RSS articulos
Deutsch  | 
English  | 
Español  | 
Euskara  | 
Français  | 
Información sobre el Corona Virus publicado el 18/03/20 - Local
Una mirada ecofeminista sobre los feminicidios publicado el 08/03/20 - Local
¿CUÁL SOCIALISMO, CUÁL REVOLUCIÓN? publicado el 05/03/20 - Local
En Venezuela no hemos superado el 27-F publicado el 01/03/20 - Local
A 5 años de la desaparición de Alcedo Mora publicado el 28/02/20 - Local
Mara y Guajira. Zona de sacrificio publicado el 25/02/20 - Local
La tortura en Venezuela - Informe 2019 publicado el 28/01/20 - Local
El Petro de Maduro: Siete hechos y una farsa publicado el 26/01/20 - Local
Campaña #Liberen A Rodney Álvarez publicado el 04/12/19 - Local
Le Venezuela dystopique publicado el 02/10/19 - Local

1 | 2

Una solución anarquista al calentamiento global publicado el 24/03/20 - No Local
La oxigenación libertaria publicado el 08/01/20 - No Local
1999-2019: 20 años de Indymedia, crónica y balance publicado el 25/12/19 - No Local
Francia: contundente huelga general publicado el 15/12/19 - No Local
Panorama mundial: Transición hacia una interrogante publicado el 15/12/19 - No Local
COOPERATIVA PANADERA PANCLETA publicado el 10/12/19 - No Local
Comunidad kolla de Jujuy resiste intento de desalojo publicado el 03/12/19 - No Local
El mundo de abajo crece en silencio publicado el 12/11/19 - No Local
Gert Postel y su comportamiento cuestionable publicado el 24/09/19 - No Local
¡Aquí es Serbia! publicado el 22/09/19 - No Local
La reinsurgencia de la FARC disidente publicado el 18/09/19 - No Local
Francia: L@s anarquistas frente al antisemitismo publicado el 07/08/19 - No Local
Pumé.Cortometraje publicado el 17/06/19 - No Local
Ayuda para la gira de Mar de Rabia en Europa publicado el 17/06/19 - No Local
Sobre la peligrosidad del militarismo publicado el 11/06/19 - No Local
America latina: Nuestrio Problema publicado el 05/06/19 - No Local
PALESTINA Y LA NUEVA VERDAD DEVELADA DEL SIONISMO publicado el 04/06/19 - No Local
Introducción a "Revolución o Colapso". publicado el 03/06/19 - No Local
Una alerta tardía...pero alerta al fin publicado el 27/05/19 - No Local
¡Cuidado con el ecologismo de Estado! publicado el 13/04/19 - No Local
El capitalismo, hijo bastardo del militarismo publicado el 23/03/19 - No Local
Solidaridad con Andromeda publicado el 21/03/19 - No Local
¿Inocente? publicado el 12/03/19 - No Local
Manifiesto por la Huelga Feminista del 8 de Marzo publicado el 04/02/19 - No Local
Rubén Blades: Sobre Venezuela, 31 de enero, 2019 publicado el 04/02/19 - No Local
Ecuador: Los tres asesinos de Diana publicado el 25/01/19 - No Local

1 | 2

Carta abierta a Rodney Álvarez, preso político obrero publicado el 27/10/19 - Comunicados
Comunicado anarquista contra la devastación climática publicado el 18/09/19 - Comunicados
Comunicado del CCRI-CG del EZLN. Y ROMPIMOS EL CERCO. publicado el 09/09/19 - Comunicados
364 por una Democracia Desobediente publicado el 12/08/19 - Comunicados
Nace la Federación Anarquista Santiago publicado el 30/07/19 - Comunicados
Ante los crímenes del Estado venezolano. publicado el 21/07/19 - Comunicados
Comunicado publicado el 15/05/19 - Comunicados
Solidaridad con l@s trabajador@s de Venezuela publicado el 07/04/19 - Comunicados
Llamado a la solidaridad con el pueblo venezolano publicado el 01/02/19 - Comunicados
Segundo llamado desde la comunidad indígena de Kanaimö publicado el 14/12/18 - Comunicados
Comunicado de la Familia de Santiago Maldonado. 21/10 publicado el 22/10/17 - Comunicados
Purga en PDVSA publicado el 10/03/20 - En la web
¡Chelsea Manning no puede ser olvidada! publicado el 25/12/19 - En la web
CARTA A UN(A) CHILENO(A) SOBRE LA SITUACIÓN ACTUAL publicado el 11/11/19 - En la web
Red Cecosesola: Activos en YouTube publicado el 02/11/19 - En la web
Campaña de solidaridad por Rodney Álvarez publicado el 03/09/19 - En la web
Encuentro Social Alternativo III publicado el 27/08/19 - En la web
Ola Bini arrestado en Ecuador publicado el 08/08/19 - En la web
La Piedra Kueka sigue sin regresar a Venezuela publicado el 16/07/19 - En la web
¡APLASTÉMOSLE LA CABEZA! publicado el 01/07/19 - En la web
La situación vulnerable del jaguar en Venezuela publicado el 28/06/19 - En la web
«Todo enemigo se presume culpable» publicado el 23/05/19 - En la web
Guerra de Clases 09/2019: “Chalecos amarillos” publicado el 16/05/19 - En la web
30A en datos: ¿qué pasó en Venezuela? publicado el 03/05/19 - En la web

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7

Sobreviviendo al virus: Una guía anarquista de acción para tiempos de pandemia
publicado el 22/03/20 par CrimethInc Palabras-claves  Mundo  Anarquismo  Movimientos Sociales   Salud  Reflexión / Análisis 

La pandemia no pasará en las próximas semanas. Incluso si las medidas estrictas de contención logran reducir la cantidad de infecciones al de hace un mes, el virus puede propagarse nuevamente de manera exponencial tan pronto como se suspendan las medidas. Es probable que la situación actual dure meses: toques de queda y cuarentenas inconsistentes, condiciones cada vez más desesperadas, aunque esto ciertamente cambiará de forma en algún momento cuando las tensiones hiervan. Para prepararnos para este momento, protejámonos de la amenaza del virus, pensemos en los problemas de riesgo y seguridad que nos trae la pandemia, y enfrentemos las desastrosas consecuencias de un orden social que nunca fue diseñado para preservar nuestro bienestar.

Este texto ofrece consejos médicos para tratar el virus. Se recalca la importancia del apoyo mutuo. Para una lista de iniciativas de apoyo mutuo en los EE. UU. ver https://itsgoingdown.org/autonomous-groups-are-mobilizing-mutual-aid-initiatives-to-combat-the-coronavirus, y en Alemania https://listling.org/lists/pwfjfkpjmesjjinm/solidarische-nachbarschaftshilfe.

Sobrevivir al virus

Los conocidos modelos anarquistas de organización y seguridad tienen mucho que ofrecer cuando se trata de sobrevivir a la pandemia y al pánico que está causando.

* Forme un grupo de afinidad

La perspectiva de la cuarentena nos dice mucho sobre cómo ya estamos viviendo. Las personas que viven en familias unidas o en casas colectivas saludables están mucho mejor que las que viven en matrimonios rotos y las que viven solas en casas grandes y vacías. Este es un buen recordatorio de lo que realmente importa en la vida. A pesar de los modelos de seguridad representados por el sueño burgués de la propiedad de una familia nuclear y la política exterior estadounidense que lo refleja, la unidad y la atención son mucho más importantes que el tipo de seguridad que depende de aislarse al mundo entero.

"Distancia social" no debe significar aislamiento total. Ya no estamos seguros si nuestra sociedad se reduce a muchos individuos atomizados. Esto no nos protegería del virus, ni del estrés de esta situación, ni de las garras del poder que los capitalistas y los burócratas estatales están preparando. Por mucho que los ancianos estén en mayor riesgo con el virus, por ejemplo, los ancianos ya están peligrosamente aislados en esta sociedad; cortarlos de todo contacto con otras personas no preservará su salud física o mental, es simplemente genocida. Todos necesitamos ser parte de grupos unidos para maximizar nuestra seguridad y nuestra capacidad colectiva de disfrutar la vida y actuar.

Elija un grupo de personas en las que confíe, preferiblemente personas con quienes comparte la vida diaria, con factores de riesgo y niveles de tolerancia al riesgo similares. Para sobrevivir al virus, este es su grupo de afinidad, el principio básico de la organización anarquista descentralizada. No necesariamente tienen que vivir en la misma casa; Lo importante es que se pueden reducir los factores de riesgo a los riesgos que todos comparten y se sientan cómodos. Si su grupo es muy pequeño, estará aislado, y eso será un problema, especialmente si alguien se enferma. Si su grupo es muy grande, corre un riesgo innecesario de infección.

Hablen entre sí hasta que alcancen un conjunto de expectativas compartidas sobre cómo se involucrarán con el riesgo de contagio. Puede ser cualquier cosa, desde el aislamiento físico total hasta recordar usar desinfectante para manos después de tocar superficies en público. Dentro de su grupo, siempre y cuando nadie tenga el virus, aún puede abrazar, besar, preparar alimentos juntos, tocar las mismas superficies, siempre y cuando esté de acuerdo con el nivel de riesgo que colectivamente están listos para tolerar y comunicarse cuando aparece un nuevo factor de riesgo.

Esto es lo que los anarquistas llamamos una cultura de seguridad: la práctica de establecer un conjunto de expectativas y prácticas compartidas para minimizar los riesgos. Cuando tratamos con la represión policial y la vigilancia estatal, nos protegemos compartiendo información según sea necesario. Cuando tratamos con un virus, nos protegemos controlando los vectores por los cuales se pueden propagar los contagios.

Nunca es posible evitar los riesgos por completo. El objetivo es determinar con qué riesgo se siente cómodo y comportarse de manera que, si algo sale mal, no se arrepentirá, sabiendo que ha tomado todas las precauciones que consideró necesarias. Al compartir tu vida con un grupo de afinidad, obtienes las mejores partes de precaución y cordialidad.

Para obtener recursos sobre cómo continuar la organización a través de plataformas digitales seguras con otros compas, a pesar de la "distancia social", lea https://www.systemli.org/en/2020/03/15/solidarity-as-infrastructure.html [en inglés].

* Formar una red

Obviamente, su grupo de afinidad por sí solo no será suficiente para satisfacer todas sus necesidades. ¿Qué sucede si necesita recursos que ninguno de ustedes puede provéer de manera segura? ¿Qué pasa si todos se enferman? Deben estar conectado a otros grupos de afinidad en una red de ayuda mutua, de modo que si un grupo de la red está sobrecargado, otros puedan ayudarlo. Al participar en una red como esta, puede distribuir recursos y soporte sin tener que exponerse al mismo nivel de riesgo. La idea es que cuando interactúan personas de diferentes grupos en la red, emplean medidas de seguridad mucho más estrictas para minimizar riesgos adicionales.

Últimamente, la frase "ayuda mutua" o "apoyo mutuo" ha sido muy extendida, incluso por los políticos. En su sentido apropiado, la ayuda mutua no describe un programa que brinde asistencia unidireccional a otros de la misma manera que una organización caritativa. Por el contrario, es la práctica descentralizada de la atención recíproca, a través de la cual los participantes en una red se aseguran de que todos obtengan lo que necesitan, para que todos tengan razones para invertir en el bienestar de todos. No es un intercambio totalmente equivalente, sino un intercambio de atención y recursos que crea el tipo de abundancia y resistencia que puede sostener a una comunidad en tiempos difíciles. Las redes de ayuda mutua prosperan mejor cuando es posible generar confianza mutua con otros durante un largo período de tiempo. No tiene que conocer o gustar a todos los demás en la red, pero todos deben dar a la red lo suficiente como para que sus esfuerzos juntos creen una sensación de abundancia.

Cómo relacionarse con los riesgos

La aparición de un nuevo contagio potencialmente letal obliga a todos a pensar en cómo nos relacionamos con el riesgo. ¿Por qué vale la pena arriesgar nuestras vidas? Reflexionando sobre esto, la mayoría de nosotros concluimos que - si todas las demás cosas siguen iguales - arriesgar nuestras vidas solo para continuar jugando nuestro papel en el capitalismo no vale la pena. Por otro lado, puede valer la pena arriesgar nuestras vidas para protegernos unos a otros, cuidarnos, defender nuestra libertad y la posibilidad de vivir en una sociedad igualitaria.

Así como estar completamente aislado no es lo más seguro para las personas mayores, tratar de evitar los riesgos por completo no nos mantiene a salvo. Si permanecemos totalmente solos mientras nuestros seres queridos se enferman, nuestros vecinos mueren y el Estado policial elimina todos los rastros de nuestra autonomía, no significa que estaremos a salvo. Hay muchos tipos diferentes de riesgo. Probablemente esté llegando el momento en que sea necesario repensar qué riesgos estamos dispuestos a asumir para vivir con dignidad.

Esto nos lleva a la cuestión de cómo sobrevivir a todas las tragedias innecesarias que los gobiernos y la economía global están acumulando sobre nosotros en el contexto de la pandemia, sin mencionar todas las tragedias innecesarias que ya venían creando. Afortunadamente, las mismas estructuras que nos permiten sobrevivir juntos al virus también pueden equiparnos para enfrentar al capitalismo y a los jefes.

Sobrevivir a la crisis

Vayamos al grano: el totalitarismo ya no es una amenaza en un futuro lejano. Las medidas implementadas en todo el mundo son totalitarias en todos los sentidos. Estamos viendo decretos unilaterales del gobierno que imponen prohibiciones totales de viaje, confinamientos y toques de queda de 24 horas, verdadera ley marcial y otras medidas dictatoriales.

Esto no significa que no debamos implementar medidas para protegernos de la propagación del virus. Es simplemente reconocer que las medidas que cada vez más gobiernos están implementando se basan en medios autoritarios y una lógica autoritaria. Piense en la cantidad de recursos que se invierten en las fuerzas armadas, la policía, los bancos y la bolsa de valores en lugar de invertirlos en atención médica pública y recursos para ayudar a las personas a sobrevivir esta crisis. Todavía es más fácil ser arrestado por circular sin permiso oficial que hacerse la prueba del virus.

Así como el virus nos muestra la verdad sobre cómo ya vivíamos, sobre nuestras relaciones y nuestros hogares, también nos muestra que ya vivíamos en una sociedad autoritaria. La llegada de la pandemia solo la hace formal. Francia está poniendo a 100,000 policías en las calles, 20,000 más de lo que se movilizó en el apogeo de las protestas de los chalecos amarillos. Los refugiados que necesitan asilo están siendo desplazados a lo largo de las fronteras entre los Estados Unidos y México y entre Grecia y Turquía. En Italia y España, grupos de policías arrestan a peatones en calles vacías. El gobierno chileno decretó un estado de emergencia e Israel cerró el parlamento. En Brasil, la policía y los castigos legales se utilizarán contra aquellos que rompan la cuarentena, sin ofrecer asistencia o condición sanitaria básica en las periferias y barrios marginales donde la única institución presente es generalmente la policía.

En Alemania, la policía de Hamburgo aprovechó la situación para desalojar un campo de refugiados autoorganizado que había estado en pie durante algunos años. A pesar de la cuarentena, la policía de Berlín todavía amenaza con desalojar un bar colectivo anarquista. En otros lugares, policías vestidos con equipo antidisturbios pandémicos invadieron un centro de refugiados. Lo peor de todo, esto ocurre con el consentimiento tácito de la población en general. Las autoridades pueden hacer casi cualquier cosa con el pretexto de proteger nuestra salud, incluso matarnos.

A medida que la situación se intensifique, es probable que veamos a la policía y al ejército utilizando una fuerza cada vez más letal. En muchas partes del mundo, son los únicos que pueden reunirse libremente en grandes cantidades. Cuando la policía es el único cuerpo social capaz de reunirse en masa, no hay otros términos que "Estado policial" para describir la forma de la sociedad en la que vivimos.

Hay indicios de que las cosas se han estado moviendo en esa dirección durante décadas. El capitalismo solía depender de mantener a un gran número de trabajadores disponibles para llevar a cabo el trabajo industrial; en consecuencia, no era posible tratar la vida devaluada como se trata hoy en día. A medida que la globalización y la automatización en el capitalismo han disminuido su dependencia de la fuerza laboral de los trabajadores, la fuerza laboral global ha cambiado constantemente al sector de servicios, haciendo un trabajo que no es esencial para el funcionamiento de la economía y, por lo tanto, menos seguro y mal pagado, mientras que los gobiernos se vuelven cada vez más dependientes de la violencia policial militarizada para controlar los disturbios y la ira colectiva.

Si la pandemia dura lo suficiente, es probable que veamos más automatización (los autos autónomos representan menos amenaza de infección para la burguesía que los conductores de Uber) y los trabajadores desplazados se dividirán entre las industrias de represión (policía, militares, seguridad privada, proveedores de servicios) personal militar) y trabajadores precarios que se ven obligados a correr grandes riesgos para ganar unos centavos. Estamos acelerando el paso hacia un futuro en el que una clase privilegiada y conectada digitalmente haga un trabajo virtual de forma aislada, mientras que un estado policial masivo los protege de una subclase será prescindible la mayoría que asuma los riesgos.

El multimillonario Jeff Bezos ya ha agregado 100,000 nuevos empleos a Amazon, anticipando que su compañía llevará a la bancarrota a las tiendas locales en muchos lugares. Del mismo modo, Bezos no otorgará vacaciones pagadas a los empleados de Whole Foods, a pesar del riesgo constante que enfrentan en el sector de servicios, aunque les dará un aumento de $ 2 (¡dos dólares!) Hasta abril. En resumen, todavía considera que las vidas de quienes trabajan no tienen valor, pero admite que la muerte merece un aumento.

En este contexto, es probable la revuelta. Es probable que veamos algunas reformas sociales destinadas a pacificar a la población, al menos temporalmente para mitigar el impacto de la pandemia, pero que vendrán junto con la creciente violencia de un Estado sin el que nadie puede imaginar vivir, porque todavía se está confundiendo con algo que protege nuestra salud.

De hecho, el Estado mismo es lo más peligroso para nosotros, ya que impone una distribución de recursos drásticamente desigual que nos obliga a enfrentar riesgos distribuidos de manera desequilibrada. Si queremos sobrevivir, no solo podemos exigir políticas más equitativas, también tenemos que deslegitimar y socavar el poder del Estado.

Estrategias de resistencia

Con ese fin, concluiremos con algunas estrategias de resistencia que ya están despegando.

* Huelgas de alquiler

En San Francisco, EE. UU., El colectivo de viviendas Station 40 abrió el camino al declarar unilateralmente una huelga de alquileres en respuesta a la crisis:
“La urgencia del momento requiere una acción decisiva y colectiva. Estamos haciendo esto para protegernos y cuidarnos a nosotros mismos y a nuestra comunidad. Ahora, más que nunca, rechazamos las deudas y nos negamos a ser explotados. No vamos a soportar esta carga para favorecer a los capitalistas. Hace cinco años, derrotamos el intento de nuestro propietario de desalojarnos. Ganamos por la solidaridad de nuestros vecinos y amigos en todo el mundo. Una vez más, estamos activando esta red. Nuestro colectivo se siente preparado para la vigilia que comienza a medianoche en el Área de la Bahía. El acto de solidaridad más significativo para nosotros en este momento es que todos van a la huelga juntos. Te apoyaremos y sabemos que tú también nos apoyarás. Descansa, cuídate el uno al otro ”.

Para millones de personas que no podrán pagar sus cuentas, eso hace que la necesidad sea una virtud. Innumerables millones que viven de un salario a ya han perdido sus trabajos e ingresos y no pueden pagar su renta de abril. La mejor manera de apoyarlos es que todos nos declaremos en huelga, lo que hace imposible que las autoridades puedan atacar a quienes no pagan el alquiler. Los bancos y los propietarios de viviendas no deben seguir beneficiándose de los inquilinos e hipotecas cuando no hay forma de ganar dinero. Esto es solo sentido común.

Esta idea ya está circulando de muchas maneras diferentes. En Melbourne, Australia, la filial local de los Trabajadores Industriales del Mundo (IWW) está promoviendo una llamada a la huelga de alquiler COVID-19. El movimiento socialista Rose Caucus está pidiendo a la gente que suspenda los pagos de alquiler, hipotecas y servicios públicos durante el brote. En el estado de Washington, Seattle Rent Strike está pidiendo lo mismo. Los inquilinos de Chicago también amenazan con una huelga de alquiler. Otros grupos publicaron documentos que pedían una huelga de alquiler e hipoteca.

Para que una huelga de alquiler tenga éxito a escala nacional, al menos una de estas iniciativas tendrá que ganar el impulso suficiente para que un gran número de personas se asegure de que no estarán indefensas cuando se comprometan a participar. Sin embargo, en lugar de esperar a que una sola organización de masas coordine una huelga masiva de arriba hacia abajo, es mejor que estos esfuerzos comiencen a nivel de base. Las organizaciones centralizadas a menudo hacen tratos al principio del proceso de lucha, socavando los esfuerzos autónomos que fortalecen estos movimientos. Lo mejor que podríamos hacer para salir con más fuerza* de esta experiencia sería construir redes que puedan defenderse independientemente de las decisiones de arriba.

* Huelgas en el trabajo y el transporte

Cientos de trabajadores en los astilleros del Atlántico en Saint-Nazaire [Francia] se declararon en huelga el 17 de marzo. En Finlandia, los conductores de autobuses se han negado a cobrar a los usuarios por los boletos, para tener menos contacto y más seguridad contra el contagio, mientras protestan contra los riesgos a los que están expuestos, lo que en el proceso demuestra que el transporte público puede ser gratis.

Si hay algún buen momento para que la clase trabajadora fija y precaria muestre fuerza a través de huelgas y paros es éste. Por primera vez, una gran parte de la población en general simpatizará, ya que la interrupción de los negocios normales también puede disminuir el riesgo de propagación del virus. En lugar de tratar de mejorar las circunstancias individuales de ciertos empleados a través de aumentos salariales, creemos que lo más importante es crear redes que puedan interrumpir los negocios, interrumpir el sistema en su conjunto y apuntar a la introducción revolucionaria de formas de vida y formas de relacionarse alternativas. En este punto, es más fácil imaginar la abolición del capitalismo a seguir creyendo que, incluso en estas circunstancias, podría reformarse para satisfacer todas nuestras necesidades de manera justa y equitativa.

* Revueltas carcelarias

Las revueltas penitenciarias en Brasil, Chile e Italia ya han dado lugar a varios escapes, incluidos escapes masivos. El coraje de estos prisioneros debería recordarnos a todas las poblaciones objetivo que se mantienen fuera de la vista del público, quienes sufrirán más durante un desastres como este.

También puede inspirarnos a que, en lugar de obedecer órdenes y permanecer ocultos mientras el mundo entero se convierte en una matriz de células, podemos actuar colectivamente para romper este sistema.

[Texto original en portugués en https://es.crimethinc.com/2020/03/20/sobrevivendo-ao-virus-um-guia-anarquista-capitalismo-em-crise-totalitarismo-crescente-estrategias-de-resistencia. Traducido por la Redacción de El Libertario.]


publicado el 22 de marzo de 2020  par CrimethInc  Alertar el colectivo de moderación a proposito de la publicación de este articulo. Imprimir el articulo
Lista de los documentos ligados à la contribución
sobrevivircovid1(...).jpg

Comentarios
  • Ningun comentario

Advertencia


Comentarios moderados a priori

Los comentarios de este articulo estan moderados a priori : su contribución solo aparecera despues de haber sido validad por un(a) miembro del colectivo.

Introduce su comentario

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

www.indymedia.org
africa
Ambazonia Canarias estrecho / madiaq Kenya Nigeria South Africa
canada
London, Ontario Maritimes Montreal Ontario Ottawa Quebec Thunder Bay Vancouver Victoria Windsor
east asia
burma Jakarta Japan Korea Manila QC Saint-Petersburg
europe
Abruzzo Alacant Andorra Antwerpen Armenia Athens Austria Barcelona Belarus Belgium belgrade Bristol Brussels Bulgaria Calabria Croatia Cyprus emilia-romagna estrecho / madiaq Euskal Herria Galiza Germany grenoble Hungary Ireland Istanbul Italy La Plana Liege liguria Lille linksunten lombardia London Madrid Malta Marseille Nantes Napoli Netherlands Nice Northern England Norway Nottingham Oost-Vlaanderen Paris/Île-de-France Patras Piemonte Poland Portugal Roma Romania Russia Sardegna Scotland Sverige Switzerland Torun Toscana Toulouse Ukraine United Kingdom Valencia
latin america
Argentina Bolivia Chiapas Chile Chile Sur CMI Brasil CMI Sucre Colombia Ecuador Mexico Peru Puerto Rico Qollasuyu Rosario santiago Tijuana Uruguay Valparaiso Venezuela
oceania
Aotearoa Brisbane burma darwin Jakarta Manila Melbourne Perth QC Sydney
south asia
India Mumbai
united states
Arizona Arkansas Asheville Atlanta Austin Austin Indymedia Baltimore Big Muddy Binghamton Boston Buffalo Charlottesville Chicago Cleveland Colorado Columbus DC Hawaii Houston Hudson Mohawk Kansas City LA Madison Maine Miami Michigan Milwaukee Minneapolis/St. Paul New Hampshire New Jersey New Mexico New Orleans North Carolina North Texas NYC Oklahoma Philadelphia Pittsburgh Portland Richmond Rochester Rogue Valley Saint Louis San Diego San Francisco San Francisco Bay Area Santa Barbara Santa Cruz, CA Sarasota Seattle Tampa Bay Tennessee Urbana-Champaign Vermont Western Mass Worcester
west asia
Armenia Beirut Israel Palestine
process
FBI/Legal Updates Mailing Lists Process & IMC Docs Tech Volunteer
projects
Print Radio Satellite TV Video
regions
United States
topics
Biotech

copyleft Indymédia (Independent Média Center).Salvo el caso del cual un autor ha formulado un aviso contrario, los documentos del sitio son libres de derechos para la copia, la impresión, la edición, etc, para toda publicación sobre la red o sobre cualquier otro soporte, con la condición que esta utilización sea NO COMERCIAL. Indymedia Venezuela Centro no se hace responsable por las opiniones emitidas por colaboradores

RSS articulosRSS articulos |  Sitio realizado con spip 3.2.0 [23778]
Top