo del mito del país con más reservas petroleras en el mundo y de la fantasía chavista de ser una potencia. Somos importantes por los daños causados por el éxodo ingente hacia Colombia y Brasil y resto de América Latina.

Por otra vertiente, no aparecemos en la agenda de los Estados Unidos como prioridad y de allí la conducta moderada de la administración Trump hacia Venezuela, más declarativa que real. Empero, debemos hacer notar que la comunidad internacional tiene una mayor claridad sobre el chavomadurismo que la fementida oposición como lo ha evidenciado sus apreciaciones en general.

La conflictividad social

Se aprecia diáfanamente, por las condiciones adversas en todos los ángulos, una gran turbulencia de diferentes sectores de la sociedad venezolana. Hemos visto últimamente cómo las enfermeras y las profesionales de la salud, además de los profesores universitarios hacen llamados, y la llevan a cabo, a una huelga en sus respectivos espacios de trabajo. Los trabajadores eléctricos intentan la búsqueda de una convención colectiva para salir del atasco significado por los salarios de hambre pagados por la empresa pública y monopolizadora del sector eléctrico, Corpoelec.La gente sale a la calle para manifestar la indignación por la carencia de agua, electricidad, alimentos, medicinas, gas, internet y muchos servicios inoperantes.

No obstante, son expresiones aisladas sin articulación alguna que beneficia al régimen militarista toda vez que quedan como voces apagadas en el concierto del vacío. Los gremios, los sindicatos y las organizaciones sociales se encuentran atadas por la falta de eficacia en su accionar contestatario. Además, hay ámbitos en los cuales existe una paralización altísima como el caso del segmento automotriz, parado en un noventa por ciento en el transporte público y no tiene ningún sentido llamar a un paro porque está sin funciones.

Los partidos políticos

Si alguna organización está en crisis, es la política. Los movimientos formados por la mentalidad clientelar propia de las democracias populistas, solo tienen razón de ser en el medrar del erario y de allí su iniciativa en colaborar con el régimen para ver las ventajas posibles de una cohabitación pero resulta que la dictadura solo piensa en absorber lo máximo del poder sin compartirlo en términos adecuados.

En este orden de ideas se ha dado el desgaste de esa oposición oficial conformada por las cuatro grandes organizaciones asociadas en la MUD y aparece ahora en los estertores de la agonía como lo evidencia la separación de AD y la nula respuesta de la gente frente a convocatorias a marchar. Los agrupados en Vente Venezuela no tienen base social ni popular y poco influyen en el devenir nacional. Al final encontramos a la gente más cercana al gobierno integrada por quienes apoyaron a Henri Falcón, organizaciones y políticos profesionales tradicionales agotados, quienes plantean un pacto económico con el chavismo como si fuera posible un golpe de timón en esa materia por parte del gobierno.

El chavismo tiene un partido esencial, el PSUV, pero es el Estado a través de su funcionariado y las fuerzas armadas, quienes conforman el apoyo político al gobierno. Los empleados públicos y los militares constituyen la verdadera militancia del régimen, plagados de vínculos clientelares como lo demuestran todos los vectores populistas, los vasos comunicantes basados en bonos, salarios inflados en el área castrense y bolsas de alimentos.

La crisis de la representación

Hemos sostenido en varias oportunidades la debacle del esquema más importante de la democracia formal, la representación. Es la delegación en manos de personeros el mandato popular, una ficción creada en la Revolución Gloriosa británica para sostener y organizar el poder. Se fraccionó en segmentos con competencias específicas y funciones bien delineadas con la finalidad de establecer contrapesos. Y uno de esas secciones fue el parlamento, el padre de los modelos de gobiernos europeos. El problema ha sido el distanciamiento entre la base y el representante, quien desarrolla intereses particulares a defender distintos para los cuales se eligió. El poder mundial ha apelado al mundo del espectáculo para resolver esta carencia y lo ha intentado hasta el infinito, siendo entre los últimos jefes de Estado parte del entretenimiento, Donald Trump, el presidente de Guatemala Jimmy Morales y el jefe del mayor partido político italiano, el Movimiento Cinco Estrellas, Beppe Grillo.
La anterior situación ha llevado a la pérdida de legitimidad de los mandatariosy en el caso venezolano se puede colegir fácilmente de los hechos en los últimos años. La gente perdió la fe en los partidos políticos, en los sindicatos, las organizaciones patronales, los gremios y demás organizaciones sociales. Esto nos puede llevar a reconsiderar la clase de democracia que se ha ejercido hasta ahora y pensar en dispositivos de democracia directa a través de las redes sociales y de una alta rotación en los cargos de representación a objeto de impedir su burocratización.

Esperanzas
Ante el dantesco cuadro existente podríamos concluir en un escepticismo total, dada la anomia social, un Estado policial y delincuente y la ausencia de oposición. No obstante, el escenario de gran conflictividad ante demasiadas carencias sumado a la disminución y desmoralización de los socios opositores del gobierno, podría abrir intersticios organizativos para encauzar una opción frente a las coordenadas de la dictadura. Podrían ser organizaciones de derechos humanos, sindicatos, redes sociales y demás fuentes alternas democráticas, los llamados a encabezar un movimiento alterno ante esta dictadura del siglo veintiuno. Se requerirá imaginación, ética, destreza y audacia para emprender tan ciclópea tarea.


publicado el 10 de julio de 2018  par Humberto Decarli  Alertar el colectivo de moderación a proposito de la publicación de este articulo. Imprimir el articulo
Lista de los documentos ligados à la contribución
cola.jpg

Comentarios
  • Ningun comentario

Advertencia


Comentarios moderados a priori

Los comentarios de este articulo estan moderados a priori : su contribución solo aparecera despues de haber sido validad por un(a) miembro del colectivo.

Introduce su comentario

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

www.indymedia.org
africa
Ambazonia Canarias estrecho / madiaq Kenya Nigeria South Africa
canada
London, Ontario Maritimes Montreal Ontario Ottawa Quebec Thunder Bay Vancouver Victoria Windsor
east asia
burma Jakarta Japan Korea Manila QC Saint-Petersburg
europe
Abruzzo Alacant Andorra Antwerpen Armenia Athens Austria Barcelona Belarus Belgium belgrade Bristol Brussels Bulgaria Calabria Croatia Cyprus emilia-romagna estrecho / madiaq Euskal Herria Galiza Germany grenoble Hungary Ireland Istanbul Italy La Plana Liege liguria Lille linksunten lombardia London Madrid Malta Marseille Nantes Napoli Netherlands Nice Northern England Norway Nottingham Oost-Vlaanderen Paris/Île-de-France Patras Piemonte Poland Portugal Roma Romania Russia Sardegna Scotland Sverige Switzerland Torun Toscana Toulouse Ukraine United Kingdom Valencia
latin america
Argentina Bolivia Chiapas Chile Chile Sur CMI Brasil CMI Sucre Colombia Ecuador Mexico Peru Puerto Rico Qollasuyu Rosario santiago Tijuana Uruguay Valparaiso Venezuela
oceania
Aotearoa Brisbane burma darwin Jakarta Manila Melbourne Perth QC Sydney
south asia
India Mumbai
united states
Arizona Arkansas Asheville Atlanta Austin Austin Indymedia Baltimore Big Muddy Binghamton Boston Buffalo Charlottesville Chicago Cleveland Colorado Columbus DC Hawaii Houston Hudson Mohawk Kansas City LA Madison Maine Miami Michigan Milwaukee Minneapolis/St. Paul New Hampshire New Jersey New Mexico New Orleans North Carolina North Texas NYC Oklahoma Philadelphia Pittsburgh Portland Richmond Rochester Rogue Valley Saint Louis San Diego San Francisco San Francisco Bay Area Santa Barbara Santa Cruz, CA Sarasota Seattle Tampa Bay Tennessee Urbana-Champaign Vermont Western Mass Worcester
west asia
Armenia Beirut Israel Palestine
process
FBI/Legal Updates Mailing Lists Process & IMC Docs Tech Volunteer
projects
Print Radio Satellite TV Video
regions
United States
topics
Biotech

copyleft Indymédia (Independent Média Center).Salvo el caso del cual un autor ha formulado un aviso contrario, los documentos del sitio son libres de derechos para la copia, la impresión, la edición, etc, para toda publicación sobre la red o sobre cualquier otro soporte, con la condición que esta utilización sea NO COMERCIAL. Indymedia Venezuela Centro no se hace responsable por las opiniones emitidas por colaboradores

RSS articulosRSS articulos |  Sitio realizado con spip 3.2.0 [23778]
Top