RSS articulos
Deutsch  | 
English  | 
Español  | 
Euskara  | 
Français  | 
Le Venezuela dystopique publicado el 02/10/19 - Local
Infos de lxs docentes de Lara publicado el 18/09/19 - Local
A QUIEN EN EL PAÍS PUEDA INTERESARLE publicado el 01/08/19 - Local
Solidaridad con el poeta Jorge Arellano Petit publicado el 09/07/19 - Local
El maquillaje insuficiente de los torturadores publicado el 07/07/19 - Local
Murió Yoleido Askeraya Askamagdou. publicado el 05/07/19 - Local
TRAUMA (Vzla) LA REALIDAD NO SERÁ TRANSMITIDA publicado el 26/06/19 - Local
¡Ecocidio en el cerro La Fumarola! publicado el 25/06/19 - Local - 1 commentario
Video indigena Pume Venezuela para su difusión. publicado el 13/06/19 - Local
Mitos del extractivismo publicado el 04/06/19 - Local
Ángela Aguirre | una lucha contra la impunidad publicado el 20/05/19 - Local
Un problema politico publicado el 03/05/19 - Local
El experimento materializado en Venezuela publicado el 12/04/19 - Local
Devenir suspensivo venezolano publicado el 26/03/19 - Local

1 | 2

La fuerza que da la organización por mmmesoamericano publicado el 05/11/18 - No Local
Viaje al movimiento libertario sudamericano: El Perú publicado el 04/11/18 - No Local
ENLACES de Red Latina sin fronteras 2.11.2018 publicado el 03/11/18 - No Local
Brasil: el peor escenario para los Pueblos Indígenas publicado el 02/11/18 - No Local
La Asamblearia: una experiencia de vida y de lucha publicado el 01/11/18 - No Local
América Latina: Estados,gobiernos, luchas publicado el 29/10/18 - No Local
Recordando a un GATO publicado el 26/10/18 - No Local
Retribuciòn del productor en el poscapitalismo publicado el 25/10/18 - No Local
Unidad en la acción y teoría socialista publicado el 24/10/18 - No Local
Brasil, elecciones y Uruguay publicado el 24/10/18 - No Local
Uruguay: Las culebras en su canastita publicado el 24/10/18 - No Local
Brasil, Bolsonaro: campaña fraudulenta! publicado el 21/10/18 - No Local
¿CUÁNTO ACERTÓ MARX RESPECTO AL OPIO DEL PUEBLO? publicado el 17/10/18 - No Local
Brasil: La falsa polarización degenera en barbarie publicado el 11/10/18 - No Local
La lucha en defensa del bosque de Hambach publicado el 01/10/18 - No Local
Reflexionando en torno a Chile y su proceso político publicado el 17/09/18 - No Local
Declaración anarquista contra el cambio climatico publicado el 14/09/18 - No Local
Verba Volant: Cambio de dirección publicado el 24/08/18 - No Local
Après la victoire tant attendue contre le... publicado el 23/06/18 - No Local
Contra la catástrofe capitalista publicado el 31/05/18 - No Local
Argentina: ¡¡¡No a la autovía de Montaña!!! publicado el 20/05/18 - No Local
A PESAR DE TRUMP, PALESTINA SOBREVIVE. publicado el 15/05/18 - No Local
LOS GRINGOS NO TIENEN AMIGOS publicado el 10/05/18 - No Local
Porqué estamos en crisis publicado el 04/05/18 - No Local
¡Que ardan todas las patrias! publicado el 06/04/18 - No Local
Califato & barbarie… ¿La lucha final? publicado el 05/04/18 - No Local
¿Cómo podemos "salvar" la revolución tunecina? publicado el 04/02/18 - No Local

1 | 2

Comunicado anarquista contra la devastación climática publicado el 18/09/19 - Comunicados
Comunicado del CCRI-CG del EZLN. Y ROMPIMOS EL CERCO. publicado el 09/09/19 - Comunicados
364 por una Democracia Desobediente publicado el 12/08/19 - Comunicados
Nace la Federación Anarquista Santiago publicado el 30/07/19 - Comunicados
Ante los crímenes del Estado venezolano. publicado el 21/07/19 - Comunicados
Comunicado publicado el 15/05/19 - Comunicados
Solidaridad con l@s trabajador@s de Venezuela publicado el 07/04/19 - Comunicados
Llamado a la solidaridad con el pueblo venezolano publicado el 01/02/19 - Comunicados
Segundo llamado desde la comunidad indígena de Kanaimö publicado el 14/12/18 - Comunicados
Comunicado de la Familia de Santiago Maldonado. 21/10 publicado el 22/10/17 - Comunicados
Campaña de solidaridad por Rodney Álvarez publicado el 03/09/19 - En la web
Encuentro Social Alternativo III publicado el 27/08/19 - En la web
Ola Bini arrestado en Ecuador publicado el 08/08/19 - En la web
La Piedra Kueka sigue sin regresar a Venezuela publicado el 16/07/19 - En la web
¡APLASTÉMOSLE LA CABEZA! publicado el 01/07/19 - En la web
La situación vulnerable del jaguar en Venezuela publicado el 28/06/19 - En la web
«Todo enemigo se presume culpable» publicado el 23/05/19 - En la web
Guerra de Clases 09/2019: “Chalecos amarillos” publicado el 16/05/19 - En la web
30A en datos: ¿qué pasó en Venezuela? publicado el 03/05/19 - En la web
Nosotrxs desde el apagón. en conversa y esfuerzo. publicado el 13/03/19 - En la web
Sabino Romero, el ejemplo de la rebeldía publicado el 04/03/19 - En la web
30 años: Caracazo Nunca Más publicado el 27/02/19 - En la web
Boicoteada movilización del gobierno en Paraguachon. publicado el 24/02/19 - En la web
Entrevista con José Bodas Lugo publicado el 22/02/19 - En la web

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6

Venezuela: Chomsky, Code Pink y el colonialismo de izquierda
publicado el 15/07/19 par Rafael Uzcategui Palabras-claves  Caracas  Anarquismo  Política   Venezuela  Reflexión / Análisis 


El 05 de marzo de 2019 apareció una carta pública firmada por “124 académicos de todo el mundo”, bajo el título “Una carta abierta a la Oficina de Washington en América Latina (WOLA) sobre su postura sobre el esfuerzo de Estados Unidos para derrocar al gobierno venezolano”. Como intentaré demostrar en este texto, esta comunicación es un buen ejemplo de un tipo de pensamiento que he llamado, provocativamente, “colonialismo de izquierda”.

Para aclararlo de entrada, no considero que todos los intelectuales progresistas y activistas de Estados Unidos sufran de “colonialismo de izquierda”. Al contrario, he conocido muchas personas de ese país, de ideologías de izquierda de todos los tintes, genuinamente interesadas en la situación venezolana y que, para informarse, hacen el esfuerzo de leer lo que se genera desde dentro del país, dialogar con los actores locales y apoyar sus esfuerzos.

En nuestra opinión el colonialismo de izquierda está caracterizado por 4 ideas-fuerza:

1) Los Estados Unidos son el eje político, económico, social y cultural del mundo

2) Sus críticas y adhesiones sobre los conflictos mundiales tienen poco que ver con la situación real de los territorios, siendo funcionales y subsidiarios de su posicionamiento sobre la política interna de Estados Unidos

3) Para opinar sobre los conflictos del llamado “Tercer Mundo” optan por el “debate entre pares” y jerarquizan el conocimiento sobre ellos generado por los centros académicos del Primer Mundo.

4) Las aspiraciones democráticas, utópicas o revolucionarias sólo son legítimas, en toda su extensión y amplitud, para los territorios desarrollados de los países integrantes de la “Matriz colonial del poder”. Para el resto del planeta hay folklore.

El protagonismo de las fuerzas más conservadoras, como el gobierno de Estados Unidos, es protagónico debido al abandono que las fuerzas progresistas internacionales han hecho de las demandas democratizadoras del pueblo venezolano

Matriz colonial del poder: Líneas de fuga

La reflexión sobre la colonialidad del poder fue impulsada, a comienzos de los 90´s, por el sociólogo peruano Anibal Quijano, en su esfuerzo reflexivo desde América Latina y sus particularidades. Según Quijano la idea de raza fue determinante para legitimar las relaciones de dominación características durante la Colonia, basadas en el eurocentrismo, con tendencia a considerar a Europa como el centro de la historia y el protagonista de la civilización humana. La idea de raza supuso “una supuesta diferente estructura biológica que situaba a los unos en situación natural de inferioridad con respecto de los otros (…) Sobre esta base, en consecuencia, fue clasificada la población de América, y del mundo después, en dicho patrón de poder”. Por tanto, “raza e identidad racial fueron establecidas como instrumentos de clasificación básica de la población.

Quijano desarrolla tres dimensiones de lo que califica como un proceso complejo mediante el cual los colonizadores configuraron un nuevo universo de relaciones intersubjetivas entre el centro, que era Europa, y las demás regiones y poblaciones del mundo. En primer lugar la expropiación de los descubrimientos culturales a las poblaciones colonizadas de lo que fuera útil para el desarrollo del centro europeo. En segundo término la represión de las formas de producción de conocimiento de los colonizados, sus patrones de producción de sentidos, su universo simbólico, sus patrones de expresión y de objetivación de la subjetividad. Por último, la imposición del aprendizaje de la cultura de los dominadores en todo lo que fuera útil para la reproducción de la propia dominación. “Los europeos –afirma- generaron una nueva perspectiva temporal de la historia y re-ubicaron a los pueblos colonizados , y a sus respectivas historias y culturas, en el pasado de una trayectoria histórica cuya culminación era Europa”. Los mitos fundantes del eurocentrismo serían 1) La idea-imagen de la historia de la civilización humana como una trayectoria que parte de un estado de naturaleza y culmina en Europa; 2) Otorgar sentido a las diferencias entre Europa y No-Europa como diferencias de naturaleza (racial) y no de historia del poder.

A raíz de lo que Quijano describió como la “Matriz Colonial del Poder” se ha generado una fructífera discusión que ha dado paso a un movimiento de investigación en diferentes direcciones, los denominados “estudios decoloniales”. Empero, sus integrantes han enfilado el trabajo de deconstrucción hacia la racionalidad de los centros de pensamiento ubicados en el espectro liberal del pensamiento político. ¿Es posible aplicar esta metodología hacia el lado contrario, generado dentro de los centros mundiales de poder y, específicamente Estados Unidos? Creemos que sí.

Carta abierta, mentes girando sobre su propio eje

Lo primero que hay que decir de la Carta Abierta del 5 de marzo de 2019 es que no es representativa “de todo el mundo”, como asegura su introducción, sino de un sector académico que hace vida intelectual desde y en Estados Unidos. De las 124 firmas por lo menos un 83.8%, es decir 104 rúbricas, son de personas de centros académicos u organizaciones de Estados Unidos. El 4% de los signatarios, 5 firmas, provienen de académias de América Latina. Mientras que, del territorio del tema de la discusión, Venezuela, sólo hay 1 firma, el 0.8% del total. Esta composición no es casual. De todas las adhesiones la firma de Noam Chomsky es la que encabeza el comunicado.

Cuando la Carta Abierta aparece, según las estadísticas de las ONG venezolanas de derechos humanos, ya había ocurrido la situación más grave en la institucionalidad democrática del país latinoamericano: La imposición de un presidente como consecuencia de un fraude electoral; La salida forzosa de más de tres millones de venezolanos en un período de tiempo relativamente breve, configurando la peor crisis migratoria de la región; la más crítica situación social del país en los últimos 60 años, con más del 46% de las personas en calidad de pobreza y con 7 millones de venezolanos dependiendo de las ayudas estatales para comer lo mínimo indispensable y, por si fuera poco, el asesinato de 35 personas por protestas en los sectores populares, un saldo de una semana de represión en febrero del 2019. Nada de esto, la situación del pueblo venezolano que debería ser el centro de las preocupaciones de cualquier sensibilidad “progresista”, es nombrado en la epístola. La idea principal del texto es refutar la opinión que sobre Venezuela ha emitido alguien considerado como un igual: Una ONG radicada en Washington. Uno puede discutir el anterior énfasis, pero finalmente es legítimo dentro de las posibilidades del debate democrático y el ejercicio de la libertad de expresión. Lo que no lo es, no obstante, es simplificar la situación hasta falsear la naturaleza del conflicto venezolano, mintiendo descaradamente.

Como planteábamos al inicio sobre una de las características del colonialismo de izquierda, sus críticas y adhesiones sobre los conflictos mundiales son funcionales y subsidiarios de su posicionamiento sobre la política interna de Estados Unidos. Esta toma de postura, por tanto, es independiente de la situación concreta de los territorios sobre los cuales se opina. Si los hechos coinciden con las críticas a la influencia norteamericana en la zona de conflicto, bien. Si no, mal por los hechos: Se infantiliza la explicación hasta hacerla sintonizar con ella.

La Carta Abierta orbita en torno a dos ideas principales: 1) El gobierno de Donald Trump está promoviendo un cambio de gobierno en Venezuela y 2) WOLA no está rechazando de manera contundente esta pretensión del gobierno norteamericano. La segunda idea, realmente, es consecuencia de la primera. Por contraste de la aseveración principal, sin la intromisión de la Casa Blanca no existiera ninguna demanda de transformación en el país caribeño. Así, neutralizando a los actores norteamericanos que son percibidos como aliados de la injerencia, la iniciativa del gobierno Trump se debilitaría y, con ello, las presiones sobre Nicolás Maduro y su gobierno. A los 104 intelectuales norteamericanos no les interesa realmente la situación del pueblo venezolano, y sus propias aspiraciones –cualquiera que estas sean- sino utilizar el tema venezolano para sus propios intereses políticos: Antagonizar con la administración Trump. Curiosamente, lo mismo que uno le puede criticar al actual gobierno de Estados Unidos.

El desprecio vertical

Noam Chomsky, el intelectual arquetípico de la lista de suscriptores, ha opinado en reiteradas opiniones sobre Venezuela. Desde que el proyecto bolivariano llegó al poder en Caracas, a finales de 1998, sólo ha realizado una visita, y por pocas horas, a la nación suramericana. Siendo un tema de su interés, o por lo menos uno en que sus opiniones son realizadas desde la autoridad de alguien que presume tener una mayor y mejor información que el ciudadano promedio, sus fuentes sobre la realidad venezolana no es el trabajo de campo ni los datos generados por los propios venezolanos, sino la información generada por otros intelectuales progresistas, para utilizar los códigos de Quijano, ubicados en la matriz colonial del Poder. La muestra está en la cantidad de venezolanos adheridos a la comunicación.

Este desprecio a la propia producción intelectual desde el terreno, considerada como de una subjetividad inferior, lo padecí en primera persona. En el año 2009 fui contactado por una editorial anarquista de Estados Unidos, See Sharp Press, para escribir una crítica desde la izquierda al gobierno de Hugo Chávez. En ese momento Noam Chomsky era un abierto promotor de la llamada “revolución bolivariana”, así que como estrategia para intentar dialogar con el potencial lector del libro fue precisamente contradecir, con datos, las razones de su entusiasmo. El resultado fue el libro “Venezuela la revolución como espectáculo. Una crítica anarquista al gobierno bolivariano”, con 274 páginas y 600 notas al pie de página. El editor, Chaz Buffe, lo primero que hizo al tener el impreso fue mandarle una copia al propio Chomsky, quien dio acuse de recibo mediante un e-mail en el que mostraba su disgusto por ser el autor más citado, en negativo, en el texto. ¿Qué tanto lo leyó? Por lo menos lo suficiente para reconocer la contestación a sus afirmaciones acerca del gobierno de Hugo Chávez. Sin embargo nada de lo que hubiera escrito, desde el propio terreno en Venezuela, hubiera sido suficiente para demostrarle al lingüista del MIT que en Caracas el cielo es azul: Es rojo por culpa del imperio norteamericano. El 2 de marzo de 2019, tres días antes de la aparición de la Carta Pública, Noam Chomsky durante una entrevista de radio repitió todas y cada una de las aseveraciones sobre Venezuela que refuté, más desteñidas e imprecisas de tanto repetirlas de memoria. ¿Hubiera pasado lo mismo si yo hubiera sido un profesor universitario de cualquier universidad de Estados Unidos?

El falseamiento simplificador de la Carta Abierta sobre la situación venezolana es tal que el Grupo de Internacional de Contacto (GIC) de la Unión Europea es descrito en dos frases: La primera “dominado por Washington” y, casi al final, “aliado del Gobierno de Trump”. Se omite intencionalmente que el resto de la comunidad internacional, precisamente, está intentando hacer contrapeso al protagonismo de la administración Trump. El GIC, para la mentalidad eurocéntrica del colonialismo de izquierda, sería el único protagonista internacional válido de mencionar –que no Rusia, China o Turquia-, parte también de la misma matriz colonial del Poder. Otra razón no explica la omisión sobre el Grupo de Lima que, guste o no, ha tenido mayor protagonismo internacional que los europeos y, a nivel regional igual que el de Estados Unidos. La calidad de la información de Chomsky y su grupo llega al punto de afirmar que se ha rechazado las “ofertas de mediación del Papa Francisco”, algo que realmente sucedió en una mesa de diálogo ocurrida… ¡a finales de 2016!

Las críticas a WOLA, por otra parte, no sólo son pobremente argumentadas sino basadas en afirmaciones falsas. Y no puede ser de otra manera. Como recordaron 123 organizaciones y 509 académicos y activistas sociales venezolanos en otra comunicación para agradecer su trabajo sobre la crisis venezolana, WOLA –a diferencia de Chomsky y, pudiera apostar, el 90% de los progresistas estadounidenses que lo secundan-ha construido su posicionamiento en base a una presencia permanente sobre el terreno y visitas constantes al país, donde han construido una relación sólida con quienes reconocen como sus pares: Las ONG de derechos humanos venezolanas. La postura de WOLA sobre Venezuela puede ser todo lo discutida que quiera, pero en base a aseveraciones empíricamente verificables.

Al actual colonialismo de izquierda, carente de una promesa de futuro, le importa poco la real situación del pueblo venezolano. Un ejemplo de ello es la organización feminista Code Pink que protagonizó una ocupación temporal de la embajada venezolana en Estados Unidos para rechazar la “injerencia imperialista”, pues su problema es el gobierno de Donald Trump y no las escandalosas y sistemáticas violaciones a los derechos de las mujeres venezolanas y de la comunidad LGBT del país, algo que ha ocurrido desde los días de Hugo Chávez y que no pudiera adjudicarse, con honestidad, a las sanciones económicas.

Repetimos lo que hemos dicho en otras ocasiones: El protagonismo de las fuerzas más conservadoras, como el gobierno de Estados Unidos, es protagónico debido al abandono que las fuerzas progresistas internacionales han hecho de las demandas democratizadoras del pueblo venezolano. Estas exigencias necesitan soporte internacional, pero de uno que escuche con atención las demandas de los propios venezolanos para hacerlas suyas, y en el mejor de los casos dialogar con ellas. El actual conflicto no es la supuesta confrontación entre Miraflores y la Casa Blanca, sino el antagonismo de una mayoría que desea democracia, con todas las promesas vinculadas a ella, y una minoría que hoy desde Caracas se ha transformado en una dictadura.


publicado el 15. Juli 2019  par Rafael Uzcategui  Alertar el colectivo de moderación a proposito de la publicación de este articulo. Imprimir el articulo
Lista de los documentos ligados à la contribución
chomskyenmiraflo(...).jpg

Comentarios
  • Ningun comentario

Advertencia


Comentarios moderados a priori

Los comentarios de este articulo estan moderados a priori : su contribución solo aparecera despues de haber sido validad por un(a) miembro del colectivo.

Introduce su comentario

Um einen Absatz einzufügen, lassen Sie einfach eine Zeile frei.

www.indymedia.org
africa
Ambazonia Canarias estrecho / madiaq Kenya Nigeria South Africa
canada
London, Ontario Maritimes Montreal Ontario Ottawa Quebec Thunder Bay Vancouver Victoria Windsor
east asia
burma Jakarta Japan Korea Manila QC Saint-Petersburg
europe
Abruzzo Alacant Andorra Antwerpen Armenia Athens Austria Barcelona Belarus Belgium belgrade Bristol Brussels Bulgaria Calabria Croatia Cyprus emilia-romagna estrecho / madiaq Euskal Herria Galiza Germany grenoble Hungary Ireland Istanbul Italy La Plana Liege liguria Lille linksunten lombardia London Madrid Malta Marseille Nantes Napoli Netherlands Nice Northern England Norway Nottingham Oost-Vlaanderen Paris/Île-de-France Patras Piemonte Poland Portugal Roma Romania Russia Sardegna Scotland Sverige Switzerland Torun Toscana Toulouse Ukraine United Kingdom Valencia
latin america
Argentina Bolivia Chiapas Chile Chile Sur CMI Brasil CMI Sucre Colombia Ecuador Mexico Peru Puerto Rico Qollasuyu Rosario santiago Tijuana Uruguay Valparaiso Venezuela
oceania
Aotearoa Brisbane burma darwin Jakarta Manila Melbourne Perth QC Sydney
south asia
India Mumbai
united states
Arizona Arkansas Asheville Atlanta Austin Austin Indymedia Baltimore Big Muddy Binghamton Boston Buffalo Charlottesville Chicago Cleveland Colorado Columbus DC Hawaii Houston Hudson Mohawk Kansas City LA Madison Maine Miami Michigan Milwaukee Minneapolis/St. Paul New Hampshire New Jersey New Mexico New Orleans North Carolina North Texas NYC Oklahoma Philadelphia Pittsburgh Portland Richmond Rochester Rogue Valley Saint Louis San Diego San Francisco San Francisco Bay Area Santa Barbara Santa Cruz, CA Sarasota Seattle Tampa Bay Tennessee Urbana-Champaign Vermont Western Mass Worcester
west asia
Armenia Beirut Israel Palestine
process
FBI/Legal Updates Mailing Lists Process & IMC Docs Tech Volunteer
projects
Print Radio Satellite TV Video
regions
United States
topics
Biotech

copyleft Indymédia (Independent Média Center).Salvo el caso del cual un autor ha formulado un aviso contrario, los documentos del sitio son libres de derechos para la copia, la impresión, la edición, etc, para toda publicación sobre la red o sobre cualquier otro soporte, con la condición que esta utilización sea NO COMERCIAL. Indymedia Venezuela Centro no se hace responsable por las opiniones emitidas por colaboradores

RSS articulosRSS articulos |  Sitio realizado con spip 3.2.0 [23778]
Top