RSS articles
Deutsch  | 
English  | 
Español  | 
Euskara  | 
Français  | 
Desde el conuco// Café en Jícara posté le 20/07/21 - Local
El poder constituyente y su aplicacion posté le 14/05/21 - Local
Venezuela : Ha fallecido el compañero Nelson Mendez por Covid-19 posté le 05/05/21 - Local - 2 commentaires
Desde el conuco / La pátria eres tú posté le 15/04/21 - Local
Desde el conuco / La Revolución del trabajo posté le 31/03/21 - Local
LA MANIPULACIÓN AL EXTREMO posté le 29/03/21 - Local
Desde el conuco / Liberación vs. Estado posté le 23/03/21 - Local
El valor de los que se quedaron posté le 07/03/21 - Local
La comuna que quiero. posté le 06/03/21 - Local
QUE HACER DESPUES DEL ENCUENTRO CAMPESINO posté le 27/02/21 - Local
La deforestación exponencial posté le 13/02/21 - Local
MI ÚLTIMA ENTREVISTA CON DOUGLAS BRAVO posté le 08/02/21 - Local
Apuntes para un nuevo paradigma posté le 31/01/21 - Local

1 | 2

PÁREN YA LA MASACRE EN COLOMBIA ! posté le 04/05/21 - No Local
¿Y si decidimos no ser cómplices ? posté le 09/04/21 - No Local
Potencia y proyección del pensamiento propio posté le 12/02/21 - No Local
ESQUINA DE LA DESCOLONIZACIÓN "TATO QUIÑONES" posté le 28/11/20 - No Local
Marxismo y religion posté le 12/10/20 - No Local
Tu amigo Trump posté le 11/09/20 - No Local
Autopsia de un policía posté le 04/06/20 - No Local
Una solución anarquista al calentamiento global posté le 24/03/20 - No Local
La oxigenación libertaria posté le 08/01/20 - No Local

1 | 2

LANZAMOS ESTA BOTELLA AL MAR posté le 20/07/21 - Comunicados
El Estado reprime nuevamente la lucha anarcosindical posté le 17/07/21 - Comunicados
No a la guerra en Palestina posté le 23/05/21 - Comunicados
Manifiesto para el 1º de Mayo 2021 posté le 15/04/21 - Comunicados
Primera Parte : UNA DECLARACIÓN… POR LA VIDA posté le 02/01/21 - Comunicados
Nosotros los verdes, nosotros los anarquistas posté le 07/12/20 - Comunicados
POR LA VIDA Y CONTRA EL DINERO. posté le 25/11/20 - Comunicados
Comunicado en rechazo a la Ley Antibloqueo posté le 22/10/20 - Comunicados
No pararemos hasta lograr justicia posté le 27/08/20 - Comunicados
Gritos de la Amazonía por la Vida posté le 21/07/20 - Comunicados
La pandemia y el genocidio posté le 15/05/20 - Comunicados
Unir esfuerzos para superar la pandemia en Venezuela posté le 06/04/20 - Comunicados
Manifiesto urgente frente al Desastre posté le 01/04/20 - Comunicados

1 | 2

EL DESEMBARCO posté le 23/07/21 - En la web
La Travesía por la Vida : ¿A QUÉ VAMOS ? posté le 23/07/21 - En la web
Remodelación del espacio La Libertaria posté le 30/04/21 - En la web
Remodélation de l’espace La Libertaria posté le 30/04/21 - En la web
Convocatoria Abierta : III Festival El Grito posté le 07/03/21 - En la web
La Libertaria nunca para, ni por la pandemia posté le 26/01/21 - En la web
Proyecto Aliadas posté le 20/11/20 - En la web
LUCHA FEMENINA Y RELACIONES DE PODER posté le 22/07/20 - En la web
REVUE : PLANÈTE POPULAIRE posté le 12/07/20 - En la web
Protesta en la Guajira deja una mujer wayuu herida posté le 14/04/20 - En la web
Crónicas Extractivas al Sur del Orinoco posté le 10/04/20 - En la web
Purga en PDVSA posté le 10/03/20 - En la web
¡Chelsea Manning no puede ser olvidada ! posté le 25/12/19 - En la web

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7

LOS WARAO, ENTRE LAS EPIDEMIAS QUE BROTARON PARA QUEDARSE
posté le 04/07/18 par Moncada, Alicia Mots-clés  Derechos Humanos 

Basta dar unos pasos entre los palafitos de madera para ver cuerpos febriles, grandes y pequeños, arropados en hamacas. El sarampión, así como otras enfermedades infectocontagiosas, ha llegado a las comunidades warao para avivar el febril fuego de la acumulación epidémica que consume al Delta.

En la inmensidad del Delta del río Orinoco, al este de Venezuela, se mece con lentitud la hamaca de una joven indígena warao que por semanas ha hervido en fiebre. Me mira lánguidamente con ojos enrojecidos y llorosos por la conjuntivitis. Con voz susurrante hace saber que no puede incorporarse, se siente desfallecer.

Su familia explica que la fiebre no la genera un jebu (espíritu maligno) sino el sarampión. Enfermedad contagiosa que -de complicarse- puede causar la muerte y que se ha convertido en una visitante habitual de las comunidades warao.

Basta dar unos pasos entre los palafitos de madera para ver cuerpos febriles, grandes y pequeños, arropados en hamacas. El sarampión, así como otras enfermedades infectocontagiosas, ha llegado a las comunidades warao para avivar el febril fuego de la acumulación epidémica que consume al Delta.

En los servicios de salud de Tucupita, capital de Delta Amacuro, tampoco los warao encuentran aliciente. Visitando el área de hospitalización pediátrica del Hospital Dr. Luis Razetti hablé con Isela Rodríguez y su hija Ester de 6 años, diagnosticada con sarampión. Tres días les tomó navegar desde la comunidad Culebrita, en su embarcación de madera, sin motor y con cuatro niños tiritando de fiebre.

Al llegar a Tucupita, el mayor de los hijos de Isela fue hospitalizado. A Ester la dejaron varios días en observación. Sus ojos hinchados por la conjuntivitis apenas se abren, su llanto es un ligero gemido del que solo se entiende la palabra mamá.

Isela teme que su hija siga el trágico destino de su sobrino, recién fallecido por causa del sarampión. Me señala a la madre del niño, quien sentada a unos escasos metros de nosotras se limpia las lágrimas frente a una pequeña camilla vacía.

El paso por el hospital de Ester y su hermano engrosa la lista de los 1427 casos de sarampión en Venezuela reportados por el último boletín de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). La institución indicó que, desde enero, de las 35 defunciones confirmadas por sarampión 33 corresponden al estado Delta Amacuro.

Estos datos son cuestionados por organizaciones de la sociedad civil y activistas del movimiento indígena que, hasta abril, contabilizaban 54 defunciones. Siendo las y los niños warao las principales víctimas del virus.

Le pregunté a Isela por su esposo y demás hijos enfermos. Respondió que pernoctaban en el bulevar de la ciudad a orillas del río Mánamo, esperando por ellas sin comida o medicinas que les alivien los síntomas de la enfermedad.

Así me percaté que Ester y su hermano serán los únicos casos registrados de la familia. El sarampión de los hermanos restantes no se incluirá en los boletines de la OPS o del Estado venezolano, pues al no ser notificados por un centro de salud serán marginados de las estadísticas.

El sarampión es uno más del catálogo de males acumulados en el Delta que diezman a los warao. La tos ferina brotó con fuerza durante el mes de febrero en el bajo delta. Las primeras denuncias provienen de la comunidad de Bonoima siendo los medios locales los canales de difusión del testimonio de Trino Ávila, líder comunitario que contabilizó 10 casos de la “tos que asfixia” entre niños y adultos.

Las autoridades de la dirección regional de salud y la gobernación negaron los casos, alegando que eran “ligeras salpicaduras informativas” sin pruebas clínicas. De la misma forma hicieron con la difteria, cuya presencia también es desmentida por la gobernación del estado. En Venezuela, esta enfermedad se había erradicado desde hace más de dos décadas, pero la OPS en una de sus actualizaciones epidemiológicas señaló que su aparición se remonta al 2016 y que el brote infeccioso, hasta hoy, no se ha detenido.

El VIH/SIDA es otro de los asesinos víricos de los warao. Los primeros casos fueron identificados por la Cruz Roja Venezolana en el 2007 y sirvieron como base para que la comunidad científica determinara que la cepa de la infección es muy severa, siendo la tasa de sobrevida para el desarrollo del SIDA de unos 5 a 7 años.

La evolución agresiva del SIDA es favorecida por la co-infección por tuberculosis, una de las enfermedades con mayor incidencia en la población warao. Indican estudios científicos que este pueblo indígena posee una escasa memoria inmunológica al bacilo, por lo que el riesgo de contraer la enfermedad es mucho mayor al del resto de la población.

En fechas recientes, la poliomelitis, enfermedad grave pero prevenible con vacunación, se ha unido a una acumulación epidémica sin precedentes que grita la imperiosa necesidad de que el gobierno venezolano reconozca y declare un estado de emergencia sanitaria en Venezuela y, con especial énfasis, en el estado Delta Amacuro.

Los organismos del sistema de Naciones Unidas y las organizaciones de la sociedad civil interesadas en mitigar el sufrimiento del pueblo warao deben considerar que toda medida humanitaria debe incluir a los pueblos indígenas como grupos prioritarios de atención inmediata, pero no como receptores pasivos de asistencia sino como agentes del cambio.

El fortalecimiento de las capacidades locales en las comunidades warao para la identificación y atención primaria de las epidemias, así como la vigilancia epidemiológica comunitaria son acciones necesarias que -además de empoderar- contribuyen a disminuir el sub-registro, importante escollo para el desarrollo de acciones humanitarias eficaces.

La asistencia humanitaria que en un futuro pueda generarse en el Delta debe tomar en cuenta tanto a los agentes de salud comunitarios indígenas como a la medicina tradicional para la erradicación de las epidemias, porque la situación de vulnerabilidad histórica del pueblo warao no solo es agravada por la negativa del gobierno venezolano en aceptar la ayuda humanitaria sino por la sistemática discriminación de los pueblos indígenas en los procesos que se suponen los auxilian.

Al salir del hospital pasé frente al río por donde llegó Isela con sus hijos. Veo a los warao en sus canoas de madera arribar a la orilla. Sé que han llegado más cuerpos febriles. Envueltos en harapos se debaten entre la vida y la muerte bajo el sol de una tierra que las epidemias, sin tregua, acosan.


posté le 4 juillet 2018  par Moncada, Alicia  Alerter le collectif de modération à propos de la publication de cet article. Imprimer l'article
Commentaires
  • Aucun commentaire

Avertissement


Commentaires modérés à priori

Les commentaires de cet article sont modéré à priori : votre contribution n'apparaîtra qu'aprè;s avoir été validée par un membre du collectif.

Saisissez votre commentaire

Pour créer des paragraphes, laissez simplement des lignes vides.


copyleft Copyleft Indymédia (Independent Média Center). Sauf au cas où un auteur ait formulé un avis contraire, les documents du site sont libres de droits pour la copie, l'impression, l'édition, etc, pour toute publication sur le net ou sur tout autre support, à condition que cette utilisation soit NON COMMERCIALE.

RSS articlesRSS articles |  Site réalisé avec spip 3.2.0 [23778]
Top