RSS articulos
Deutsch  | 
English  | 
Español  | 
Euskara  | 
Français  | 
Desde el conuco// Café en Jícara publicado el 20/07/21 - Local
El poder constituyente y su aplicacion publicado el 14/05/21 - Local
Venezuela: Ha fallecido el compañero Nelson Mendez por Covid-19 publicado el 05/05/21 - Local - 2 comentarios
Desde el conuco / La pátria eres tú publicado el 15/04/21 - Local
Desde el conuco / La Revolución del trabajo publicado el 31/03/21 - Local
LA MANIPULACIÓN AL EXTREMO publicado el 29/03/21 - Local
Desde el conuco / Liberación vs. Estado publicado el 23/03/21 - Local
El valor de los que se quedaron publicado el 07/03/21 - Local
La comuna que quiero. publicado el 06/03/21 - Local
QUE HACER DESPUES DEL ENCUENTRO CAMPESINO publicado el 27/02/21 - Local
La deforestación exponencial publicado el 13/02/21 - Local
MI ÚLTIMA ENTREVISTA CON DOUGLAS BRAVO publicado el 08/02/21 - Local
Conuco vs. Wall Street (flechas contra misiles) publicado el 08/02/21 - Local
Apuntes para un nuevo paradigma publicado el 31/01/21 - Local

1 | 2

PÁREN YA LA MASACRE EN COLOMBIA! publicado el 04/05/21 - No Local
¿Y si decidimos no ser cómplices? publicado el 09/04/21 - No Local
A 150 años de la Comuna de París, marzo-mayo 1871 publicado el 22/03/21 - No Local
Potencia y proyección del pensamiento propio publicado el 12/02/21 - No Local
Plantage sur le numerozero.info : nouvelle adresse ! publicado el 29/11/20 - No Local
ESQUINA DE LA DESCOLONIZACIÓN "TATO QUIÑONES" publicado el 28/11/20 - No Local
Lo que pienso de la religion en Uruguay y el mundo publicado el 12/10/20 - No Local
Marxismo y religion publicado el 12/10/20 - No Local
Octavio Alberola escribe en homenaje a David Graeber publicado el 23/09/20 - No Local
Tu amigo Trump publicado el 11/09/20 - No Local
Bolivia: Codapma nueve años de lucha medioambiental publicado el 29/08/20 - No Local
Autopsia de un policía publicado el 04/06/20 - No Local
Una solución anarquista al calentamiento global publicado el 24/03/20 - No Local
La oxigenación libertaria publicado el 08/01/20 - No Local
1999-2019: 20 años de Indymedia, crónica y balance publicado el 25/12/19 - No Local

1 | 2

Encuentro Internacional Antiautoritario 2022 en St-Imier publicado el 28/07/21 - Comunicados
LANZAMOS ESTA BOTELLA AL MAR publicado el 20/07/21 - Comunicados
El Estado reprime nuevamente la lucha anarcosindical publicado el 17/07/21 - Comunicados
No a la guerra en Palestina publicado el 23/05/21 - Comunicados
Manifiesto para el 1º de Mayo 2021 publicado el 15/04/21 - Comunicados
Primera Parte: UNA DECLARACIÓN… POR LA VIDA publicado el 02/01/21 - Comunicados
Nosotros los verdes, nosotros los anarquistas publicado el 07/12/20 - Comunicados
POR LA VIDA Y CONTRA EL DINERO. publicado el 25/11/20 - Comunicados
Comunicado en rechazo a la Ley Antibloqueo publicado el 22/10/20 - Comunicados
No pararemos hasta lograr justicia publicado el 27/08/20 - Comunicados
Gritos de la Amazonía por la Vida publicado el 21/07/20 - Comunicados
La pandemia y el genocidio publicado el 15/05/20 - Comunicados
Unir esfuerzos para superar la pandemia en Venezuela publicado el 06/04/20 - Comunicados
Manifiesto urgente frente al Desastre publicado el 01/04/20 - Comunicados

1 | 2

EL DESEMBARCO publicado el 23/07/21 - En la web
La Travesía por la Vida: ¿A QUÉ VAMOS? publicado el 23/07/21 - En la web
Remodelación del espacio La Libertaria publicado el 30/04/21 - En la web
Remodélation de l’espace La Libertaria publicado el 30/04/21 - En la web
Convocatoria Abierta: III Festival El Grito publicado el 07/03/21 - En la web
La Libertaria n’arrête jamais , ni pour le virus publicado el 06/02/21 - En la web
CUBA: Solidaridad para el Movimiento de San Isidro publicado el 05/02/21 - En la web
La Libertaria nunca para, ni por la pandemia publicado el 26/01/21 - En la web
Proyecto Aliadas publicado el 20/11/20 - En la web
LUCHA FEMENINA Y RELACIONES DE PODER publicado el 22/07/20 - En la web
REVUE: PLANÈTE POPULAIRE publicado el 12/07/20 - En la web
Protesta en la Guajira deja una mujer wayuu herida publicado el 14/04/20 - En la web
Crónicas Extractivas al Sur del Orinoco publicado el 10/04/20 - En la web
Purga en PDVSA publicado el 10/03/20 - En la web
¡Chelsea Manning no puede ser olvidada! publicado el 25/12/19 - En la web

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7

Coronavirus y la infinita solidaridad entre l@s de abajo
publicado el 22/03/20 par Raúl Zibechi Palabras-claves  Mundo  Movimientos Sociales   Salud  Reflexión / Análisis 

Huelgas obreras, solidaridad popular en los barrios y cacerolazos, son algunas de las manifestaciones del pueblo italiano contra el modo como el gobierno impuso la cuarenta a todo un país, que los grandes medios silencian y ocultan para seguir inoculando miedo y subordinación.

El diario del izquierda Il Manifesto informa en su edición del viernes 13: “El mundo obrero ha vuelto a hablar con una sola voz. Es la incredulidad y la rabia de los que piden ser tratados como todos los demás trabajadores. Una rabia, obrera, por la decisión del gobierno de no detener la producción en las fábricas que se ha materializado el jueves cuando se abrieron las puertas: huelgas espontáneas, asambleas, el cese temporal de la producción”(Il Manifesto, 13 de marzo de 2020).

Huelgas en Milán, Mantua, Brescia, Terni, Marghera, Génova, en grandes empresas como continuará hoy en Electrolux, Iveco, Tenaris, Beretta y el Grupo Arcelor Mittal entre otras. Un crecimiento de la desobediencia obrera que obligó al presidente Conde a convocar una videoconferencia con los sindicatos y llevó al presidente de la Confindustria a decir que las huelgas son “irresponsables”.

No son huelgas por el salario sino por la dignidad, porque los obreros de la industria quieren ser tratados como los demás trabajadores. Demandan parar la producción para “higienizar, asegurar y reorganizar los lugares de trabajo”, como exigieron los sindicatos metalúrgicos.

Los obreros del metal de la fábrica Bitron Cormano cerca de Milán, declararon a la Radio Popolare que trabajar en esas condiciones es muy duro. “En febrero pedimos guantes, máscaras y antisépticos y no hicieron nada, por eso fuimos a la huelga”. Agregan: “Es muy duro trabajar así. Nos miramos como si fuésemos extraños”.

En estos días tremendos de soledad y miedo, fomentados por los grandes medios de forma histérica pero calculada, nos sobre-informan sobre los riesgos de salir de casa, de relacionarse con otros, sobre cómo avanza la epidemia/pandemia, y todos aquellos datos que nos paralizan.

Hay mucho más, que merece ser destacado. Los obreros de la fabrica recuperada Rimaflow en Milán, libraron un comunicado: “Creemos que una reducción real de los riesgos no puede recaer en los sectores más frágiles y económicamente precarios. Para contener realmente la epidemia, ninguna persona debe verse obligada a ir a trabajar, todos deben tener acceso a un ingreso de cuarentena y la posibilidad de recibir servicios, tratamientos y necesidades básicas en el hogar”.

Luego dicen que en esta situación tan difícil,l “queremos seguir construyendo lazos de solidaridad”, y ofrecen sus servicios a quienes lo necesiten para cuidar niños, comprar alimentos y llevarlos a las casas de quienes lo pidan, aportando sus teléfonos y disponiéndose a cualquier consulta legal y sindical.

Lo que sucede en los barrios, donde existen más de mil centros sociales, merece mención aparte. Los jugadores e hinchas del club de “futbol popular” Borgata Gordiani, de la periferia obrera de Roma, se han puesto a disposición de “los ancianos y cualquier persona que se encuentre en dificultades” (ver Pigneto Today).

Colgaron volantes en las puertas de los edificios ofreciendo, solidariamente, hacer las compras y llevarlas los martes y jueves a las familias. En ese barrio donde Passolini rodó alguna de sus películas, se decenas de personas dispuestas a trabajar para los demás, como sucede también en el centro social del barrio, y de muchos otros de las ciudades italianas. Esos ancianos que están siendo abandonados por el Estado y los empresarios, son atendidos por la solidaridad de clase.

En varias ciudades, particularmente en Nápoles, decenas de familias realizaron cacerolazos en sus balcones. Para el viernes 13 se convocó un cacelorazo nacional. “Abrimos las ventanas, salimos al balcón y hacemos ruido”, dice la convocatoria que espera convertirse en “un concierto gratuito gigante” (https://bit.ly/2WlzHJF).

Los grandes medios que se empeñan en meter miedo, ocultan la inmensa solidaridad entre los abajos. Seguramente porque le temen, porque allí anida otro mundo. Una prueba de ello, es que pese a las restricciones, siguen adelante con las mayores maniobras militares de la OTAN desde el fin de la segunda guerra mundial.

Se trata de las maniobras “Defender Europa 2020”, planeadas antes de la epidemia pero que no han sido aplazadas. “Muchos han interpretado el despliegue de 30.000 soldados en Europa, de los cuales 20.000 estadounidenses (el mayor despliegue de tropas estadounidenses en Europa a finales de la Guerra Fría) para una serie de ejercicios militares, como el preludio de algo más grande” (https://bit.ly/39ZqL0x).

Según las declaraciones oficiales, las maniobras están destinadas a proteger al continente de una “invasión rusa”. Sin embargo, llama la atención el amplio despliegue militar de la OTAN en carreteras y ciudades, mientras la población debe estar confinada en sus casas.

De la descripción anterior, necesariamente recortada, surgen algunos elementos que quiero compartir.

El primero es la solidaridad de clase, de los diversos abajos, porque en ese ser solidario hay varias generaciones que en la vida cotidiana no se relacionan, jóvenes y ancianos, por ejemplo. Pero también hay migrantes, mujeres, negros, gais, musulmanes, y la enorme diversidad del mundo de abajo. Es la única esperanza que tenemos en este momento de locura de la humanidad.

La segunda es la racionalidad egoísta de los de arriba, de esos empresarios que no gastan en proteger a los obreros porque quieren seguir acumulando riquezas. Los hacen trabajar, lo que ya es discutible cuando hay cuarentena, pero además no les dan los mínimos elementos de protección.

La tercera, la más temible, es la militarización en marcha. Policías y militares son los encargados de vigilarnos, cada vez de forma más sofisticada, con millones de cámaras y ahora también con aplicaciones que nos siguen a todas partes, como en China, donde la identificación facial hace imposible saltarse las normas más absurdas.

Si hubiera que agregar algo más, diría: sólo la solidaridad de clase, de género, de color de piel, puede dar forma a ese gigantesco paraguas multicolor que salve la vida en el planeta.


publicado el 22 de marzo de 2020  par Raúl Zibechi  Alertar el colectivo de moderación a proposito de la publicación de este articulo. Imprimir el articulo
Lista de los documentos ligados à la contribución
solidaridaddeaba(...).jpg
unknown-640x537.(...).jpg

Comentarios
  • Ningun comentario

Advertencia


Comentarios moderados a priori

Los comentarios de este articulo estan moderados a priori : su contribución solo aparecera despues de haber sido validad por un(a) miembro del colectivo.

Introduce su comentario

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.


copyleft Indymédia (Independent Média Center).Salvo el caso del cual un autor ha formulado un aviso contrario, los documentos del sitio son libres de derechos para la copia, la impresión, la edición, etc, para toda publicación sobre la red o sobre cualquier otro soporte, con la condición que esta utilización sea NO COMERCIAL. Indymedia Venezuela Centro no se hace responsable por las opiniones emitidas por colaboradores

RSS articulosRSS articulos |  Sitio realizado con spip 3.2.0 [23778]
Top