RSS articulos
Deutsch  | 
English  | 
Español  | 
Euskara  | 
Français  | 
Video indigena Pume Venezuela para su difusión. publicado el 13/06/19 - Local
Mitos del extractivismo publicado el 04/06/19 - Local
Ángela Aguirre | una lucha contra la impunidad publicado el 20/05/19 - Local
Un problema politico publicado el 03/05/19 - Local
El experimento materializado en Venezuela publicado el 12/04/19 - Local
Devenir suspensivo venezolano publicado el 26/03/19 - Local
EL CONTROL SOCIAL, PARA PERMANECER EN EL PODER publicado el 17/03/19 - Local
Reportes del 5to día de apagón en Maracaibo publicado el 13/03/19 - Local
La subsistencia del totalitarismo de izquierda publicado el 04/03/19 - Local
¡QUE SE VAYAN TODOS! publicado el 03/03/19 - Local - 1 commentario
La Emergencia del Nosotros publicado el 17/02/19 - Local
Campaña de Fondo Solidario para Venezuela publicado el 06/02/19 - Local
Venezuela febrero 2019: La opción del mal menor publicado el 06/02/19 - Local

1 | 2

Pumé.Cortometraje publicado el 17/06/19 - No Local
Ayuda para la gira de Mar de Rabia en Europa publicado el 17/06/19 - No Local
Sobre la peligrosidad del militarismo publicado el 11/06/19 - No Local
America latina: Nuestrio Problema publicado el 05/06/19 - No Local
PALESTINA Y LA NUEVA VERDAD DEVELADA DEL SIONISMO publicado el 04/06/19 - No Local
Introducción a "Revolución o Colapso". publicado el 03/06/19 - No Local
Una alerta tardía...pero alerta al fin publicado el 27/05/19 - No Local
¡Cuidado con el ecologismo de Estado! publicado el 13/04/19 - No Local
El capitalismo, hijo bastardo del militarismo publicado el 23/03/19 - No Local
Solidaridad con Andromeda publicado el 21/03/19 - No Local
¿Inocente? publicado el 12/03/19 - No Local
Manifiesto por la Huelga Feminista del 8 de Marzo publicado el 04/02/19 - No Local
Rubén Blades: Sobre Venezuela, 31 de enero, 2019 publicado el 04/02/19 - No Local
Ecuador: Los tres asesinos de Diana publicado el 25/01/19 - No Local
Castrismo: 60 años de frustración en Cuba publicado el 19/01/19 - No Local
Nuevo grupo anarquista en Rojava publicado el 17/01/19 - No Local
ENLACES de Red Latina sin fronteras 11.01.2019 publicado el 12/01/19 - No Local
Make Rojava green again: Campaña de apoyo a Rojava publicado el 29/12/18 - No Local
Judith Butler: La construcción cultural del género publicado el 25/12/18 - No Local
¿A dónde va Brasil? publicado el 28/11/18 - No Local
"Recuperemos la tierra y vivamos en libertad" publicado el 17/11/18 - No Local
Resistencia Pemon.Gran Sabana.Venezuela publicado el 16/11/18 - No Local
Qué pasa en la CNT? publicado el 09/11/18 - No Local
EPPUR SI MUOVE. Sobre el anarquismo en Cuba publicado el 07/11/18 - No Local
La fuerza que da la organización por mmmesoamericano publicado el 05/11/18 - No Local
Viaje al movimiento libertario sudamericano: El Perú publicado el 04/11/18 - No Local
ENLACES de Red Latina sin fronteras 2.11.2018 publicado el 03/11/18 - No Local
Brasil: el peor escenario para los Pueblos Indígenas publicado el 02/11/18 - No Local
La Asamblearia: una experiencia de vida y de lucha publicado el 01/11/18 - No Local
América Latina: Estados,gobiernos, luchas publicado el 29/10/18 - No Local

1 | 2

«Todo enemigo se presume culpable» publicado el 23/05/19 - En la web
Guerra de Clases 09/2019: “Chalecos amarillos” publicado el 16/05/19 - En la web
30A en datos: ¿qué pasó en Venezuela? publicado el 03/05/19 - En la web
Nosotrxs desde el apagón. en conversa y esfuerzo. publicado el 13/03/19 - En la web
Sabino Romero, el ejemplo de la rebeldía publicado el 04/03/19 - En la web
30 años: Caracazo Nunca Más publicado el 27/02/19 - En la web
Boicoteada movilización del gobierno en Paraguachon. publicado el 24/02/19 - En la web
Entrevista con José Bodas Lugo publicado el 22/02/19 - En la web
¿Qué es la economía libertaria? publicado el 07/02/19 - En la web
El militarismo que viene publicado el 07/02/19 - En la web
La FAES publicado el 30/01/19 - En la web
¿Qué pasó en Venezuela el 23 de enero de 2019? publicado el 24/01/19 - En la web

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6

Explotación de los cuerpos de las mujeres y de los territorios en Venezuela.
publicado el 16/05/19

(Nota de editora: Este texto forma parte de una investigación que he elaborado de forma empírica, en base a la recopilación de datos y denuncias publicadas por diferentes activistas y organizaciones feministas, indígenas y ambientalistas del país, con miras a difundir y expresar lo que los medios oficiales y hegemónicos callan e invisibilizan, para así promover el debate y la construcción de alternativas y de pensamientos libres y críticos, entre pueblos en resistencia, contra todo amo y verdugo!

Agradecemos al Ateneo Libertario de Parma por invitarnos a exponer este tema en el foro "Ni Maduro, Ni Guaidó, por la libertad" vía skype, en el que por fallas técnicas del audio y problemas con el internet nos vimos limitadxs de exponer, sin embargo, igualmente agradecemos su empatía y solidaridad).

Justificación y Descripción General:

Este texto pretende ser una revisión estructural de los orígenes de la explotación capitalista y patriarcal, con la intención de dimensionar la opresión y el despojo, impuestos sistemáticamente sobre los cuerpos de las mujeres y sobre los territorios Venezolanos, puesto que el Estado y el capital son hermanos menores del Patriarcado, el sistema de dominación más antiguo del mundo, y el más hegemónico, hablaré sobre los orígenes de este sistema, partiendo de las teorías del feminismo moderno y de la antropología feminista.

Entendiendo que la opresión es multifactorial e interseccional, visibilizaré las diferentes realidades y contextos de las mujeres, como las de zonas populares, amas de casa, trabajadoras, indígenas, negras, trans, lesbianas, activistas defensoras del ambiente, embarazadas, basándome en denuncias realizadas por ellas mismas, y también basándome en estudios realizados por diferentes organizaciones de DDHH de las mujeres y en cifras emitidas por el Estado Venezolano.

Reivindicaré también el vínculo que ha existido ancestralmente entre las mujeres y la madre tierra, y su rol histórico como sujetas políticas, como creadoras, sabias, educadoras, pensadoras, cuidadoras, sanadoras, luchadoras, liberadoras. Visibilizando además, cómo la explotación de la madre tierra es también una explotación de género. Hablaré un poco sobre la historia de la colonización de nuestras poblaciones originarias, cómo se implantaron las políticas inquisidoras de la iglesia católica, la guerra, el extractivismo y el estado Moderno occidental como paradigmas universales.

Por último hablaré sobre qué tipo de políticas se han mantenido vigentes en el imaginario colectivo venezolano, y en las políticas del Estado-Gobierno, sobre qué tipo de avances y retrocesos han habido en materia de DDHH de las mujeres, derechos indígenas y ambientales, haré un contraste entre el Patriarcado colonial y el sistema actual, y visibilizaré cuales han sido las luchas e iniciativas feministas populares autónomas que se han construido en los últimos años, en medio de una crisis civilizatoria sin presedentes que se vive en el país.

Crisis civilizatoria en Venezuela:

El contexto actual de Venezuela ha sido bastante crítico, eso es una realidad tangible e innegable, más allá del morbo que puedan promover la mayoría de los medios de comunicación hegemónicos, y de las falacias que promuevan ciertos partidos políticos, en Venezuela se vive una crisis civilizatoria que se traduce en situaciones complejas de extrema violencia, no solo económica, sino también física, psicológica, simbólica, laboral, ambiental, territorial, sexual, racial, étnica, de género y de clase. Por lo tanto dicha crisis, es transversal y tiene sus orígenes en un sistema político hegemónico que ha buscado sostenerse a toda costa, a través del sacrificio de la vida y la dignidad humana y ambiental. Es por ello que la realidad actual de Venezuela no es tan actual, ni casual, sino que es el resultado de múltiples formas de opresión que se han venido implantando, normalizando y legitimando de forma sistemática, y cada vez con mayor gravedad, frecuencia e impunidad desde el Estado/Gobierno y del Capital, afectando con mayor saña al cuerpo de las mujeres y de niñas y niños.

Históricamente tanto el aparato Estatal como el capitalismo han estado estrechamente ligados al sistema patriarcal, concepto desarrollado por teóricas feministas e historiadoras como Gerda Lerner, quien le da el siguiente concepto:

"La manifestación e institucionalización del dominio masculino sobre las mujeres y niños/as de la familia y la ampliación de ese dominio sobre las mujeres en la sociedad en general (...) El patriarcado es una creación histórica elaborada por hombres y mujeres en un proceso que tardó casi 2.500 años en completarse. La primera forma del patriarcado apareció en el estado arcaico. La unidad básica de su organización era la familia patriarcal, que expresaba y generaba constantemente sus normas y valores. Hemos visto de qué manera tan profunda influyeron las definiciones del género en la formación del estado" (Lerner G., 1986).

Por lo tanto el concepto de patriarcado pudiera entenderse como un modelo hegemónico, político-filosófico, sexual, jerárquico, androcéntrico, mercantilista y colonial, que establece la supremacía masculina como un paradigma universal para la propiedad, el control y dominio de las mujeres, del patrimonio, de la familia, de la sociedad en general y de los territorios. Y que de forma paralela e histórica, se ha sostenido y vitalizado con el profundo apoyo del Estado y el Capital.

"En algunos casos, las relaciones sexuales son mas igualitarias aunque las económicas sigan siendo patriarcales; en otros, se produce la tendencia inversa. En todos ellos, no obstante, estos cambios dentro de la familia no alteran el predominio masculino sobre la esfera pública, las instituciones y el gobierno. La familia es el mero reflejo del orden imperante en el estado y educa a sus hijos para que lo sigan, con lo que crea y refuerza constantemente ese orden" (Lerner G., 1986).

Indudablemente en los patriarcados y estados arcaicos, particularmente en las civilizaciones precolombinas del Abya yala, existía subordinación de las mujeres con respecto a los varones que desarrollaron el cacicazgo y eran quienes en su mayoría tenían la hegemonía del poder, sin embargo, en estas civilizaciones las mujeres tenían mayor libertad de decisión en la esfera pública, había mayor respeto a su figura femenina, a su sexualidad, a su labor dentro de la comunidad, a su voz, y tenían mayor valor político, productivo, social, y espiritual. Por lo que pudiera considerarse a estos patriarcados, "patriarcados de baja intensidad o bajo impacto", (Segato R., 2016), o "patriarcados originarios" (Cabnal L., 2013).

La socióloga anarco-feminista Silvia Rivera Cusicanqui explica en una entrevista realizada por el periódico "El Libertario", que en tiempos prehispánicos las mujeres poseían unos roles importantes dentro de sus comunidades, unos espacios propios, unos conocimientos específicos y unos poderes espirituales que las volvía en cierta medida más autónomas que en tiempos de colonización:
"Hay elementos patriarcales en la estructura pre hispánica andina, pero yo creo que atenuado por el paralelismo de género, por el carácter bilateral de la autoridad y la existencia por un lado de panakas y aillus que permitían un espacio autónomo de las mujeres (consejos de matronas) donde además el papel ritual que tenían ellas, era además un papel productivo: es un conocimiento de las recetas, de la chicha, de los tejidos, de las canciones y todo eso como un saber femenino reservado interiormente a las mujeres del cual no tenían conocimiento los varones. Por lo tanto había como una cierta autonomía y las fuentes de poder tenían esa doble naturaleza, el ancestro femenino y el ancestro masculino. Todo eso va a ser trastocado por la invasión, sobre todo la parte ritual" (Rivera Silvia C., 2018).

Rivera nos hablaba de los pueblos andinos específicamente, sin embargo se pueden encontrar grandes coincidencias, particularmente con la realidad de territorio Venezolano, las cuales las podemos encontrar en estudios antropológicos o en las crónicas que escribieron los mismos colonizadores, en las que constatan la participación de las mujeres de las diferentes etnias, sobre todo en la producción de los cultivos, de las artesanías, del comercio, además, en estas tierras fue notable la presencia y participación de las mujeres como piaches, cacicas, guerreras y mujeres cuya voz y conocimiento tenía un gran valor dentro de la comunidad. A continuación les mostraré algunos ejemplos de dichos estudios y crónicas, sobre diferentes etnias de Venezuela:

Caribes:

“En las costas venezolanas la mujer cultivaba los campos y se ocupaba de la casa, mientras que el hombre se dedicaba a la caza." (Séjourné L., 1976)

Cumanagotos y Píritus:

"La mujer tiene por costumbre mantenerse en el hogar, atenta a las necesidades de los miembros del grupo familiar y sus nexos con el ámbito externo; socializa desde la infancia el proceso de conductas y comportamientos esperados del individuo como integrantes de su medio social; estableciendo las diferencias de los roles por sexo. Es quién administra los bienes adquiridos y producidos en forma colectiva y equitativamente. Organiza los medios de subsistencia y la continuidad de éstos. Tiene sentido práctico, dirige el cultivo de la tierra según las necesidades. En la producción artesanal, propias de la mujer, es la cabeza de la empresa familiar, como productora. No tiene una actitud sumisa, su poder de decisión sobrepasa a la del hombre dependiendo del problema y es quien desarrolla una intensa comunicación con su entorno social y fuera de él. Su incursión en el mercado de trabajo asalariado es de vieja data. Participa en actividades de liderazgo político, lo que la ha llevado a emprender luchas que benefician a la colectividad" (La Cruz V., 1995; Meneses B., 1989).

"Partiendo de ego, sobre quienes reconocía como familia, fue manifiesto que la mujer recordaba a sus ascendentes con precisión, al contrario del hombre; al mismo tiempo que fue frecuente que los ascendentes mejor señalados eran los de la línea materna, no así la paterna; dando lugar a la presunción de que la figura de la mujer en sus diferentes roles, madre, hermana, tía y abuela, tenían más peso significativo en la memoria de la filiación familiar" (Moreno Petra J., 2009).

Otomacos:

"¿Y las mujeres? Las mujeres son también muy holgazanas. No tienen idea ninguna de preparar comida para los mandos, y se contentan con pasar sus dias en ayunas, tendidas en las redes y haciendo cualquier pequeño trabajo. En este descuido suyo tampoco son reprendidas por sus maridos (que tan para poco son)." (Gillij Felipe S., 1965, esta cita nos demuestra esa visión sumamente misógina que tenían los españoles en comparación con los pueblos Otomacos quienes tenían una visión mucho más colectiva del trabajo).

Palenques y Píritus:

“en lugar de armas, usan arcos y flechas con gran destreza hombres y mujeres (...) en las comarcas orientales, las mujeres igualaban a los hombres en belicosidad y actividades guerreras” (Rodríguez Carlos C., 2003).

Mariches, Cumanagotos, Chaimas:

"tal vez suelen introducirse a piaches las mujeres y en los años pasados, hubo una vieja tan célebre en esta maldita profesión, que alborotó gran número de indios (...) cerca de la Cueva del Guácharo y comenzó a publicar, que haría de hacer poderoso a cuantos la siguiesen" (Crónicas de Capuchinos, Colección Cumaná”. Tomo 41, pp. 71-72. Esta crónica se refiere a la cacica indígena Urimare).

Posteriormente ese poder se vio cercenado con el advenimiento de la colonización; de la imposición del estado moderno europeo, de la religión católica y del patriarcado moderno occidental como sistemas hegemónicos en el continente y en el mundo.

La colonización significó una ruptura, un despojo de la vida, de la dignidad y de la identidad histórica, cultural, espiritual y territorial de los pueblos indígenas y sobre todo de los cuerpos de las mujeres y de su conexión con la comunidad y con la madre tierra. Agrietando su espíritu y su poder productivo, sanador, creador y vital. La irrupción del cuerpo de las mujeres, la violación, secuestro, tortura y trata, fue utilizada por los colonos como una estrategia política de guerra para debilitar al pueblo conquistado, para que éste cediera ante su poder. "Al profanar el cuerpo de las mujeres se desgrana al pueblo” (Segato R., 2016).

La colonización permaneció instalada en el imaginario colectivo aún después de la Independencia de Venezuela, de Haití y del resto de Latinoamérica, y las grietas siguen manifestándose a través de nuevas lógicas de poder occidentales, como lo ha sido el establecimiento de valores, leyes e instituciones cada vez más androcentristas, más autoritarias y clasistas. La colonización trajo consigo el nacimiento de la era moderna, lo que marcó el futuro de nuestros pueblos y del mundo.

Neocolonización y patriarcado moderno; los orígenes de nuestra crisis civilizatoria.

En el continente latinoamericano vemos que el Estado moderno se ha reformado y ha mutado para poder mantenerse en el tiempo, promoviendo el mismo usufructo de las riquezas y de la vida, para satisfacer las necesidades de estados imperiales, tales como la U.E., EE.UU y Canadá en nombre del desarrollo. Dichos estados, han diseñado proyectos extractivistas en complot con los gobiernos neoliberales de la región a través del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN, 1994), el Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA, 1994) y el Plan Colombia (1999), que en Venezuela, ha sido en complot con los gobiernos de la llamada 4ta república, como el de Carlos Andréz Perez (Plan Ferroviario Nacional y Puerto Venezuela, 1991) y el de Rafael Caldera (Puerto América, 1998).

Sin embargo, con el nuevo siglo XXI, coincidente con el boom de los commodities, la caída del valor del dolar norteamericano, la expansión de potencias como China, dio pie al surgimiento en el continente de nuevos modelos de gobierno conocidos como los "progresistas" o "post-neoliberales" que buscaban activar nuevas estrategias y formas más "sutiles" o "románticas", de imponer el extractivismo en la región, desde la misma mirada occidental de desarrollo, para conseguir la sofisticación y flexibilización jurídica, ambiental técnica y laboral, la mano de obra barata, las vías de comunicación terrestre y marítima, para extraer los recursos naturales del país. Que en la Venezuela del siglo XXI ha sido el gobierno de Chávez (IIRSA, su Eje de desarrollo Andino, y eje de desarrollo Guayana, 2000, Arco Minero del Orinoco, 2011, Plan de la Patria 2011), y actualmente el de Maduro (Arco Minero del Orinoco 2014, y zonas económicas especiales 2014) proyectos que se han llevado adelante a través de uno más grande, que integraría a todos los que se habían creado en el continente, y que innovaría las estrategias de su implementación, como lo fue la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA, 2000), en conjunto con el Plan Puebla Panamá (PPP, 2001).

Desde la construcción de un discurso de supuesto "bienestar social", con el fin de garantizar la cooperación y subordinación de los pueblos, para que éstos cedan y así poder emplear con mayor facilidad dichos proyectos extractivistas, colonialistas, que además, invitan a nuevas potencias imperiales a que saqueen, tales como Rusia, China, Turquía, Irán, Emiratos Árabes a través de acuerdos bilaterales, empresas mixtas entre empresas transnacionales y nacionales, zonas económicas especiales, carboeléctricas, gasoductos, oleoductos, hidrovías, puertos, carreteras, tendidos eléctricos, vías de comunicación que abren las puertas y facilitan el camino para la explotación y conquista del territorio, exonera de impuestos a las transnacionales, segrega y coloca a la población en paupérrimas condiciones laborales, al nivel de maquila o de semi exclavitud e impone o profundiza aún más la cultura minera, extractivista que es innatamente patriarcal, ya que ve a la naturaleza como una mercancía, y a las mujeres como objetos y mercancías sexuales explotables.

Sobre ésto último, la profesora y activista wayuú Alicia Moncada y la socióloga feminista Esther Pineda manifiestan:

"Dentro de la cultura minera se concibe a la prostitución aledaña a las minas como un “servicio” inevitable y necesario, además de que la mayor parte de los mineros consideran importante la presencia del proxeneta y los tratantes para “proteger” a las mujeres prostituidas. Con una fuerza de trabajo fundamentalmente masculina, en las minas la mayor parte de las mujeres cumplen roles y funciones relacionados con la satisfacción de las “necesidades” de los mineros, siendo la prostitución un “servicio” altamente requerido en especial, durante las fases de exploración y explotación inicial de la minería legal (Lahiri-Dutt, 2011). Empero la prostitución en los contextos mineros no es un trabajo sexual que las mujeres ejerzan autonomamente y libre de presiones, siendo una actividad regentada y regulada por grupos criminales enlazados con el poder militar y policíaco." (Moncada A.; Pineda E., 2018).

Al igual que en el periodo de la invasión española, los colonos buscaban introducirse en los territorios y pueblos indígenas para negociar y poder conseguir el acceso a los minerales como el oro, el diamante, las perlas, acceso a las vías de transportación tanto marítima como terrestre y sobretodo conseguir la sumisión y dominio del pueblo, a cambio de espejitos. Y a su vez empleando el dominio occidental y supremacía masculina, mediante la explotación y la mercantilización sexual y laboral sobre los cuerpos de las mujeres.

Ahora bien, si recordamos el concepto de patriarcado del que he hablado al principio, podemos comprender qué tipo de orden se ha mantenido, un orden no solo dirigido por hombres en su mayoría, sino por castas o élites de varones y algunas mujeres quienes con el propósito de mantener su estatus privilegiado como clase dominante, han buscado imponer lógicas que son cada vez más hegemónicas, explotadoras, inquisidoras, militaristas y colonizadoras, es decir, más patriarcales. La Conquista no solo ha sido de los territorios sino también de los cuerpos y de la mente, de la vida y de la dignidad.
"Bajo este contexto de opresión, las mujeres son los principales objetivos del exterminio y desplazamiento estratégico que el gran capital extractivista pone en marcha para eliminar factores de riesgo en sus operaciones. La atención se dirige especialmente sobre las mujeres racializadas y organizadas que se oponen a los proyectos extractivistas porque destruyen las economías del sustento y amenazan la supervivencia de sus culturas y cosmovisiones. Todas ellas son víctimas de las arremetidas colonialistas que, a través de la violencia buscan “devolver a su lugar” a las mujeres, al mismo tiempo que castigar la insubordinación de quienes -desde el pensamiento patriarcal- han sido concebidas como objetos, apropiables, consumibles y descartables." (Moncada A., 2016).

Venezuela actual: ¿Socialismo del siglo XXI, o Guerra contra las mujeres?

En el llamado "Socialismo del siglo XXI" es cierto que han habido avances a nivel legal, jurídico e institucional en torno a los derechos civiles de las mujeres, y derechos de los pueblos indígenas, pero estos "avances" se han quedado en papel, no han sido más que reformas estériles, decretos burocráticos que lo que han buscado es estatizar e institucionalizar la vida, mas no han buscado garantizarla en la práctica, puesto que aún ha seguido imperando una lógica patriarcal-inquisidora-neoliberal en todo este sistema y en la sociedad en general.

La desigualdad de género ha incrementado de manera bastante alarmante en los últimos años, pues el actual Estado-gobierno en su lucha "contra la guerra económica" ha adoptado la estrategia de hacerle la competencia al capitalismo global, uniéndosele, como dice el dicho "Si no puedes contra ellos, úneteles" y esta "competencia" o guerra, ha sido patrocinada precisamente por estados imperiales y transnacionales, lo cual ha sido una de las principales causas que ha recrudecido de manera descarada la situación de crisis económica, social y civilizatoria que estamos viviendo actualmente en nuestro país, y de manera transversal ha profundizado la segregación y marginación hacia las mujeres, dejando estragos directamente sobre los cuerpos de las más jóvenes, racializadas y las más empobrecidas.

Realidades de las mujeres en Venezuela:

Mujeres y salud:

Estragos como el incremento en un 65,79% de la Mortalidad Materna (de estos decesos un 16% han sido por abortos inseguros según La Red de Información por el Aborto Seguro (RIAS)), incremento de la mortalidad infantil en un 30,12% (éstas estadísticas fueron publicadas el 2016 por la ministra de Salud Antonieta Caporale, publicación que le costó el cargo), paralización de los servicios públicos de consulta para embarazos de alto riesgo, incremento de los embarazos no deseados en mujeres, sobre todo en adolescentes y niñas, según el informe realizado por AVESA. escasez y especulación de métodos anticonceptivos, mafias con la venta de pastillas abortivas y centros de realización de abortos altamente riesgosos, insalubres y clandestinos, vulnerabilidad y desnutrición severa en mujeres embarazadas, desabastecimiento de insumos médicos, aunado la permanencia del estigma social contra la sexualidad femenina y por ende contra las mujeres embarazadas, incremento de la violencia obstétrica en hospitales y clínicas públicas que atienden a mujeres embarazadas, movilidad o migración forzosa de mujeres embarazadas para conseguir atención de calidad, total desatención y estigmatización a las mujeres que llegan con hemorragia por abortos incompletos o mal realizados, necesitando curetajes, incremento de la esterilidad en las mujeres por abortos mal realizados.
Precarización de las infraestructuras, de las condiciones sanitarias de baños públicos, de hospitales y del sistema de agua potable, lo que deviene en un mayor riesgo de enfermedades vaginales, uterinas, estomacales y cutáneas, abortos espontáneos en mujeres embarazadas por exposición al mercurio utilizado por la extracción de oro en la minería a cielo abierto, brutal incremento de muertes por enfermedades prevenibles, incremento de muerte por cáncer de mama, de ovarios y de cuello uterino por falta de atención y de tratamientos, aparición de endemias ya antes erradicadas como la malaria, el sarampión, la difteria, muertes por estas enfermedades con mayor incidencia sobre las mujeres, niñas y niños, y sobre todo con mayor incidencia en comunidades indígenas y campesinas, las cuales tienen menor acceso a centros de salud pública.

Mujeres y violencia de género y sexual:

Incremento de femicidios y de violencia doméstica, de casos de abuso sexual y de violación a mujeres e infantes, descarada normalización de la impunidad, por un brutal incremento de la corrupción en las altas esferas del poder y por ende también en el resto de los otros estratos sociales, inoperancia, o revictimización desde las instituciones del Estado encargadas en "salvaguardar" la vida de las mujeres, violencia y abusos sexuales por parte de efectivos de "seguridad" del estado en contextos de represión política, redes de tráfico de personas, de secuestro, desaparición forzada y de prostitucón forzada, mafias de proxenetas en complot con militares, policías, paramilitares y mafias mineras.

Mujeres Trans:

Explotación sexual, trata y discriminación a mujeres trans, femicidios a mujeres trans, invisibilización y encubrimiento de estos femicidios por poca o nula formación a funcionarios(as) públicos(as) en temas de diversidad de género, incremento de la discriminación y la mortalidad de personas trans con VIH por falta de retrovirales, movilidad o migración forzosa para conseguir los tratamientos, diezmo de la población Warao por contagio de VIH por parte de criollos a las mujeres trans "tidawinas".

Mujeres Racializadas:

Represión militar a comunidades indígenas y campesinas con saña sobre las mujeres activistas defensoras territoriales y ambientales, y/o familiares de activistas, despojo de tierras y migración obligatoria sobre todo en comunidades indígenas y campesinas a causa de la crisis civilizatoria, de la militarización, el latifundio ganadero, el paramilitarismo y la minería a cielo abierto, en el marco de proyectos como el Arco Minero del Orinoco y Carbones de Perijá y de Guasare, y en el marco del irrespeto estatal a la demarcación de territorios ancestrales indígenas, extinción y reemplazo de las prácticas económicas indígenas autónomas y ancestrales del autosustento por ir a trabajar en las minas, mercantilización de la vida, alta exposición al mercurio en el trabajo en las minas, poco o nulo acceso al sistema de transporte y de salud pública, ausencia de derechos laborales, a la asociación sindical y a la protesta, sobre todo nulos derechos laborales y de toma de decisiones de las mujeres, trata sexual a mujeres indígenas en el marco de explotación de las zonas mineras "legales" e "ilegales".

Mujeres trabajadoras y de zonas populares:

Violencia machista durante los operativos y allanamientos ilegales de la OLHP con saña sobre las mujeres racializadas y empobrecidas, poco o nulo acceso a servicios básicos como el agua potable, el gas, la comida, la salud y el transporte, represión militar a activistas que protestan por estos servicios en sus comunidades, incremento del desempleo y de la feminización de la pobreza en el marco de un brutal paquetazo antiobrero, el cual contempla una pulverización de contratos colectivos y de las tablas salariales, obligando a la clase trabajadora a ganar salario mínimo de 6$ sin importar las convenciones colectivas conquistadas, eliminando los seguros HCM y funerario, imponiendo un aumento de tarifas de servicios públicos y de los impuestos para trabajadores y trabajadoras. (Tales medidas antiobreras han afectado sobre todo a las mujeres, ya que además de cubrir gastos personales, muchas tienen cargar solas con el peso de los cuidados de una familia entera, muchas se han visto obligadas a conseguir doble trabajo, a trabajar informalmente, y la mayoría de las mujeres tienen hasta triple o cuadruple jornada laboral, en lo público y en lo privado. Lo que las hace más propensas a correr mayores riesgos de salud. La mayoría de las mujeres venezolanas trabajan más para ganar menos. De ninguna forma las mujeres en este país tenemos posibilidad de crecer plenamente como seres humanos, como ciudadanas de derechos, para emanciparnos realmente y hacer vida fuera de las labores del hogar, de trabajarle casi que de gratis al patrón, al estado, al marido, o a la familia, trabajamos por sueldos miserables que no alcanzan para cubrir las necesidades más básicas, ni para comprar 1 pan diario, si acaso alcanza para pagar las miserables bolsas de comida Clap (venenosa) importada que no cubren completamente nuestras necesidades alimenticias, ni mucho menos la de lxs más pequeñxs, teniendo las mujeres que dejar de comer para proveerles a los hijxs del alimento que les exige su desarrollo infantil).

Discriminación para conseguir conseguir trabajo bien remunerado, y alquileres de habitación, sobre todo a mujeres jóvenes, o madres solteras, amenazas de despidos por retaliación política, suspensión del salario, y acoso laboral a mujeres que trabajan en instituciones gubernamentales y expresan alguna denuncia, descontento, se niegan a ir a marchar o a votar, o que son activistas defensoras de derechos laborales, mayor explotación laboral y acoso por parte de los patrones de empresas privadas, despidos masivos por reducción de personal, incremento de la mano de obra barata, de la explotación y precariedad laboral, mayor vulnerabilidad y discriminación a mujeres trabajadoras informales, incremento de las jornadas laborales para las mujeres madres y amas de casa, que garantizan los servicios básicos del resto del núcleo familiar, pauperrización de las labores domésticas, desnutrición severa en mujeres madres y amas de casa con el propósito de garantizarles el alimento al resto de la familia, menor acceso a la educación y profesionalización por dedicar mayor tiempo a las jornadas laborales, al mantenimiento de la familia y del hogar y por la pobreza a la que la mayoría somos sometidas.

Resistencias y experiencias construidas desde organizaciones de mujeres feministas:

Pese a todas violencias sistemáticas mencionadas que enfrentamos las mujeres en el país, en respuesta a dichas violencias, se han gestado diversas organizaciones feministas autónomas en Venezuela, que han buscado desde diferentes miradas, denunciar, visibilizar, empoderar, construir alternativas, y ofrecer soluciones para la emancipación de las mujeres y del resto de la población, tales organizaciones las mencionaré a continuación, aclarando que esto lo hago no con la intención de atribuirme su vocería, sino para que sus luchas y sus propias voces sean visibilizadas y escuchadas:

Organización de Mujeres Indígenas Amazónicas Wanaaleru; y su iniciativa CAMIA; Casa de Atención de las Mujeres Indígenas Amazónicas.
Tejidosdedignidad.org.ve
Organización Kuyujani
Organización de Mujeres Indígenas YUKPA Oripanto Oayapo Tuonde
Las Comadres púrpuras
La Guarura
Pueblos en camino
Gargantas Libertarias
Unión Afirmativa
AVESA
Organización MUDERES
Revista Arpillera
Iberoamérica social- Esther Pineda
Mérida feminista
Sin tregua Grupo de mujeres
juntas Nos Cuidamos
Chocando el Carro
LaDanta LasCanta
trincheraderosas.blogspot.com

Pd: Cabe destacar que dichos grupos y organizaciones políticas son diversas ideológicamente, de igual forma, todas actúan en defensa de los DDHH de las mujeres, y todas militan desde los márgenes, no necesariamente todas militan en y desde las ideas ácratas, pero si son organizaciones autónomas de base, muchas de ellas mantienen una postura crítica con respecto al Estado y a las políticas del sistema actual, por las denuncias e investigaciones que realizan y por sus praxis autoorganizativa y autoconvocada, claro está, cada una lleva la autonomía en diferentes maneras y niveles, pero como esto no es una competencia, pues todas defienden y denuncian la violencias sistemáticas de género, etnia raza, de clase, de orientación sexual y de origen nacional que se viven en el país, es por ello que me sentí en la tarea de visibilizarlas a todas, así que les invito a conocerlas y visibilizarlas también.

Conclusiones:

Esta revisión histórica y actual, ha sido necesaria para poder comprender que las políticas que se mantienen vigentes y hegemónicas en el país son las del patriarcado moderno, la neocolonización, la esclavitud moderna y el neoliberalismo, las cuales de manera progresiva, se han normalizado desde un discurso persuasivo, demagógico o romántico, que ha buscado impulsar el saqueo de la nación y la explotación de los recursos naturales, agudizando así las violencias sistemáticas, machacando a la madre tierra y sobre todo machacando la vida y la dignidad de las mujeres, como ejercicio simbólico de poder y como estrategia política de guerra impuesta desde el Estado Venezolano, el cual pese a sus programas paliativos, los mismos han sido clientelares y maternalistas, y no han ido cónsonos con la realidad social venezolana, puesto que no han cubierto ni una cuarta parte de la totalidad de las necesidades de la población ni mucho menos de las mujeres, además de que tampoco han buscado garantizar de manera amplia, integral y preventiva la protección de DDHH de las mismas. El Estado, ha permitido y promovido la misoginia, el racismo, el clasismo, el neocolonialismo y la conquista de los territorios, a través de proyectos como el Arco Minero del Orinoco (AMO), el pago de deuda externa, la exoneración de impuestos a transnacionales, el aumento de las tarifas de servicios básicos, y la eliminación de contratos colectivos y tablas salariales, el paquetazo antiobrero más brutal de la historia contemporánea, la descarada corrupción y fuga de capitales, y no conforme con ello, desde su casta militar, institucional y de grupos civiles armados, (paramilicias), ha perseguido, criminalizado, encarcelado, desaparecido y reprimido con saña a quienes se han atrevido a cuestionar sus prácticas contradictorias y autoritarias, y ha impuesto el psicoterror en poblaciones de zonas populares en general a través de operativos de la OLHP. Dichos proyectos antipopulares y genocidas, se han construido y consolidado a toda costa y sin consulta previa, sin importar los daños colaterales ni la crisis civilizatoria que los mismos han degenerado, y que han recaído directamente sobre los hombros del pueblo venezolano, y sobre todo sobre los hombros de las mujeres, dejando como resultado una situación aguda de desigualdad, de pobreza, de hambre, de destierro, de despojo, de sangre, y de miseria en general. Todo ello siendo justificado siempre con el ya desgastado discurso de un supuesto ataque del Imperio Yanqui, que si bien es cierto, desde tiempos inmemoriales han existido intereses capitalistas de parte de partidos de oposición de derecha patronal y de Estados imperiales como EE.UU., la U.E., Canadá sobre el territorio Venezolano, los cuales por supuesto se deben rechazar y cuestionar. Sin embargo imperios como EE.UU., la U.E., Canadá (y Rusia, China, Turquía, Emiratos Árabes, etc), y algunos partidos de derecha y empresarios (como por ejemplo Gustavo Cisneros) han pactado y también se han beneficiado de la explotación de nuestros recursos, y de nuestra crisis, gracias a los pactos y negocios que han tenido con el Estado-Gobierno venezolano y su también evidente tendencia imperialista, servil, entreguista y extractivista, por lo que la crítica a "el otro bando", no debe hacernos acríticos, autocensurar, ignorar ni mucho menos justificar el mal gobierno actual que se mantiene de facto en el poder, y que tiene la principal responsabilidad, pues no hay que dejar de denunciar su injustificado abandono institucional, las muertes cuyas cifras han sido invisibilizadas por el propio Estado y la violencia sistemática de género, de clase, de raza, de etnia, de orientación sexual y de origen nacional que se dan en el país, el Estado es cómplice de todo ello, por acción u omisión. De hecho, tales contradicciones han servido a los políticos y partidos de derecha nacionales e internacionales para obtener mayor popularidad, como ha sido el caso de Bolsonaro en Brasíl y de Iván Duque en Colombia, cuyo horizonte es el mismo neoliberalismo y autoritarismo. La manía del mal-gobierno venezolano de no reconocer y parar todas las pérdidas humanas y materiales que ha traído su "revolución", o, en caso de que fuese cierta su afirmación de que "hemos estado en guerra económica", entonces el Estado ni siquiera ha buscado sanar a "lxs heridxs de dicha guerra". Ni ha buscado escuchar lo que la gente y las clases populares proponen, exigen, denuncian, reivindican y tienen para decir. Esto ha desgastado y desmoralizado a las mayorías, lo que ha abierto las puertas para que fenómenos como el "fenómeno Guaidó", se muestren como aparente salida o "mal menor". Dicho fenómeno analizaré con mayor profundidad, en otra publicación.

Lo que intento expresar con este texto, es que el Estado-gobierno venezolano con su mala praxis, se ha desmontado su propio discurso hipócrita de que en Venezuela vivimos en una "revolución bonita socialista, feminista, obrerista, decolonial, laica, anti-imperialista y anti-capitalista". Una consigna-pregunta que pongo sobre la mesa es; ¿De qué revolución nos están hablando, si a las mujeres nos están matando? y también, ¿De qué eco-socialismo o descolonización nos están hablando, si a la madre tierra la están matando? Definitivamente hay mucho por resolver en esta realidad de país tan crítica y miserable, hay muchas deudas, muchos crímenes de lesa humanidad que siguen ocurriendo por lo que indudablemente otra consigna que se debe levantar es la de "Fue el Estado", por qué a estas alturas la población venezolana y sobre todo las mujeres no tenemos derecho a la justicia social, ambiental, a la dignidad y a la vida, en definitiva la complicidad del Estado venezolano ha sido una de las causas por las que en este país no se consigue verdadera justicia social, la crisis, desigualdad social la violencia sistemática que vivimos está estrechamente vinculada con el ejercicio pleno del poder hegemónico del Estado gobierno imponiendo su lógica absolutista y avasalladora contra el pueblo, para hacer de Venezuela una tierra desolada y desprotegida, donde sólo tienen derecho o poder son las empresas transnacionales, empresas del Estado de la mano y los militares para explotar la tierra sin ningún tipo de escrúpulos. Sin embargo, pese a ello, acá aún habemos muchxs que continuamos luchando, resistiendo, haciendo, construyendo y denunciando de manera ávida, pero es importante que afinemos la autonomía, interseccionalidad y la solidaridad entre pueblos, como raíces que se enlazan cada vez más, sólo de esa manera podremos conseguir nuestra verdadera liberación.

Bibliografía:

Libro: La creacion del patriarcado por Gerda Lerner
Libro: La guerra contra las mujeres, por Rita Segato.
Libro: America latina antiguas culturas precolombinas por Laurette Séjourné
Libro: Píritu la anciana de los tiempos por Petra Josefina Moreno
Libro: Colonialidad y modernidad/racionalidad por Aníbal Quijano
Libro: Ensayo de historia Americana, tomo II, por Felipe Salvador Gilij,
Libro: Violencias y resistencias de las mujeres racializadas en los contextos extractivistas mineros de América Latina, por Alicia Moncada y Esther Pineda
Libro: Venezuela desde adentro, de la Fundación Rosa de Luxemburg, mayo 2018 investigación: Situación, derechos y garantías para las mujeres en la Venezuela Bolivariana por Anaís Lopez. Y también la investigación: Dinámica de la minería a pequeña escala como sistema emergente. Por Cesar Romero y Francisco Ruiz y la investigación: No todo lo que mata es oro por Andrés Antillano, José Luis Fernandez-Shaw y Damelys Castro.

Artículos:

Entrevista a Silvia Rivera Cusicanqui https://periodicoellibertario.blogspot.com/2018/03/bolivia-entrevista-silvia-rivera.html.
Estados imperiales en negocios con la Venezuela Bolivariana
Venezuela propone a Turquía refinar el oro extraído del arco minero
http://talcualdigital.com/index.php/2019/01/18/venezuela-propone-a-turquia-refinar-el-oro-extraido-del-arco-minero/
Venezuela debe enviar su oro a los países que son sus amigos como Turquía y Rusia
https://mundo.sputniknews.com/america-latina/201901281085074457-oro-venezuela-envia-rusia-turquia-reino-unido-reservas/
Venezuela vendió 73 toneladas de oro a Turquía y Emiratos Árabes en 2018
https://www.eluniverso.com/noticias/2019/02/06/nota/7176053/venezuela-vendio-73-toneladas-oro-turquia-emiratos-arabes-2018-dice

Mujeres y salud
“RIAS” educa a la población sobre el aborto
http://www.radiomundial.com.ve/article/%E2%80%9Crias%E2%80%9D-educa-la-poblaci%C3%B3n-sobre-el-aborto
Destituyen a Ministra de Salud tras divulgar cifras sobre mortalidad infantil
http://elestimulo.com/blog/confirman-destitucion-de-caporale-del-ministerio-de-salud-tras-divulgar-cifras/
El embarazo no tan planificado en Venezuela
http://elestimulo.com/blog/el-embarazo-no-tan-planificado-en-venezuela/
Algunos datos sobre la mortalidad materna, embarazos adolescentes y abortos en tres hospitales de la región central del país
https://avesawordpress.wordpress.com/tag/mortalidad-materna/
Entre epidemias de sarampión, malaria y VIH se extingue la vida de los indígenas venezolanos
http://efectococuyo.com/principales/entre-epidemias-de-sarampion-malaria-y-vih-se-extingue-la-vida-de-los-indigenas-venezolanos/
Reportaje: Mujeres al limite
https://avesawordpress.files.wordpress.com/2017/11/mujeres-al-limite.pdf
Venezuela desde adentro, de la Fundación Rosa de Luxemburg, mayo 2018, investigación: Situación, derechos y garantías para las mujeres en la Venezuela Bolivariana por Anaís Lopez. https://www.rosalux.org.ec/pdfs/VENEZUELA-DESDE-ADENTRO_12.pdf

Mujeres y violencia
Reportaje: Mujeres al limite
https://avesawordpress.files.wordpress.com/2017/11/mujeres-al-limite.pdf
Violencia sexual en el contexto de represión política- algunos datos de la prensa nacional
https://avesawordpress.wordpress.com/2017/07/13/violencia-sexual-en-el-contexto-de-represion-politica-algunos-datos-de-la-prensa-nacional/
La Trata de personas: Un delito que en Venezuela se incrementa por la crisis económica
https://maibortpetit.blogspot.com/2018/01/la-trata-de-personas-un-delito-que-en.html
Reportaje: Feminicidio en el extranjero
https://lascomadrespurpuras.com/reportaje-feminicidio-en-el-extranjero/
http://elgrilloweb.info/2019/03/05/mujeres-cifras-rojas-femicidio-venezuela/
Las mujeres que luchan por detener las ejecuciones extrajudiciales en Venezuela
http://revistasic.gumilla.org/2019/las-mujeres-que-luchan-por-detener-las-ejecuciones-extrajudiciales-en-venezuela/

Mujeres trans y LGBI:
Unión Afirmativa presenta nuevo informe sobre derechos de personas LGBTI en Venezuela
http://unionafirmativa.org.ve/unaf/noticias/union-afirmativa-presenta-nuevo-informe-sobre-derechos-de-personas-lgbti-en-venezuela/
Informe 2013-2015 sobre crímenes de odio de ACCSI
https://www.redlgbtidevenezuela.org/red-lgbti/informe-2013-2015-sobre-crimenes-de-odio-de-accsi
Derechos de personas trans siguen siendo vulnerados
http://www.accionsolidaria.info/website/derechos-de-personas-trans-siguen-siendo-vulnerados/
El VIH trasmutó hasta los matrimonios warao
http://revistasic.gumilla.org/2016/el-vih-trasmuto-hasta-los-matrimonios-warao

Mujeres racializadas:
Mujeres indígenas hablan sobre la mineria y los grupos armados irregulares en amazonas
https://wanaaleru.wordpress.com/2016/10/18/mujeres-indigenas-hablan-sobre-la-mineria-y-los-grupos-armados-irregulares-en-amazonas/
(VIDEOS) Mujeres yukpa denuncian criminalización de familiares de caciques Sabino Romero y Carmen Fernández
http://www.ecopoliticavenezuela.org/2018/11/25/videos-mujeres-yukpa-denuncian-criminalizacion-familiares-caciques-sabino-romero-carmen-fernandez/
Violencia de género, reproducción y territorio. A propósito de los comunicados de la Organizacion Oripato Ohayapo Tuonde: “Mujeres en resistencia por el territorio” http://www.ecopoliticavenezuela.org/2018/12/14/violencia-genero-reproduccion-territorio-proposito-los-comunicados-la-organizacion-oripato-ohayapo-tuonde-mujeres-resistencia-territorio/
¿Qué se gestó en el cuerpo de Mary Fernández?
https://www.aporrea.org/ddhh/a272467.html
Exijamos libertad de lucha y garantías para Lisa Henrito en Venezuela
https://pueblosencamino.org/?p=6252
Una mirada estructural del megaproyecto Arco Minero del Orinoco
http://www.ecopoliticavenezuela.org/2018/06/28/una-mirada-estructural-del-megaproyecto-arco-minero-del-orinoco-i/
Demarcación de tierras, Fraude Constituyente y Derechos de los Pueblos Indígenas en Venezuela, por José Ángel Quintero Weir
https://laguarura.info/2017/08/demarcacion-de-tierras-fraude-constituyente-y-derechos-de-los-pueblos-indigenas-en-venezuela/
Las luchas contra el mega-proyecto del Arco Minero del Orinoco, Venezuela https://www.ecopoliticavenezuela.org/georreferenciacion/57/
Venezuela desde adentro. de la Fundanción Rosa de Luxemburg, investigación: Dinámica de la minería a pequeña escala como sistema emergente. Por Cesar Romero y Francisco Ruiz y la investigación: No todo lo que mata es oro por Andrés Antillano, José Luis Fernandez-Shaw y Damelys Castro. https://www.rosalux.org.ec/pdfs/VENEZUELA-DESDE-ADENTRO_12.pdf

Mujeres trabajadoras:
El acoso del Gobierno a los empleados públicos no tiene límite
http://cronica.uno/acoso-gobierno-empleados-publicos-no-tiene-limite/
La dura realidad que vivimos y la fuerza de las mujeres trabajadoras cuando salen a luchar
http://www.laizquierdadiario.com.ve/La-dura-realidad-que-vivimos-y-la-fuerza-de-las-mujeres-trabajadoras-cuando-salen-a-luchar
Reportaje sobre la activista sindical Deillily Rodriguez: La lucha por una vida digna.
https://lascomadrespurpuras.com/una-lucha-por-una-vida-digna/
Sobre el despido a la trabajadora Dámaris Cervantes: Corpoelec despidió empleada por denunciar situación interna de la compañía
http://www.el-nacional.com/noticias/sociedad/corpoelec-despidio-empleada-por-denunciar-situacion-interna-compania_274129


publicado el 16 de mayo de 2019 Alertar el colectivo de moderación a proposito de la publicación de este articulo. Imprimir el articulo
Lista de los documentos ligados à la contribución
profes.jpg_17755(...).jpg

Comentarios
  • Ningun comentario

Advertencia


Comentarios moderados a priori

Los comentarios de este articulo estan moderados a priori : su contribución solo aparecera despues de haber sido validad por un(a) miembro del colectivo.

Introduce su comentario

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

www.indymedia.org
africa
Ambazonia Canarias estrecho / madiaq Kenya Nigeria South Africa
canada
London, Ontario Maritimes Montreal Ontario Ottawa Quebec Thunder Bay Vancouver Victoria Windsor
east asia
burma Jakarta Japan Korea Manila QC Saint-Petersburg
europe
Abruzzo Alacant Andorra Antwerpen Armenia Athens Austria Barcelona Belarus Belgium belgrade Bristol Brussels Bulgaria Calabria Croatia Cyprus emilia-romagna estrecho / madiaq Euskal Herria Galiza Germany grenoble Hungary Ireland Istanbul Italy La Plana Liege liguria Lille linksunten lombardia London Madrid Malta Marseille Nantes Napoli Netherlands Nice Northern England Norway Nottingham Oost-Vlaanderen Paris/Île-de-France Patras Piemonte Poland Portugal Roma Romania Russia Sardegna Scotland Sverige Switzerland Torun Toscana Toulouse Ukraine United Kingdom Valencia
latin america
Argentina Bolivia Chiapas Chile Chile Sur CMI Brasil CMI Sucre Colombia Ecuador Mexico Peru Puerto Rico Qollasuyu Rosario santiago Tijuana Uruguay Valparaiso Venezuela
oceania
Aotearoa Brisbane burma darwin Jakarta Manila Melbourne Perth QC Sydney
south asia
India Mumbai
united states
Arizona Arkansas Asheville Atlanta Austin Austin Indymedia Baltimore Big Muddy Binghamton Boston Buffalo Charlottesville Chicago Cleveland Colorado Columbus DC Hawaii Houston Hudson Mohawk Kansas City LA Madison Maine Miami Michigan Milwaukee Minneapolis/St. Paul New Hampshire New Jersey New Mexico New Orleans North Carolina North Texas NYC Oklahoma Philadelphia Pittsburgh Portland Richmond Rochester Rogue Valley Saint Louis San Diego San Francisco San Francisco Bay Area Santa Barbara Santa Cruz, CA Sarasota Seattle Tampa Bay Tennessee Urbana-Champaign Vermont Western Mass Worcester
west asia
Armenia Beirut Israel Palestine
process
FBI/Legal Updates Mailing Lists Process & IMC Docs Tech Volunteer
projects
Print Radio Satellite TV Video
regions
United States
topics
Biotech

copyleft Indymédia (Independent Média Center).Salvo el caso del cual un autor ha formulado un aviso contrario, los documentos del sitio son libres de derechos para la copia, la impresión, la edición, etc, para toda publicación sobre la red o sobre cualquier otro soporte, con la condición que esta utilización sea NO COMERCIAL. Indymedia Venezuela Centro no se hace responsable por las opiniones emitidas por colaboradores

RSS articulosRSS articulos |  Sitio realizado con spip 3.2.0 [23778]
Top