RSS articulos
Deutsch  | 
English  | 
Español  | 
Euskara  | 
Français  | 
COP 27 o Nada. publicado el 07/11/22 - Local
Desde el conuco: Otra vez los precios del café publicado el 03/11/22 - Local
Desde el conuco: Porqué los latigazos publicado el 26/10/22 - Local
Desde el conuco: A todo riesgo publicado el 26/10/22 - Local
Exposicion de Inside Out de San Blas en la UCV publicado el 18/10/22 - Local
EL GRAN SABINO publicado el 12/10/22 - Local
Reinvindicando nuestra animalidad publicado el 09/10/22 - Local
Desde la conuco: ESTA VIDA SENCILLA publicado el 03/10/22 - Local
Desde el conuco: EL MISMO REAL DE VELAS publicado el 26/09/22 - Local
Desde el conuco: OLORES Y SABORES IMBORRABLES publicado el 19/09/22 - Local
Desde el conuco: LOS DÍAS DE GUARDAR publicado el 15/09/22 - Local
Desde el conuco: EL ARTE de regar maíz publicado el 15/09/22 - Local
Desde el conuco: EL PAJARITO publicado el 22/08/22 - Local
Desde el conuco: UNA VISITA Y UNA BUENA CONVERSA publicado el 19/08/22 - Local
Desde el conuco: EL DÍA UNO DE AGOSTO publicado el 07/08/22 - Local
Desde el conuco: LA COSECHA publicado el 27/07/22 - Local
La Gente de Gira publicado el 23/07/22 - Local
Desde el conuco: MUNDO DE BOBOS publicado el 23/07/22 - Local
Desde el conuco: EL LENGUAJE DEL ATUENDO publicado el 22/07/22 - Local

1 | 2

Transiciones justas para América Latina y el mundo publicado el 02/11/22 - No Local
La escena punk parisina esta de luto publicado el 27/10/22 - No Local
La scène punk parisienne est en deuil publicado el 25/10/22 - No Local - 1 commentario
La respuesta de Putin publicado el 10/10/22 - No Local
La radicalidad del ecofeminismo publicado el 04/10/22 - No Local
El resurgimiento del nazismo en Europa. publicado el 30/09/22 - No Local
LA DICTADURA UNIVERSAL DE EEUU. publicado el 21/09/22 - No Local
MUNDO UNIPOLAR VS MUNDO MULTIPOLAR. publicado el 19/09/22 - No Local
La guerra de Ucrania resumida. publicado el 18/09/22 - No Local - 1 commentario
Se ha cruzado el Rubicon publicado el 14/09/22 - No Local
Argentina: Islas bajo fuego politico-empresarial! publicado el 19/08/22 - No Local
La Corte Suprema contra el clima publicado el 18/07/22 - No Local
Glosario de la Justicia Climática publicado el 12/07/22 - No Local
México Monterrey: Cooperativismo Autogestionario publicado el 05/07/22 - No Local
Libro (PDF): Vuelta a la Autonomìa publicado el 05/07/22 - No Local
Lo que nos dicen los tiroteos masivos en EE.UU. publicado el 07/06/22 - No Local
No queremos sus guerras, pero el militarismo es la base del sistema actual publicado el 25/02/22 - No Local - 1 commentario
Entrevista: Protestango publicado el 23/02/22 - No Local
Licencia, libertad y vacunación publicado el 30/12/21 - No Local
«Escritos libertarios» de Georges Brassens publicado el 20/10/21 - No Local
PÁREN YA LA MASACRE EN COLOMBIA! publicado el 04/05/21 - No Local

1 | 2

CARTA ABIERTA para Haiti publicado el 26/09/22 - Comunicados
Comunicado 2022 Salud Yukpa publicado el 13/09/22 - Comunicados
*#BrettziMateran* tiene SEIS DÍAS DESAPARECIDA. publicado el 25/08/22 - Comunicados - 1 commentario
Comunicado OEP en defensa de la isla La Tortuga publicado el 02/08/22 - Comunicados
Encuentros Antiautoritarios Descentralizados publicado el 24/05/22 - Comunicados - 1 commentario
7 años desaparecidos publicado el 28/02/22 - Comunicados
La FAI ante la escalada militar en Ucrania publicado el 22/02/22 - Comunicados
URGENTE: Corre peligro la vida de Rosa Mota publicado el 09/02/22 - Comunicados
Denuncia Publica a la Comunidad Nacional E Internacional publicado el 04/02/22 - Comunicados
Un llamado de un luchador a la clase obrera petrolera publicado el 17/01/22 - Comunicados
¡Libertad Para Igor Kuznetsov Y Sus Compañeros! publicado el 18/12/21 - Comunicados
7mo. FESTIVAL DE ARTES LIBRES LUNA LLENA publicado el 14/09/21 - Comunicados
LANZAMOS ESTA BOTELLA AL MAR publicado el 20/07/21 - Comunicados
El Estado reprime nuevamente la lucha anarcosindical publicado el 17/07/21 - Comunicados
No a la guerra en Palestina publicado el 23/05/21 - Comunicados
Manifiesto para el 1º de Mayo 2021 publicado el 15/04/21 - Comunicados

1 | 2

Lo que traen las arenas del sur del Orinoco publicado el 09/11/22 - En la web
Venezuela en tiempos de Cambio Climático publicado el 03/07/22 - En la web
Sentidos e imaginación en la ecología política ante el colapso civilizatorio publicado el 18/06/22 - En la web - 1 commentario
La estéril ilusión del cambio por arriba publicado el 15/06/22 - En la web
Ricardo Flores Magón, sembrador de insurrecciones publicado el 12/06/22 - En la web
Asi se dio por fin el ESA III publicado el 12/04/22 - En la web
La disputa sobre quièn nos alimenta publicado el 17/02/22 - En la web
II versión del curso de pedagogía anarquista. publicado el 15/02/22 - En la web
Acerca de las luchas proletarias en Argentina publicado el 16/01/22 - En la web
Repertorio por las Artes de circo en Venezuela publicado el 28/12/21 - En la web
El extractivismo amenaza a las montañas de Venezuela publicado el 13/12/21 - En la web
Lucha de clases y Anarquismo publicado el 09/12/21 - En la web
ENTRE OLIGARQUÍAS, ALGO LLAMADO EL PUEBLO CUBANO publicado el 29/09/21 - En la web
EL DESEMBARCO publicado el 23/07/21 - En la web
La Travesía por la Vida: ¿A QUÉ VAMOS? publicado el 23/07/21 - En la web
Remodelación del espacio La Libertaria publicado el 30/04/21 - En la web
Remodélation de l’espace La Libertaria publicado el 30/04/21 - En la web
Convocatoria Abierta: III Festival El Grito publicado el 07/03/21 - En la web

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8

Venezuela: sin planes de contingencia frente a lluvias torrenciales y el cambio climático
publicado el 25/10/22 par OEP Venezuela Palabras-claves  Caracas  Ecología   Política   Venezuela  Reflexión / Análisis 


Más de cincuenta cuerpos han sido recuperados del fatal deslave en Las Tejerías, estado Aragua, según datos oficiales, y otras 8 personas se encuentran aún desaparecidas. La magnitud de esta dolorosa tragedia debería estimular en nosotros dos preguntas urgentes sobre lo sucedido y sobre nuestro futuro ante la crisis climática. ¿La tragedia de Las Tejerías fue un desastre natural imprevisible, o pudo haberse evitado? Y dadas las crecientes inundaciones en Venezuela, asociadas también a los desbarajustes del cambio climático, ¿qué podemos hacer para afrontar los futuros escenarios?

Se torna muy fácil culpar a la naturaleza, o adjudicar todo al cambio climático por tragedias en las que en realidad las instituciones nacionales y otros factores humanos pudieron haber hecho una gran diferencia, incluso previniendo la peor parte.

No se trata de imaginarnos capaces de controlarlo todo, sino de reconocer nuestra incidencia y capacidad de acción ante los problemas ambientales. La peor actitud posible ante la crisis ambiental y climática es suponer que, ante un problema tan grande, no hay nada que podamos hacer.

Lo que nos debería quedar claro es que Venezuela necesita con urgencia un amplio debate nacional sobre cuáles son las causas de estos eventos y la necesidad de una nueva gestión de riesgos y desastres en los escenarios posibles.

No son sólo ‘desastres naturales’: reconocer las causas humanas en estos eventos

Llamar a lo sucedido en Las Tejerías un “desastre natural”, sin más, no nos permite entender el problema, y evita también hablar de responsabilidades humanas y políticas en estos hechos. La alteración del régimen natural de perturbaciones en las cuencas hidrográficas, como este, o los referidos a la Costa Oriental del Lago de Maracaibo o las inundaciones que se desarrollan en varias regiones del país, no deben ser sólo atribuidos a lluvias torrenciales o fenómenos como la Niña o el Niño (de ocurrencia periódica pero cada vez más intensa), sino que también se combinan con los impactos que generan actividades humanas, que van desde la creciente intervención que ejercemos sobre la naturaleza hasta la omisión de medidas oportunas de prevención y mitigación de los desastres por parte de las autoridades nacionales.

¿A qué nos referimos con los impactos y la intervención humana sobre la naturaleza? Por ejemplo, problemas como la deforestación de las cuencas altas, la destrucción de las zonas de ribera (tanto de taludes como de selvas ribereñas) y la canalización de ríos tienen una relación directa con la intensificación de inundaciones y también de sus efectos. Es importante resaltar que estos procesos de deforestación vienen creciendo en el país por el aumento descontrolado de la frontera agrícola, minera y extracción de madera, entre otras. Por otro lado, está también la construcción de edificaciones ubicadas en zonas de riesgo (como las planicies de inundación), lo cual es un factor que expone a una mayor proporción de población a vivir en situación de vulnerabilidad. En última instancia, es el propio modelo de sociedad que hemos sostenido el que está vulnerando los ecosistemas, potenciando los riesgos para la vida en ellos.

Pero a esto hay que sumarle una política negligente del Estado venezolano en materia de prevención, en la medida en la que, con notable indolencia, no se prepara al país para eventos como estos ni se atacan los factores mencionados que incrementan la vulnerabilidad de la población. En Venezuela existe una notable ausencia y disposición de datos e información climática actualizada. Así, la brecha de información climática y socioambiental estriba en la disposición y actualización de:

Estadísticas públicas de la red pluviométrica y otros datos hidrometeorológicos;
Mapas de amenazas y riesgos en las comunidades;
Sistema de alertas tempranas;
Información pública de planes de evacuación en situaciones de emergencia;
Educación para la gestión y prevención de riesgos y desastres.

Desde el año 2021 se decretó el estado de emergencia en 11 estados del país y por 90 días, pero el clima no se decreta y se han sucedido temporadas de lluvias torrenciales e inundaciones en varias regiones hasta la fecha. Ante la ocurrencia de lluvias extraordinarias, ¿había planes de contingencia previos para zonas de alto riesgo, fueron desplegados adecuadamente? Si estos planes existen ¿qué simulacros de desalojo se realizaron, qué información se le proporcionó a la población con antelación? ¿Cómo podrían haberse mitigado esos factores de riesgo?

A este respecto debe señalarse que existen las siguientes disposiciones legales: decreto Nº 1.257 – Normas sobre evaluación ambiental de actividades susceptibles de degradar el ambiente, el Plan Nacional del Ambiente, la Ley Orgánica del Ambiente y el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030. El caso de Las Tejerías no es solo una tragedia climática sino también una de planificación y gestión de riesgos.

Además, como hemos insistido en varias comunicaciones, no se están tomando medidas urgentes y efectivas para afrontar la problemática del cambio climático, un asunto que es hoy central y que amerita toda la atención y la voluntad social y política para afrontarlo.

Las condiciones de vulnerabilidad a inundaciones para el país no son las mismas de antes, ni volverán a serlo, en parte debido precisamente a los efectos impredecibles del cambio climático. En ese sentido, no habrá nada de “natural” o “ineludible” en las tragedias que sucedan por no tomar medidas de prevención ante la situación cambiante que se nos viene. Aquí no vale el adagio de que “lo que será, será”.

Una nueva gestión de riesgos y desastres para los tiempos del cambio climático

Ante los escenarios cada vez más frecuentes de desastres en nuestro país, requerimos con urgencia una gestión socioambiental que tome en consideración los riesgos que ya tenemos y que actúe para evitar aumentarlos. Para ello la población venezolana debería contar con el acceso público, gratuito y permanente de

Datos e información climática del territorio
Mapas de riesgos
Sistemas de alerta temprana y su monitoreo
Evaluación de la situación de riesgo en los asentamientos poblacionales y áreas agrícolas
Orientar la construcción de infraestructura, soluciones habitacionales y zonas de producción agrícola adaptadas a las nuevas condiciones climáticas y de sostenibilidad
Planes públicos de adaptación y mitigación a nivel municipal y estadal

La mayor y más duradera contribución que Venezuela podría hacer para prevenir tragedias como las ocurridas recientemente sería disminuir progresivamente su contribución al cambio climático, y promover estas acciones en el campo internacional. Esto no aseguraría el éxito, por supuesto, porque el problema no depende sólo de nosotros. Pero evadir nuestra responsabilidad ante la crisis climática o asumir una incapacidad gubernamental, implica resignarnos a un futuro incierto donde la gestión de riesgos será cada vez más difícil y los recursos para esta aún menores.

Cabe destacar que los compromisos nacionales frente a la crisis climática son insuficientes y no hay estadísticas oficiales de acceso público. Mientras tanto las personas más vulnerables y segregadas en términos étnicos, de clase y género, así como el conjunto de seres no-humanos, padecen las peores consecuencias.

No deja de ser irónico que autoridades nacionales de un país petro-adicto y promotor del Arco Minero del Orinoco, aludan al cambio climático para exculparse por desastres como este. En especial cuando, lejos de proponer alternativas a nuestra dependencia, se empeñan en maximizar la explotación de combustibles fósiles y la devastación de la naturaleza.

Dar respuesta al problema de la crisis climática y los problemas de vulnerabilidad ambiental a escala local no está en oposición, todo lo contrario, es crucial responder a esta problemática de forma integrada. Los mismos indicadores que alimentarán sistemas locales de alerta temprana y permitirían prevenir tragedias, son los que se agregarían para medir el impacto del cambio climático a escala nacional. El mismo esfuerzo de zonificación que prevendría los riesgos del cambio climático sirve para prever los riesgos de siempre. La misma reforestación que prevendría deslaves en una comunidad, contribuiría a la reducción de carbono atmosférico en general. Dicho de otra manera, la necesidad de respuesta ante la crisis climática nos abre una ventana para lidiar, simultáneamente, con la larga historia de injusticias ambientales en Venezuela. ¿Asumiremos el reto?

Por un cambio de paradigmas, una nueva relación armoniosa con la naturaleza

Lo humano, lo atmosférico, lo agrícola, lo urbano, y lo industrial forman parte de los ecosistemas; no se pueden segregar unos de otros. Reconocer la naturaleza recíproca de estas relaciones es esencial para poder mantener armonía entre sus elementos. Insistir en una actitud antropocéntrica y confrontacional con la naturaleza es precisamente lo que nos imposibilita lidiar con el colapso que estamos causando, del cual esta tragedia es un síntoma. Hoy más que nunca nos urge como sociedad cambiar la manera en que nos relacionamos con la naturaleza y replantear el modelo de desarrollo imperante, que ni es sostenible ni compatible con la trama de la vida. Debemos actuar por el país y por el planeta, todavía estamos a tiempo.


publicado el 25 de octubre de 2022  par OEP Venezuela  Alertar el colectivo de moderación a proposito de la publicación de este articulo. Imprimir el articulo
Lista de los documentos ligados à la contribución
comunicado1-e166(...).jpg

Comentarios
  • Ningun comentario

Advertencia


Comentarios moderados a priori

Los comentarios de este articulo estan moderados a priori : su contribución solo aparecera despues de haber sido validad por un(a) miembro del colectivo.

Introduce su comentario

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

www.indymedia.org
africa
Ambazonia Canarias estrecho / madiaq Kenya Nigeria South Africa
canada
London, Ontario Maritimes Montreal Ontario Ottawa Quebec Thunder Bay Vancouver Victoria Windsor
east asia
burma Jakarta Japan Korea Manila QC Saint-Petersburg
europe
Abruzzo Alacant Andorra Antwerpen Armenia Athens Austria Barcelona Belarus Belgium belgrade Bristol Brussels Bulgaria Calabria Croatia Cyprus emilia-romagna estrecho / madiaq Euskal Herria Galiza Germany grenoble Hungary Ireland Istanbul Italy La Plana Liege liguria Lille linksunten lombardia London Madrid Malta Marseille Nantes Napoli Netherlands Nice Northern England Norway Nottingham Oost-Vlaanderen Paris/Île-de-France Patras Piemonte Poland Portugal Roma Romania Russia Sardegna Scotland Sverige Switzerland Torun Toscana Toulouse Ukraine United Kingdom Valencia
latin america
Argentina Bolivia Chiapas Chile Chile Sur CMI Brasil CMI Sucre Colombia Ecuador Mexico Peru Puerto Rico Qollasuyu Rosario santiago Tijuana Uruguay Valparaiso Venezuela
oceania
Aotearoa Brisbane burma darwin Jakarta Manila Melbourne Perth QC Sydney
south asia
India Mumbai
united states
Arizona Arkansas Asheville Atlanta Austin Austin Indymedia Baltimore Big Muddy Binghamton Boston Buffalo Charlottesville Chicago Cleveland Colorado Columbus DC Hawaii Houston Hudson Mohawk Kansas City LA Madison Maine Miami Michigan Milwaukee Minneapolis/St. Paul New Hampshire New Jersey New Mexico New Orleans North Carolina North Texas NYC Oklahoma Philadelphia Pittsburgh Portland Richmond Rochester Rogue Valley Saint Louis San Diego San Francisco San Francisco Bay Area Santa Barbara Santa Cruz, CA Sarasota Seattle Tampa Bay Tennessee Urbana-Champaign Vermont Western Mass Worcester
west asia
Armenia Beirut Israel Palestine
process
FBI/Legal Updates Mailing Lists Process & IMC Docs Tech Volunteer
projects
Print Radio Satellite TV Video
regions
United States
topics
Biotech

copyleft Indymédia (Independent Média Center).Salvo el caso del cual un autor ha formulado un aviso contrario, los documentos del sitio son libres de derechos para la copia, la impresión, la edición, etc, para toda publicación sobre la red o sobre cualquier otro soporte, con la condición que esta utilización sea NO COMERCIAL. Indymedia Venezuela Centro no se hace responsable por las opiniones emitidas por colaboradores

RSS articulosRSS articulos |  Sitio realizado con spip 3.2.11
Top