RSS articulos
Deutsch  | 
English  | 
Español  | 
Euskara  | 
Français  | 
EL CONTROL SOCIAL, PARA PERMANECER EN EL PODER publicado el 17/03/19 - Local
Reportes del 5to día de apagón en Maracaibo publicado el 13/03/19 - Local
La subsistencia del totalitarismo de izquierda publicado el 04/03/19 - Local
¡QUE SE VAYAN TODOS! publicado el 03/03/19 - Local - 1 commentario
La Emergencia del Nosotros publicado el 17/02/19 - Local
Campaña de Fondo Solidario para Venezuela publicado el 06/02/19 - Local
Venezuela febrero 2019: La opción del mal menor publicado el 06/02/19 - Local
Venezuela: Frente a los fraudes embaucadores publicado el 04/02/19 - Local
Los clichés y Venezuela publicado el 04/02/19 - Local
Los desmadres del feminismos Pop publicado el 01/02/19 - Local
Venezuela: opportunisti e imbecilli al lavoro. publicado el 27/01/19 - Local
Campaña por la Libertad Alí y Jairo publicado el 26/01/19 - Local
Ordenando mis ideas sobre Venezuela publicado el 24/01/19 - Local - 1 commentario
Siguen la lucha contra la dictadura publicado el 23/01/19 - Local
El Valle encendido, rabia colectiva y reflexiones personales publicado el 23/01/19 - Local - 1 commentario
Manifestaciones La Guaira Caracas publicado el 22/01/19 - Local
Resumen del día 21 de enero 2019. publicado el 22/01/19 - Local

1 | 2

Solidaridad con Andromeda publicado el 21/03/19 - No Local
¿Inocente? publicado el 12/03/19 - No Local
Manifiesto por la Huelga Feminista del 8 de Marzo publicado el 04/02/19 - No Local
Rubén Blades: Sobre Venezuela, 31 de enero, 2019 publicado el 04/02/19 - No Local
Ecuador: Los tres asesinos de Diana publicado el 25/01/19 - No Local
Castrismo: 60 años de frustración en Cuba publicado el 19/01/19 - No Local
Nuevo grupo anarquista en Rojava publicado el 17/01/19 - No Local
ENLACES de Red Latina sin fronteras 11.01.2019 publicado el 12/01/19 - No Local
Make Rojava green again: Campaña de apoyo a Rojava publicado el 29/12/18 - No Local
Judith Butler: La construcción cultural del género publicado el 25/12/18 - No Local
¿A dónde va Brasil? publicado el 28/11/18 - No Local
"Recuperemos la tierra y vivamos en libertad" publicado el 17/11/18 - No Local
Resistencia Pemon.Gran Sabana.Venezuela publicado el 16/11/18 - No Local
Qué pasa en la CNT? publicado el 09/11/18 - No Local
EPPUR SI MUOVE. Sobre el anarquismo en Cuba publicado el 07/11/18 - No Local
La fuerza que da la organización por mmmesoamericano publicado el 05/11/18 - No Local
Viaje al movimiento libertario sudamericano: El Perú publicado el 04/11/18 - No Local
ENLACES de Red Latina sin fronteras 2.11.2018 publicado el 03/11/18 - No Local
Brasil: el peor escenario para los Pueblos Indígenas publicado el 02/11/18 - No Local
La Asamblearia: una experiencia de vida y de lucha publicado el 01/11/18 - No Local
América Latina: Estados,gobiernos, luchas publicado el 29/10/18 - No Local
Recordando a un GATO publicado el 26/10/18 - No Local
Retribuciòn del productor en el poscapitalismo publicado el 25/10/18 - No Local
Unidad en la acción y teoría socialista publicado el 24/10/18 - No Local
Brasil, elecciones y Uruguay publicado el 24/10/18 - No Local
Uruguay: Las culebras en su canastita publicado el 24/10/18 - No Local
Brasil, Bolsonaro: campaña fraudulenta! publicado el 21/10/18 - No Local
¿CUÁNTO ACERTÓ MARX RESPECTO AL OPIO DEL PUEBLO? publicado el 17/10/18 - No Local

1 | 2

Nosotrxs desde el apagón. en conversa y esfuerzo. publicado el 13/03/19 - En la web
Sabino Romero, el ejemplo de la rebeldía publicado el 04/03/19 - En la web
30 años: Caracazo Nunca Más publicado el 27/02/19 - En la web
Boicoteada movilización del gobierno en Paraguachon. publicado el 24/02/19 - En la web
Entrevista con José Bodas Lugo publicado el 22/02/19 - En la web
¿Qué es la economía libertaria? publicado el 07/02/19 - En la web
El militarismo que viene publicado el 07/02/19 - En la web
La FAES publicado el 30/01/19 - En la web
¿Qué pasó en Venezuela el 23 de enero de 2019? publicado el 24/01/19 - En la web
Venezuela: la disputa es por los territorios publicado el 18/01/19 - En la web
Comienza 2019, año enigmático para Venezuela publicado el 04/01/19 - En la web
Falleció Osvaldo Bayer publicado el 24/12/18 - En la web
Mujeres Migrantes Con el Pueblo Pemón publicado el 21/12/18 - En la web
¡FILOSOFÍA CON NIÑ@S! publicado el 18/12/18 - En la web

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6

La dura realidad que vivimos y la fuerza de las mujeres trabajadoras cuando salen a luchar
publicado el 22/12/18 par Suhey Ochoa Palabras-claves  Caracas  Control Obrero  Derechos Humanos  Movimientos Sociales   Mujeres  Venezuela  Reflexión / Análisis 

Los #25N las trabajadoras recordamos que la precarización de las mujeres en medio de la crisis también es violencia patriarcal desde el Estado y los patronos, este año el rol de vanguardia asumido por las enfermeras demostró que cuando nos ponemos en marcha no hay cabida para la victimización y la impotencia, tenemos un mundo por ganar.

El pasado 25 de noviembre con motivo del Día internacional de la lucha por la eliminación de la violencia hacia las mujeres, las trabajadoras carecíamos de motivos para celebrar, en cambio sí seguimos teniendo muchos otros por lo cual salir a luchar. Y es que el ritmo acelerado de deterioro de nuestras condiciones de vida en medio de la catástrofe económica es brutal, el gobierno de Maduro busca imponer un gran paquetazo capitalista que se corona con salarios de pobreza más la violación de las contrataciones colectivas, un derecho histórico de la clase trabajadora en Venezuela, esto es parte de su plan de ajuste que pretende seguir descargando la crisis en los hombros de los sectores más explotado y oprimidos. Una situación mayoritariamente sufrida por las mujeres trabajadoras y pobres del país.

¿Cuál es la situación de las mujeres en Venezuela?

La mayoría de las mujeres sufrimos una doble y hasta triple jornada laboral, nos referimos a que estamos obligadas a vender nuestra fuerza de trabajo por salarios miserables, esto se da en las empresas del Estado, la administración pública o en las empresas privadas, para luego regresar al hogar y emprender labores domésticas, siendo este un trabajo que no es reconocido ni remunerado, es decir, evidencia cómo en este sistema capitalista y patriarcal hay una naturalización de que el trabajo doméstico recaiga en los hombros de las mujeres. A todo esto le agregamos las extenuantes horas y malabares para conseguir alimentos, medicinas, además de una tortuosa experiencia con el transporte público.

El gobierno hambreador de Maduro (que prefiere pagar deuda externa en lugar de garantizar alimentos, medicinas y salarios) junto a los empresarios mantienen unos salarios miserables que han sumido a las mujeres a condiciones de vida muy precarias, según cifras del mismo Instituto Nacional de Estadísticas (INE) del 2013, por cada 100 hombres viviendo en pobreza, teníamos 107 mujeres; y 112 por cada 100 varones en pobreza extrema.

Las madres a cargo del hogar viven el drama de cómo alimentar a sus hijos, según estudios del 2016 hecho por la organización Caritas (ONG), se señala que la proporción total de niños menores de cinco años con déficit nutricional aumentó de 54% en abril a 68% en agosto. En 2017, en el 33 % de los hogares consultados las mujeres dejaron de comer alguna vez en medio de la crisis, y en 60 % se ubica el número de las mujeres que han postergado o rezagado sus necesidades alimenticias para favorecer a otros miembros del los grupos familiar, como consecuencia 67% de las mujeres han perdido 10 kilos de peso en los últimos años, según el Centro Hispanoamericano para la Mujer (Freya).

Con respecto al mundo laboral, según el último estudio del INE en el 2011, el 39% de los hogares dependía principalmente de una mujer, a pesar de esto señala que en el 2016 se observó una disminución de las mujeres de unas 308.507 personas de la población económicamente activa, al tiempo que la población inactiva que se dedica a los “quehaceres del hogar”, aumentó a unas 428.330 personas. En este sentido algunos datos del INES del 2016 plantean que el abandono de un porcentaje importante de la población femenina del mercado laboral impacta en los ingresos de los hogares.

Algo muy grave es que el 55% de las mujeres señala que había renunciado a su trabajo (la mayoría por razones asociada al cuidado de los hijos e hijas), mientras que el 45% alega que fueron despedidas, tanto en el sector público como en el privado refiriéndonos la población femenina que quedo fuera del mercado laboral. El 56% de las mujeres señala que el dinero que percibe mensualmente no alcanza para cubrir los gastos de alimentación para ella y sus familias. Como consecuencia de los salarios de hambre los asalariados del país tienen que resolverse haciendo, además de su trabajo, los más diversos oficios, alguna labor como comerciante o “de lo que salga”, tan solo para “medio completar los ingresos”.

Uno de los sectores de la clase trabajadora más vulnerables y las más precarizadas en el sector salud son las enfermeras, quienes por supuesto tampoco escapan a eso, agregando más carga a su doble o triple jornada laboral: “nosotras tenemos que hacer otros oficios (para otras personas), coser, lavar, planchar, hacer otras cosas, porque lamentablemente el sueldo no nos alcanza”.

En cuanto a sus condiciones de trabajo exclaman “tenemos que trabajar con las uñas”, parte de sus denuncias señalan la grave y caótica situación en la que se encuentran los hospitales públicos a nivel nacional, la salud del pueblo se ha degradado aceleradamente en los últimos años. El gobierno de Maduro se ha venido cuidando de no hacer públicos los datos oficiales sobre la salud, buscando ocultar la alarmante realidad que se vive en el país, como por ejemplo, que la mortalidad infantil y materna en Venezuela subió drásticamente.

Según un boletín epidemiológico de 2016, publicado por el Ministerio de Salud, se señala que en el 2015, fallecieron 11.466 menores de un año, representando un incremento de 30,12% en relación con el número de 2015 que alcanzó 8.812, y el número de fallecimientos de mujeres embarazadas creció 65,79% en 2016, pues murieron 756, cifra superior a la de 2015, cuando se registraron 456 muertes. Las condiciones en que se da a luz en los hospitales públicos son infrahumanas, un ejemplo fue la situación caótica que trascendió el año pasado, en el Hospital Pastor Oropeza donde las embarazadas paren en las peores condiciones, incluso en las salas de espera, debido al colapso del sistema de salud.

Nuestros derechos sobre nuestras sexualidad y reproducción fueron completamente anulados en el 2016, según el presidente de Fefarven, la escasez de los anticonceptivos llego al 90% para finales del año. En la actualidad sigue persistiendo este problema, y los pocos anticonceptivos que se consiguen son a precios exorbitantes, las mujeres nos vemos obligadas de decidir si usamos anticonceptivos o comemos.

Como era de esperarse frente a esta situación se dispararon las cifras de embarazos no deseados, el 65% de las mujeres consultadas señalaron que no planificaron su embarazo, Venezuela es actualmente el país de mayor índice de embarazos en América del Sur, de los cuales 80% son jóvenes de 15 a 17 años. En datos del INE señalan que cada año en Venezuela existen más de 100 mil madres precoces. Cifras completamente alarmantes. Todo esto en un país donde tras casi 20 años de supuesta “revolución”, nos sigue siendo negado un derecho básico como es el derecho al aborto, a la interrupción voluntaria del embarazo.

No solo estamos sometidas a ser madres sí o sí, por la falta de educación sexual y laica en las escuelas, la escasez de los anticonceptivos y la penalización y criminalización del aborto. Sino que estamos obligadas a ser madres en las peores condiciones.

¿Victimizarnos o ponernos al frente de las luchas? La lección de las enfermeras

A mediados de este año las enfermeras jugaron un rol muy importante, ya que su lucha por un salario igual a la canasta básica, y además de denunciar la condición crítica del sistema de salud público, despertó la simpatía y la solidaridad de los trabajadores, las mujeres y la juventud a nivel nacional.

Las enfermeras lograron un gran paro en el sector de la salud, protestaron en su puesto de trabajo, en los centros de salud y en las calles (las pocas veces que se lo permitieron las restricciones gubernamentales y policiales), lograron coordinarse a diferentes sectores de trabajadores, lo cual le permitió juntar fuerzas en las calles para exigir sus derechos., Lograron estar en las primeras páginas de la prensa nacional y realizaron una gran manifestación en la Plaza Caracas frente al Ministerio del Trabajo.

El principal logro de las enfermeras fue visibilizar las terribles condiciones de vida del conjunto de la clase trabajadora, expusieron cómo los trabajadores estaban recibiendo salarios de hambre, donde el cobro de un mes de trabajo alcazaba para la comida de pocos días, la escasez de medicamentos, los problemas para conseguir los alimentos de ellas y sus familias, las tortuosas condiciones de trasporte público demostraron que sus condiciones de trabajo son completamente precarias tanto para ellas como para los pacientes.

Esto se tiende a repetir en diferentes sectores de trabajadores a nivel nacional, la lucha de las enfermeras fue del primer conflicto que desencadenó una gran pelea por los derechos de los trabajadores aun, en desarrollo.

Las enfermeras sin miedo denunciaron todas las políticas del gobierno de Maduro, las cuales viene golpeando las condiciones de vida del pueblo trabajador y pobre, salieron a las calles por un salario igual a la canasta básica luchando por que se respeten las contrataciones colectivas que forman parte de las conquistas históricas de la clase trabajadora, todo este camino recorrido por la enfermeras y todas las luchas que se están dando, nos ponen a las mujeres en un escenario distinto para que la mayoría de las mujeres luchemos por nuestras propias demandas.

El gobierno de Maduro decidió sencillamente ignorar la lucha de las enfermeras, se negó a cualquier tipo de diálogo orientado a darles soluciones.
La deuda externa contra las condiciones de vida de las mujeres y los salarios

En los últimos años se han pagado grandes cantidades en la usurera deuda externa, mientras el sistema de salud público (y la educación pública) se desploma, mientras la escasez y brutal encarecimiento de los anticonceptivos hace imposible adquirirlos, mientras el Estado no garantiza el acceso a los mismos, mientras no hay alimentos suficientes. ¡Hay dinero para algunas cosas pero para otras no!

Venezuela inició el 2018 con un total de pago de 70.312.500$ en el mes de enero, en consecuencia, se aceleran y profundiza la crisis económica y social, en un país donde la caída de las importaciones ha sido drástica y con un proceso hiperinflacionario, escasez de los productos básicos, y la pulverización de los salarios que vuelve insoportable en día a día.

Aun así, el cinismo del gobierno continúa y decide que es mejor pagarles a los buitres imperialistas, que dar respuesta a la crisis actual que cae sobre los hombros de las trabajadoras, mujeres de sectores populares, campesinas, jóvenes y a todos sus hermanos de clase.

¿Qué hacer para que irrumpa el movimiento de mujeres en Venezuela?

Las enfermeras estuvieron en la primera fila de las demandas de los trabajadores y su lucha es un ejemplo para todas las mujeres, aunque el paro haya cesado, marcó la dirección por la que el conjunto de los trabajadores tiene que movilizarse, para la pelear hoy por sus salarios, contratos colectivos y derechos más elementales para defender sus conquistas, que actualmente el Gobierno de Maduro y los empresarios vienen atacando.

Estas experiencias saca a flote principalmente que una parte importante de la clase trabajadora en Venezuela es femenina, aun así, sus problemas, en especial lo que tiene que ver con las mujeres en específico, son desdeñados o ignorados por el Estado y las direcciones de los sindicatos.

Todavía esta fuerza probada en una lucha ejemplarizante deberá reanudarse fortalecida en coordinación con los demás sectores, hacia una gran lucha nacional unificada que nos permita golpear con un solo puño; en defensa de los derechos históricos de todos los trabajadores, por las contrataciones colectivas, contra los despidos arbitrarios, como es el caso de la trabajadora del Metro de Caracas, Deillily Rodríguez, otro referente de las luchas de la mujer trabajadora contra quienes pretenden arrebatarnos nuestros derechos. En fin, la ruta sigue siendo ligar nuestras demandas como mujeres a las de toda la clase trabajadora, que se haga sentir en una sola voz estas demandas.

A nosotras no nos representan mujeres como Delcy Rodríguez, ni María Corina Machado. Hace falta que las mujeres nos organicemos y movilicemos de manera independiente del gobierno y la oposición de derecha y de la Iglesia (católica y evangélica), para luchar por nuestras demandas en principio como trabajadoras, y también contra la violencia y la opresión que nos impone esta sociedad capitalista y patriarcal; que junto con el Estado reproducen la situación de tragedia en la que nos encontramos.

Las feministas socialistas lucharemos para que en ese movimiento tengan peso fuerte las mujeres trabajadoras, y que se proponga apoyar y compartir la legítima lucha por el salario, y una salida de los trabajadores a la brutal crisis del país.

Sabemos que los feminismos que aspiren a la emancipación de las mujeres de todas las formas de opresión patriarcal que hoy existen, no pueden hacerlo sin enfrentar al capitalismo; ya que es bajo este sistema económico-político que ocho hombres acumulan una cantidad de dinero equivalente a lo que, en el otro extremo, alcanza para sobrevivir a 3500 millones de personas, de las cuales el 70 % son mujeres y niñas.

La lucha de las enfermeras en Venezuela tuvo en su momento más álgido una repercusión internacional, y hacia esa clase de movimiento debemos apostar teniendo en cuenta que la lucha del conjunto de las mujeres también es internacional, las mujeres luchan en todo el mundo y como ejemplo tenemos tan solo en la región las masivas movilizaciones en Argentina, Chile, México, Brasil, etc.

En nuestro país tenemos todo un camino por delante para construir un movimiento de mujeres que, comprendiendo que la gran mayoría de los seres nacidos mujer son trabajadoras o pobres, entrelace la lucha contra el machismo y el patriarcado a la lucha contra el capitalismo, que no separe la lucha feminista de la lucha de las mujeres trabajadoras y pobres. Un movimiento de mujeres totalmente independiente de los patronos y de los gobiernos que sostienen esta sociedad. Un movimiento de mujeres que luche dentro del movimiento obrero para que el conjunto de la clase trabajadora tome en sus manos las demandas de las mujeres en general y de la mujer trabajadora en particular, comprendiendo que solo la más sólida unidad de lxs explotadxs y oprimidos puede producir los grandes triunfos históricos que necesitamos.


publicado el 22 de diciembre de 2018  par Suhey Ochoa  Alertar el colectivo de moderación a proposito de la publicación de este articulo. Imprimir el articulo
Lista de los documentos ligados à la contribución
trabajadorasvzla(...).jpg

Comentarios
  • Ningun comentario

Advertencia


Comentarios moderados a priori

Los comentarios de este articulo estan moderados a priori : su contribución solo aparecera despues de haber sido validad por un(a) miembro del colectivo.

Introduce su comentario

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

www.indymedia.org
africa
Ambazonia Canarias estrecho / madiaq Kenya Nigeria South Africa
canada
London, Ontario Maritimes Montreal Ontario Ottawa Quebec Thunder Bay Vancouver Victoria Windsor
east asia
burma Jakarta Japan Korea Manila QC Saint-Petersburg
europe
Abruzzo Alacant Andorra Antwerpen Armenia Athens Austria Barcelona Belarus Belgium belgrade Bristol Brussels Bulgaria Calabria Croatia Cyprus emilia-romagna estrecho / madiaq Euskal Herria Galiza Germany grenoble Hungary Ireland Istanbul Italy La Plana Liege liguria Lille linksunten lombardia London Madrid Malta Marseille Nantes Napoli Netherlands Nice Northern England Norway Nottingham Oost-Vlaanderen Paris/Île-de-France Patras Piemonte Poland Portugal Roma Romania Russia Sardegna Scotland Sverige Switzerland Torun Toscana Toulouse Ukraine United Kingdom Valencia
latin america
Argentina Bolivia Chiapas Chile Chile Sur CMI Brasil CMI Sucre Colombia Ecuador Mexico Peru Puerto Rico Qollasuyu Rosario santiago Tijuana Uruguay Valparaiso Venezuela
oceania
Aotearoa Brisbane burma darwin Jakarta Manila Melbourne Perth QC Sydney
south asia
India Mumbai
united states
Arizona Arkansas Asheville Atlanta Austin Austin Indymedia Baltimore Big Muddy Binghamton Boston Buffalo Charlottesville Chicago Cleveland Colorado Columbus DC Hawaii Houston Hudson Mohawk Kansas City LA Madison Maine Miami Michigan Milwaukee Minneapolis/St. Paul New Hampshire New Jersey New Mexico New Orleans North Carolina North Texas NYC Oklahoma Philadelphia Pittsburgh Portland Richmond Rochester Rogue Valley Saint Louis San Diego San Francisco San Francisco Bay Area Santa Barbara Santa Cruz, CA Sarasota Seattle Tampa Bay Tennessee Urbana-Champaign Vermont Western Mass Worcester
west asia
Armenia Beirut Israel Palestine
process
FBI/Legal Updates Mailing Lists Process & IMC Docs Tech Volunteer
projects
Print Radio Satellite TV Video
regions
United States
topics
Biotech

copyleft Indymédia (Independent Média Center).Salvo el caso del cual un autor ha formulado un aviso contrario, los documentos del sitio son libres de derechos para la copia, la impresión, la edición, etc, para toda publicación sobre la red o sobre cualquier otro soporte, con la condición que esta utilización sea NO COMERCIAL. Indymedia Venezuela Centro no se hace responsable por las opiniones emitidas por colaboradores

RSS articulosRSS articulos |  Sitio realizado con spip 3.2.0 [23778]
Top