Deprecated: Unparenthesized `a ? b : c ? d : e` is deprecated. Use either `(a ? b : c) ? d : e` or `a ? b : (c ? d : e)` in /htdocs/indymedia-venezuela.contrapoder.org/ecrire/inc/utils.php on line 2697
Centro de Medios Independientes de Venezuela - Venezuela : Un país en la vida de Víctor Martínez
RSS articles
Deutsch  | 
English  | 
Español  | 
Euskara  | 
Français  | 
Twuitazo en defensa de Guillermo Zarraga posté le 22/09/21 - Local
Desde el conuco// Café en Jícara posté le 20/07/21 - Local
El poder constituyente y su aplicacion posté le 14/05/21 - Local
Venezuela : Ha fallecido el compañero Nelson Mendez por Covid-19 posté le 05/05/21 - Local - 2 commentaires
Desde el conuco / La pátria eres tú posté le 15/04/21 - Local
Desde el conuco / La Revolución del trabajo posté le 31/03/21 - Local
LA MANIPULACIÓN AL EXTREMO posté le 29/03/21 - Local
Desde el conuco / Liberación vs. Estado posté le 23/03/21 - Local
El valor de los que se quedaron posté le 07/03/21 - Local
La comuna que quiero. posté le 06/03/21 - Local
QUE HACER DESPUES DEL ENCUENTRO CAMPESINO posté le 27/02/21 - Local
La deforestación exponencial posté le 13/02/21 - Local

1 | 2

PÁREN YA LA MASACRE EN COLOMBIA ! posté le 04/05/21 - No Local
¿Y si decidimos no ser cómplices ? posté le 09/04/21 - No Local
Potencia y proyección del pensamiento propio posté le 12/02/21 - No Local
ESQUINA DE LA DESCOLONIZACIÓN "TATO QUIÑONES" posté le 28/11/20 - No Local
Marxismo y religion posté le 12/10/20 - No Local
Tu amigo Trump posté le 11/09/20 - No Local
Autopsia de un policía posté le 04/06/20 - No Local
Una solución anarquista al calentamiento global posté le 24/03/20 - No Local

1 | 2

7mo. FESTIVAL DE ARTES LIBRES LUNA LLENA posté le 14/09/21 - Comunicados
LANZAMOS ESTA BOTELLA AL MAR posté le 20/07/21 - Comunicados
El Estado reprime nuevamente la lucha anarcosindical posté le 17/07/21 - Comunicados
No a la guerra en Palestina posté le 23/05/21 - Comunicados
Manifiesto para el 1º de Mayo 2021 posté le 15/04/21 - Comunicados
Primera Parte : UNA DECLARACIÓN… POR LA VIDA posté le 02/01/21 - Comunicados
Nosotros los verdes, nosotros los anarquistas posté le 07/12/20 - Comunicados
POR LA VIDA Y CONTRA EL DINERO. posté le 25/11/20 - Comunicados
Comunicado en rechazo a la Ley Antibloqueo posté le 22/10/20 - Comunicados
No pararemos hasta lograr justicia posté le 27/08/20 - Comunicados
Gritos de la Amazonía por la Vida posté le 21/07/20 - Comunicados
La pandemia y el genocidio posté le 15/05/20 - Comunicados
Unir esfuerzos para superar la pandemia en Venezuela posté le 06/04/20 - Comunicados

1 | 2

EL DESEMBARCO posté le 23/07/21 - En la web
La Travesía por la Vida : ¿A QUÉ VAMOS ? posté le 23/07/21 - En la web
Remodelación del espacio La Libertaria posté le 30/04/21 - En la web
Remodélation de l’espace La Libertaria posté le 30/04/21 - En la web
Convocatoria Abierta : III Festival El Grito posté le 07/03/21 - En la web
La Libertaria nunca para, ni por la pandemia posté le 26/01/21 - En la web
Proyecto Aliadas posté le 20/11/20 - En la web
LUCHA FEMENINA Y RELACIONES DE PODER posté le 22/07/20 - En la web
REVUE : PLANÈTE POPULAIRE posté le 12/07/20 - En la web
Protesta en la Guajira deja una mujer wayuu herida posté le 14/04/20 - En la web
Crónicas Extractivas al Sur del Orinoco posté le 10/04/20 - En la web
Purga en PDVSA posté le 10/03/20 - En la web
¡Chelsea Manning no puede ser olvidada ! posté le 25/12/19 - En la web

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7

Venezuela : Un país en la vida de Víctor Martínez
posté le 15/06/20 Mots-clés  Barquisimeto  Derechos Humanos  Venezuela  Reflexión / Análisis 

Venezuela es la historia de un país petrolero seducido por el verbo redentor de Hugo Chávez y luego víctima, hasta las lágrimas, de su apetito de dominio. Pocos como Víctor Martínez le pusieron un rostro al viaje del anti-heroe al cadalso.

Pocas personas sintetizan en su propia vida la historia del país que los vio nacer. Víctor Martínez, quien acaba de perder su duelo con el cáncer en la ciudad de Barquisimeto, resumió en primera persona el devenir contemporáneo venezolano : La de un pueblo que se enamoró perdidamente de la promesa bolivariana para luego decepcionarse hasta la tragedia. Un 26 de noviembre Víctor, un fortachón de casi dos metros, diría entre lágrimas : “La revolución que ayudé a llegar al poder fue la que me mató a mi hijo”. Luego de estar hospitalizado durante 7 días, con las carencias propias de una emergencia humanitaria compleja, alzó vuelo sin conocer la justicia en el asesinato, cuya autoría intelectual siempre señaló a sus antiguos compañeros de partido.

A diferencia de Colombia, la violencia en Venezuela no es política sino social. El sicariato por diferencias ideológicas es rarísimo, pero las cifras de homicidios por otras razones, según el Observatorio Venezolano de Violencia, sumaron 16.506 muertos ocurridos en el país en 2019. Por eso cuando recibimos la llamada, a finales de noviembre del año 2009, para informarnos de que un defensor de derechos humanos había sido asesinado por encargo, todas las alarmas se encendieron.

Se trataba de Mijaíl Martínez, un joven documentalista de 24 años vinculado al Comité de Víctimas Contra la Impunidad del estado Lara (Covicil), un nucleamiento de familiares de abuso policial que venían señalando la responsabilidad de las máximas autoridades regionales en lo que se había convertido en una banda de uniformados que, con la tolerancia del poder, secuestraban, extorsionaban y asesinaban.

La sensibilidad de Mijaíl venía de familia, pues era hijo de Víctor Martínez, un carismático luchador social de la entidad, fundador de decenas de organizaciones populares, entre ellas el propio chavismo, hombre de medios y antiguo diputado a la Asamblea Legislativa del Estado Lara. El secreto a voces, en una región caracterizada por su musicalidad oral, era que al hijo lo habían matado para callar al padre, cuyo verbo encendido le había granjeado el apodo de “Dinamita Martínez”. Interesarse en el caso de Mijaíl era, necesariamente, conocer las luchas en las que estaba involucrado Víctor.

En una metáfora del acelerado paso de la Venezuela rural a la urbana, de la hacienda de café al campo petrolero, Víctor Martínez había nacido en una familia humilde llanera de Guanarito, Estado Portuguesa, a quien el deseo de probar algo de modernidad los sedujo a desplazarse hasta Barquisimeto, donde como muchos otros ocuparon un terreno baldío para plantar sus láminas de zinc en la tierra, para esperar como frutos tejas rojas y ladrillos. Aquella experiencia en la escasez estimuló en Víctor la solidaridad hacia los más vulnerables, en una búsqueda personal que lo cruzó con todas las iniciativas redentoras que encontró, desde la Juventud Obrera Católica, pasando por el Partido de la Revolución Venezolana (PRV) de Douglas Bravo y, finalmente, en el chavismo.

Cuando nadie apostaba un bolívar por alguien llamado Hugo Chávez, Víctor Martínez empeñó su propia casa para financiar la insurrección cívico-militar que, según, lo sacaría de la cárcel y lo llevaría al Palacio de Miraflores, a finales de 1992, navidades que pasaría Víctor en prisión. Fue en esa vivienda construida desde cero en una invasión, empeñada para financiar la subversión y vuelta a recuperar, donde Hugo Chávez, durante las austeras giras de fundación del Movimiento V República, dormiría en 7 oportunidades. Y al frente de esa casa asesinarían a Mijaíl Martínez.

Cuando Hugo Chávez gana las elecciones de finales de 1998, Víctor confiaba que todo por lo que había luchado se transformaría en realidad, ese paraíso en la tierra donde las personas tendrían la misma oportunidad para ser iguales. Primero por el MVR y luego por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) fue electo diputado a la Asamblea Legislativa del estado Lara, entre los años 2000 a 2008. Pero para quien era un hombre de una sola palabra, la distancia entre el discurso y los hechos comenzó a pesarle rápidamente.

Víctor comenzó a descubrir que sus camaradas del partido estaban usando el poder para enriquecerse, desviaciones que pensaba podían corregirse desde dentro. Por eso formó parte de varias Comisiones de Investigación dentro del Consejo Legislativo del estado Lara (Clel) para documentar y denunciar la corrupción. Los informes hablaban de reventa de los alimentos a precio controlado de la red Mercal de la ciudad, pero también de la creación de organismos de seguridad, paralelos y privados, dentro de la propia gobernación. Las evidencias recolectadas y las denuncias en las reuniones del partido y los medios regionales no tenían consecuencias. Víctor pensó, como lo hacía casi todo el mundo en la época, que Hugo Chávez “no sabía”. Y cuando le informó, personalmente, los nombres y apellidos de los involucrados finalmente logró una reacción : Que lo inhabilitaran políticamente, para no permitirle que ejerciera otros cargos de elección popular, y que lo expulsaran del partido.

Víctor pasó a acompañar a las víctimas de los grupos de la “policía privada” amparada por la gobernación. En uno de sus programas en la televisión regional Víctor los entrevista y, al aire, les recomienda que se organicen como un “Comité de Víctimas”. Así nació el Covicil. Víctor, una suerte de “padrino” de los mártires de abuso de poder, pronto se convertiría en uno.

Con el guayabo de los desenamorados, Víctor aireaba con pelos y señales la responsabilidad del gobernador del Estado Lara y el Comandante de la Policía regional en los desmanes que ocurrían en la capital crepuscular. El 26 de noviembre de 2009 tres personas asesinaron a Mijaíl, sin robarle nada y dejando intacta la camioneta que, frente a su residencia, tenía las llaves dentro del encendedor. El Chávez locuaz que todos recordamos, no dijo nada sobre el asesinato de aquel adolescente que junto a su padre lo había visitado varias veces durante su prisión en Yare en 1993. Sus antiguos camaradas dejaron de contestar sus llamadas telefónicas.

Víctor, al igual que otros familiares de víctimas, se enfrentaba solo al laberinto de la impunidad. “Dinamita Martínez” era reconocido como un hombre honesto. Durante sus años de diputado también encabezó la Comisión Legislativa que promovió la ley para proteger el Ágave y sus productos derivados, lo que abrió las puertas para la despenalización de la producción artesanal de Cocuy, un licor destilado popular en los estados Lara y Falcón. Por este tipo de detalles era apreciado por la gente común, que le gritaba para saludarlo “¡Ese guaro pelao !”.

Aquella cercanía le permitió tejer su propia red informal de información para asumir personalmente la investigación sobre los autores materiales del asesinato de su hijo. Y fue gracias a la “inteligencia social”, como él la llamaba, y a su propia osadía que finalmente pudo señalar el paradero de dos de los sicarios a la policía regional durante los días de Henri Falcón, el nuevo gobernador de la entidad que también se había alejado del chavismo.

Hay quien piensa que el dolor por el asesinato de Mijaíl fue lo que generó las condiciones para la aparición del cáncer en su padre. Y a diferencia de Hugo Chávez, que pudo escoger el país y los médicos para tratarse, Víctor comenzó la penitencia de todos los pacientes oncológicos venezolanos por el sistema sanitario público, en hospitales sin medicinas ni insumos, donde buena parte de sus médicos especializados han abandonado el país como migrantes forzados. Dejó de ser el corpulento que era y, como muchos de sus paisanos, el físico de Víctor había disminuido -Caritas informa que sus beneficiarios han perdido 10 kilos de masa corporal en promedio-, pero su espíritu continuaba intacto : Era parte de los animadores de la Red de Derechos Humanos del Estado Lara, azuzando las protestas de pacientes oncológicos, y de otras enfermedades, por su derecho a la salud.

La muerte de Víctor recuerda dolorosamente, a todos a quienes lo conocimos, aquella frase de Albert Camus : “A decir verdad, todavía no hemos salido de la humillación. Pero el mundo gira, la historia cambia y un tiempo se acerca, de ello estoy seguro, en que ya no estaremos solos”.

Por ahora nos acompaña el recuerdo de la vitalidad de una persona que, a pesar de todos los desencantos, nunca dejó que le arrebataran la alegría de estar junto con otros para hacer más grande la esperanza. Un sentimiento que, somos testigos, a pesar de todo y contra casi todos, albergan hoy muchos venezolanos. Que la tierra te sea leve guaro. pelao.


posté le 15 juin 2020 Alerter le collectif de modération à propos de la publication de cet article. Imprimer l'article
Liste des documents liés à la contribution
victorymijailmar(...).jpg

Commentaires
  • Aucun commentaire

Avertissement


Commentaires modérés à priori

Les commentaires de cet article sont modéré à priori : votre contribution n'apparaîtra qu'aprè;s avoir été validée par un membre du collectif.

Saisissez votre commentaire

Pour créer des paragraphes, laissez simplement des lignes vides.


copyleft Copyleft Indymédia (Independent Média Center). Sauf au cas où un auteur ait formulé un avis contraire, les documents du site sont libres de droits pour la copie, l'impression, l'édition, etc, pour toute publication sur le net ou sur tout autre support, à condition que cette utilisation soit NON COMMERCIALE.

RSS articlesRSS articles |  Site réalisé avec spip 3.2.0 [23778]
Top