RSS articulos
Deutsch  | 
English  | 
Español  | 
Euskara  | 
Français  | 
Video indigena Pume Venezuela para su difusión. publicado el 13/06/19 - Local
Mitos del extractivismo publicado el 04/06/19 - Local
Ángela Aguirre | una lucha contra la impunidad publicado el 20/05/19 - Local
Un problema politico publicado el 03/05/19 - Local
El experimento materializado en Venezuela publicado el 12/04/19 - Local
Devenir suspensivo venezolano publicado el 26/03/19 - Local
EL CONTROL SOCIAL, PARA PERMANECER EN EL PODER publicado el 17/03/19 - Local
Reportes del 5to día de apagón en Maracaibo publicado el 13/03/19 - Local
La subsistencia del totalitarismo de izquierda publicado el 04/03/19 - Local
¡QUE SE VAYAN TODOS! publicado el 03/03/19 - Local - 1 commentario
La Emergencia del Nosotros publicado el 17/02/19 - Local
Campaña de Fondo Solidario para Venezuela publicado el 06/02/19 - Local
Venezuela febrero 2019: La opción del mal menor publicado el 06/02/19 - Local

1 | 2

Pumé.Cortometraje publicado el 17/06/19 - No Local
Ayuda para la gira de Mar de Rabia en Europa publicado el 17/06/19 - No Local
Sobre la peligrosidad del militarismo publicado el 11/06/19 - No Local
America latina: Nuestrio Problema publicado el 05/06/19 - No Local
PALESTINA Y LA NUEVA VERDAD DEVELADA DEL SIONISMO publicado el 04/06/19 - No Local
Introducción a "Revolución o Colapso". publicado el 03/06/19 - No Local
Una alerta tardía...pero alerta al fin publicado el 27/05/19 - No Local
¡Cuidado con el ecologismo de Estado! publicado el 13/04/19 - No Local
El capitalismo, hijo bastardo del militarismo publicado el 23/03/19 - No Local
Solidaridad con Andromeda publicado el 21/03/19 - No Local
¿Inocente? publicado el 12/03/19 - No Local
Manifiesto por la Huelga Feminista del 8 de Marzo publicado el 04/02/19 - No Local
Rubén Blades: Sobre Venezuela, 31 de enero, 2019 publicado el 04/02/19 - No Local
Ecuador: Los tres asesinos de Diana publicado el 25/01/19 - No Local
Castrismo: 60 años de frustración en Cuba publicado el 19/01/19 - No Local
Nuevo grupo anarquista en Rojava publicado el 17/01/19 - No Local
ENLACES de Red Latina sin fronteras 11.01.2019 publicado el 12/01/19 - No Local
Make Rojava green again: Campaña de apoyo a Rojava publicado el 29/12/18 - No Local
Judith Butler: La construcción cultural del género publicado el 25/12/18 - No Local
¿A dónde va Brasil? publicado el 28/11/18 - No Local
"Recuperemos la tierra y vivamos en libertad" publicado el 17/11/18 - No Local
Resistencia Pemon.Gran Sabana.Venezuela publicado el 16/11/18 - No Local
Qué pasa en la CNT? publicado el 09/11/18 - No Local
EPPUR SI MUOVE. Sobre el anarquismo en Cuba publicado el 07/11/18 - No Local
La fuerza que da la organización por mmmesoamericano publicado el 05/11/18 - No Local
Viaje al movimiento libertario sudamericano: El Perú publicado el 04/11/18 - No Local
ENLACES de Red Latina sin fronteras 2.11.2018 publicado el 03/11/18 - No Local
Brasil: el peor escenario para los Pueblos Indígenas publicado el 02/11/18 - No Local
La Asamblearia: una experiencia de vida y de lucha publicado el 01/11/18 - No Local
América Latina: Estados,gobiernos, luchas publicado el 29/10/18 - No Local

1 | 2

«Todo enemigo se presume culpable» publicado el 23/05/19 - En la web
Guerra de Clases 09/2019: “Chalecos amarillos” publicado el 16/05/19 - En la web
30A en datos: ¿qué pasó en Venezuela? publicado el 03/05/19 - En la web
Nosotrxs desde el apagón. en conversa y esfuerzo. publicado el 13/03/19 - En la web
Sabino Romero, el ejemplo de la rebeldía publicado el 04/03/19 - En la web
30 años: Caracazo Nunca Más publicado el 27/02/19 - En la web
Boicoteada movilización del gobierno en Paraguachon. publicado el 24/02/19 - En la web
Entrevista con José Bodas Lugo publicado el 22/02/19 - En la web
¿Qué es la economía libertaria? publicado el 07/02/19 - En la web
El militarismo que viene publicado el 07/02/19 - En la web
La FAES publicado el 30/01/19 - En la web
¿Qué pasó en Venezuela el 23 de enero de 2019? publicado el 24/01/19 - En la web
Venezuela: la disputa es por los territorios publicado el 18/01/19 - En la web

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6

Venezuela: El imparable éxodo ante el irrefrenable deterioro
publicado el 11/06/19 par Alicia Martínez C. Palabras-claves  Derechos Humanos  Venezuela  Reflexión / Análisis 


Tras años de progresivo declive socioeconómico, Venezuela se ha convertido en el principal país de origen de personas migrantes y refugiadas en Surámerica. Las proyecciones no son nada favorables ante la incertidumbre sobre posibles acciones para evitar el irrefrenable deterioro y el imparable éxodo al que se han visto abocados muchos de sus nacionales.

Balance y consecuencias del contexto socioeconómico

En septiembre de 2010, la Republica Bolivariana de Venezuela acudía a la Cumbre de la ONU sobre los Obje-tivos de Desarrollo del Milenio (ODM) con un balance a su favor por avances logrados hasta entonces para la reducción de la pobreza y la desnutrición, así como por el acceso universal para personas afectadas por VIH/SIDA al respectivo tratamiento y la expansión del acce-so a las tecnologías de comunicación e información. El entonces delegado gubernamental anunciaba de hecho la posibilidad de cumplir con las metas para los ocho ODM antes de 2015, fecha limite acordada entre todos los países signatarios.

Pero para 2015 no solo no se habían logrado dichas metas, sino que además el país había iniciado una estre-pitosa caída hacia un panorama mucho más desolador. En 2018, según la Encuesta sobre condiciones de vida en Venezuela1, realizada por las principales universida-des del país, el número de hogares en extrema pobreza era del 61,2%, diez puntos más que en 2017; únicamen-te el 13% de los hogares son calificados como no pobres. Según un informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), UNICEF y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), Venezuela ocupa el primer lugar en desnutrición en el continente americano, indicándose que entre 2014 y 2017, 600.000 personas estaban mal nutridas, y muchas murieron por la falta de alimentos2. Según la Federación Farmacéutica Venezolana, hay un 90% de escasez de los medicamentos de alto costo para enfermedades como el cáncer o en el tratamiento de VIH3.

Si bien desde la llegada de Chávez en 1999 hubo un goteo de venezolanos y venezolanas huyendo del país, principalmente por diferencias con el régimen, fue con la toma de posesión de Maduro en 2013 que el exilio se aceleró ante la degradación de las condiciones de vida. Además de haber sufrido Entre los motivos de huida, se combinan amenazas y atentados por parte de alguna de las milicias o colectivos existentes, en muchos casos el factor detonante es la precariedad laboral debido a la devaluación constante de la moneda y la imposibilidad de adquirir ni siquiera productos de la canasta básica, y la destrucción del sistema de seguridad alimentaria y de salud, que ha llevado a que en promedio la población venezolana haya perdido 11 kilos y que la tasa de mortan-dad infantil también se haya incrementado en un 30% de 2016 a 2017. Frente al imparable declive socio económi-co, el Estado no ha generado una respuesta efectiva tras dos décadas de financiación de programas sociales que no han generado proyectos auto sostenibles ni apoyado iniciativas de desarrollo económico. Las escasas ayudas que actualmente ofrece el Estado son condicionadas a la afiliación al partido político gobernante, siendo el ejemplo más claro la distribución de bolsas de alimentos a través de los politizados Comités Locales de Abastecimiento y Producción (más conocidos como los CLAPS) bajo la con-dición sine qua non de contar con el carnet de la patria. Ante este desolador panorama, la participación y el res-paldo de la población en los procesos electorales se ha ido contrayendo, habiéndose constatado una abrumadora abstención en las últimas convocatorias: en las eleccio-nes presidenciales de mayo de 2018 hubo un 54% de abs-tención, cuando en procesos anteriores el promedio de abstención era de 21%; en las elecciones municipales de diciembre de 2018, la abstención llegó al 72%.

El éxodo en la región

En 2015 tuvo lugar el primer flujo masivo de población desde Venezuela hasta la vecina Colombia tras el cierre de la frontera por parte del Presidente Maduro y el des-pliegue de una operación militar buscando a los autores de una emboscada contra efectivos de la Fuerza Armada venezolana. Como consecuencia, 1.500 personas de origen colombiano fueron deportadas, y 18.000 regresaron de manera forzada por miedo a ser expulsadas ante el inicio de dicha operación. En su huida, muchas salieron con sus familiares, la mayoría nacionales venezolanos; el gobier-no colombiano realizó las correspondientes previsiones legales para facilitar la regularización de dicha población.

Desde entonces, la situación ha seguido deteriorán-dose con las protestas convocadas en 2017 por los dife entes partidos que conforman la Mesa de la Unidad Democrática y con la imparable hiperinflación, que ha impedido y sigue impidiendo a una parte de la población venezolana con su salario adquirir muchos de los produc-tos de la canasta básica familiar, cuando los encuentran, habida cuenta del constante desabastecimiento, lo que ha conllevado a que el flujo de venezolanos y venezolanas hacia Colombia se haya incrementado progresivamente. Tres factores influyen para que Colombia sea el principal destino: la frontera con dicho país es la más amplia de las existentes, con 2.200 kilómetros y 5 puestos migratorios oficiales habilitados, sin contar con los numerosos pasos informales existentes; la falta de medios para poder adquirir billetes aéreos, de documentación o de aerolí-neas en Venezuela para poder viajar a otros destinos; y la existencia de redes sociales que les pueden apoyar a su llegada, ya sea por tener familiares o por contar con per-sonas conocidas entre los colombianos y colombianas que durante años a Venezuela huyendo del conflicto armado o buscando oportunidades económicas.

A fecha de diciembre de 2018, la autoridad migrato-ria colombiana anunciaba que hay más de un millón de venezolanos y venezolanas en el país, de los tres millo-nes estimados a nivel global según la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y por la Organización Internacional para los Migrantes (OIM). Es decir, en pocos años, más del 10% de la población ha abandonado el país. Además del tradicional subregistro que suele haber ante este tipo de movimientos, debido a que muchos cruces son por lugares informales, existe otro tipo de subre-gistro: debido al importante flujo migratorio que en su momento recibió Venezuela a consecuencia de las Gue-rras Mundiales y de guerras civiles en Europa, muchos tie-nen doble nacionalidad, siendo España, Portugal e Italia los principales países de origen de las personas exiliadas en Venezuela.

Los principales perfiles que se han constatado en este incesante flujo migratorio son básicamente tres. Perso-nas venezolanas que viajan puntualmente, y periódica-mente, a Colombia para adquirir productos básicos, para visitar familiares o que son estudiantes al otro lado de la frontera. Aquellas que se encuentran en tránsito por Colombia hacia otro destino. Si bien una parte de dicha población puede viajar en autobús, durante unas 24 horas, muchos se han lanzado a caminar para poder llegar a su destino final, lo cual puede conllevar hasta 3 semanas de camino pasando por todo tipo de condiciones climáticas y sin que exista un sistema de asistencia establecido de manera permanente, sobre todo para brindar alojamien-to temporal o para responder ante el inevitable impac-to en las condiciones físicas, sobre todo de las personas más vulnerables, tras tantos kilómetros de camino. Si bien hay apoyos puntuales, los principales respondientes están siendo colombianos y colombianas que con su soli-daridad aportan lo que pueden para atenuar el impacto del viaje. En la ruta desde Cúcuta, Norte de Santander, a Ipiales, Nariño, o San Miguel, Putumayo, se puede encon-trar desde personas que viajan solas, habiendo tenido que dejar a la familia en Venezuela, hasta familias con bebés. Si bien algunas solo llevan mochilas, muchas llevan male-tas con lo que pudieron cargar. Los principales destinos en el cono sur están siendo Perú y Ecuador, seguidos de Brasil y Chile. Finalmente, hay personas venezolanas que han decido instalarse en Colombia, al menos mientras se aclara el panorama en Venezuela.

Las principales necesidades de dicha población, tanto en tránsito como con intención de permanecer en Colom-bia, son de tipo legal, debido a que muchas carecen de pasaporte particularmente por todas las dificultades que existen desde hace años para obtener ese documento en Venezuela o en alguno de sus consulados y, por tanto, no pueden obtener las correspondientes visas que les permitan residir y trabajar legalmente en los países de destino; y de asistencia humanitaria de carácter inmedia-to, tras meses e incluso años de precaria alimentación y de ausencia de la debida asistencia médica. El gobierno colombiano ha ido planteando diferentes esquemas para regularizar a la población que se ha establecido en el país, y la cooperación internacional ha ido brindando asisten-cia complementariamente. En el proceso de integración local, hay una clara ventaja frente a otras crisis de perso-nas refugiadas y migrantes: la población venezolana está llegando a países donde las posibilidades de inserción son cuasi inmediatas – comparten lengua y costumbres con los principales países de acogida, cuando no tienen fami-liares o amistades ya instalados en algún momento desde que inició esta diáspora.

Las proyecciones a nivel nacional y regional

Frente al deterioro de la situación en Venezuela y la llegada de personas migrantes y refugiadas a los países aledaños, el denominado Grupo de Lima se ha reunido para evaluar la situación y emitir declaraciones, así como formular un plan de acción conjunto. En su más reciente declaración, el pasado 4 de enero , dieron un paso más en su posición. Además de desconocer los resultados del pro-ceso electoral en mayo de 2018, plantearon la necesidad de restablecer el Estado de derecho, ratificando en este sentido su reconocimiento a la Asamblea Nacional elegida en diciembre de 2015, y reiteraron su preocupación por la crisis política y humanitaria y por el impacto en la eco-nomía y seguridad en los países de la región; así mismo, adoptaron una serie de medidas que incluyen que cada país valore sus relaciones diplomáticas con Venezuela, suspender la cooperación militar y visibilizar las preocu-paciones por esta situación con otros países.

El 10 de enero de 2019, Nicolás Maduro tomaba posesión como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela hasta 2025. El evento tenía lugar en la sede del Tribunal Supremo de Justicia, afín al ejecutivo, en lugar de en la Asamblea Nacional, como dicta la Constitución, ya que el ejecutivo la considera en desacato tras lograr la oposición la mayoría en diciembre de 2015, habiéndole despojando abruptamente de sus poderes. Cuatro mandatarios, de los países cercanos al régimen, asistieron al evento: Bolivia, Cuba, Nicaragua y el Salvador. Las proyecciones durante este nuevo mandato no son nada alentadoras, y se estima que el número de personas migrantes y refugiadas vene-zolanas continúe aumentando durante 2019 .

El mayor reto para restaurar el Estado de derecho no va a ser solo reconstruir la efectiva separación de poderes, sino, en particular, reconstruir país, inclu-yendo asentar las bases económicas para relanzar la productividad, y especialmente el tejido social. Rever-tir la impactante hiperinflación, prevista para 2019 en un 10.000.000%, va a requerir de medidas drásticas con un minucioso plan de reconstrucción económico y financiero. La devastación y esquilme de los recursos existentes, principalmente del crudo y de las explota-ciones de minería a manos de terceros, y la ausencia de productores de materia prima incluso de artículos bási-cos como carne o productos lácteos, han dejado al país sin los cimientos para poder plantar proyectos propios y sostenibles. La intermitencia en el funcionamiento de los centros educativos debido a huelgas y a la falta de recursos para que el profesorado y los y las estudiantes puedan acudir a las clases diarias ha dejado a una gene-ración huérfana a nivel educativo. La ausencia de insu-mos para poder atender incluso enfermedades básicas, y las precarias y estresantes condiciones en las que se ha visto sumido el personal médico, han dejado un esca-lofriante saldo de personas en la diáspora.

¿Quién lo liderará, habida cuenta del desgaste sufrido por los partidos de la oposición después de 20 años de acoso, con la inhabilitación, detención y exilio de varios de sus líderes y figuras más relevantes? ¿Con qué recursos se iniciará todo el proceso de reconstrucción y asenta-miento de bases socioeconómicas después del gasto des-controlado de los recursos que se obtuvieron durante los años dorados del boom petrolero? Las respuestas solo las podrá ir dando la población venezolana con las estructu-ras organizativas de las que se doten para ello y con un plan que siente las bases con indicadores medibles y rea-listas, según los recursos que se puedan lograr. La comu-nidad internacional debería coadyuvar para ello a través de asistencia técnica y apoyo económico y, especialmen-te Europa, en respuesta a la deuda histórica que hay con Venezuela por toda la población que recibió y acogió durante décadas huyendo de conflictos o simplemente a la búsqueda de mejores oportunidades.

Notas

[1] El País, “La pobreza extrema se dispara en Venezuela”, febrero de 2018, disponible en https://www.elpais.com.uy/mundo/pobreza-extrema-dispara-venezuela.html

[2] PMA, La desigualdad agrava el hambre, la desnutrición y la obesidad en América Latina y el Caribe, noviembre de 2018, disponible en http://es.wfp.org/La-desigualdad-agrava-el-hambre-la-desnutricion-la-obesidad-en-America-Latina-y-el-Caribe

[3] El Espectador, “Pacientes con cáncer, destinados a morir por falta de medicamentos en Venezuela”, junio de 2018, disponible en https://www.elespectador.com/noticias/el-mundo/pacientes-con-cancer-destinados-morir-por-falta-de-medicamentos-en-venezuela-articulo-796046

[4] Los países que componen el Grupo de Lima son Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

[5] La declaración está disponible en https://www.cancilleria.gov.co/newsroom/news/declaracion-grupo-lima-1

[6] Ver Plan Regional de Respuesta a Migrantes y Refugiados Venezolanos, publicado en diciembre de 2018: https://www.acnur.org/noticias/press/2018/12/5c13bcf14/se-lanza-plan-de-emergencia-para-refugiados-y-migrantes-de-venezuela.html

[Artículo publicado originalmente en revista Libre Pensamiento # 97, Madrid, invierno 2018-2019. Número completo accesible en http://librepensamiento.org/wp-content/uploads/2019/06/LP-N%C2%BA-97.pdf.]


publicado el 11 de junio de 2019  par Alicia Martínez C.   Alertar el colectivo de moderación a proposito de la publicación de este articulo. Imprimir el articulo
Lista de los documentos ligados à la contribución
emigrantesvzla.j(...).jpg

Comentarios
  • Ningun comentario

Advertencia


Comentarios moderados a priori

Los comentarios de este articulo estan moderados a priori : su contribución solo aparecera despues de haber sido validad por un(a) miembro del colectivo.

Introduce su comentario

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

www.indymedia.org
africa
Ambazonia Canarias estrecho / madiaq Kenya Nigeria South Africa
canada
London, Ontario Maritimes Montreal Ontario Ottawa Quebec Thunder Bay Vancouver Victoria Windsor
east asia
burma Jakarta Japan Korea Manila QC Saint-Petersburg
europe
Abruzzo Alacant Andorra Antwerpen Armenia Athens Austria Barcelona Belarus Belgium belgrade Bristol Brussels Bulgaria Calabria Croatia Cyprus emilia-romagna estrecho / madiaq Euskal Herria Galiza Germany grenoble Hungary Ireland Istanbul Italy La Plana Liege liguria Lille linksunten lombardia London Madrid Malta Marseille Nantes Napoli Netherlands Nice Northern England Norway Nottingham Oost-Vlaanderen Paris/Île-de-France Patras Piemonte Poland Portugal Roma Romania Russia Sardegna Scotland Sverige Switzerland Torun Toscana Toulouse Ukraine United Kingdom Valencia
latin america
Argentina Bolivia Chiapas Chile Chile Sur CMI Brasil CMI Sucre Colombia Ecuador Mexico Peru Puerto Rico Qollasuyu Rosario santiago Tijuana Uruguay Valparaiso Venezuela
oceania
Aotearoa Brisbane burma darwin Jakarta Manila Melbourne Perth QC Sydney
south asia
India Mumbai
united states
Arizona Arkansas Asheville Atlanta Austin Austin Indymedia Baltimore Big Muddy Binghamton Boston Buffalo Charlottesville Chicago Cleveland Colorado Columbus DC Hawaii Houston Hudson Mohawk Kansas City LA Madison Maine Miami Michigan Milwaukee Minneapolis/St. Paul New Hampshire New Jersey New Mexico New Orleans North Carolina North Texas NYC Oklahoma Philadelphia Pittsburgh Portland Richmond Rochester Rogue Valley Saint Louis San Diego San Francisco San Francisco Bay Area Santa Barbara Santa Cruz, CA Sarasota Seattle Tampa Bay Tennessee Urbana-Champaign Vermont Western Mass Worcester
west asia
Armenia Beirut Israel Palestine
process
FBI/Legal Updates Mailing Lists Process & IMC Docs Tech Volunteer
projects
Print Radio Satellite TV Video
regions
United States
topics
Biotech

copyleft Indymédia (Independent Média Center).Salvo el caso del cual un autor ha formulado un aviso contrario, los documentos del sitio son libres de derechos para la copia, la impresión, la edición, etc, para toda publicación sobre la red o sobre cualquier otro soporte, con la condición que esta utilización sea NO COMERCIAL. Indymedia Venezuela Centro no se hace responsable por las opiniones emitidas por colaboradores

RSS articulosRSS articulos |  Sitio realizado con spip 3.2.0 [23778]
Top