RSS articulos
Deutsch  | 
English  | 
Español  | 
Euskara  | 
Français  | 
Un silencio que conspira publicado el 29/11/18 - Local
Signos del período de Hugo Chávez: publicado el 25/11/18 - Local
Documental "El Arco Minero del Orinoco" parte 1 publicado el 22/11/18 - Local
Resistencia Pemón publicado el 16/11/18 - Local
MIGRAR ENTRE LA ESPERANZA Y EL DESPRECIO publicado el 13/11/18 - Local
PROCLAMA DE LA INTERSINDICAL DE TRABAJADORES publicado el 10/11/18 - Local
RED ABASTECIMIENTO. publicado el 09/11/18 - Local
Agente de la cia publicado el 06/11/18 - Local
Hablamos de Alternativas publicado el 06/11/18 - Local
El poder histórico en América Latina publicado el 30/10/18 - Local

1 | 2

¿A dónde va Brasil? publicado el 28/11/18 - No Local
"Recuperemos la tierra y vivamos en libertad" publicado el 17/11/18 - No Local
Resistencia Pemon.Gran Sabana.Venezuela publicado el 16/11/18 - No Local
Qué pasa en la CNT? publicado el 09/11/18 - No Local
EPPUR SI MUOVE. Sobre el anarquismo en Cuba publicado el 07/11/18 - No Local
La fuerza que da la organización por mmmesoamericano publicado el 05/11/18 - No Local
Viaje al movimiento libertario sudamericano: El Perú publicado el 04/11/18 - No Local
ENLACES de Red Latina sin fronteras 2.11.2018 publicado el 03/11/18 - No Local
Brasil: el peor escenario para los Pueblos Indígenas publicado el 02/11/18 - No Local
La Asamblearia: una experiencia de vida y de lucha publicado el 01/11/18 - No Local
América Latina: Estados,gobiernos, luchas publicado el 29/10/18 - No Local
Recordando a un GATO publicado el 26/10/18 - No Local
Retribuciòn del productor en el poscapitalismo publicado el 25/10/18 - No Local
Unidad en la acción y teoría socialista publicado el 24/10/18 - No Local
Brasil, elecciones y Uruguay publicado el 24/10/18 - No Local
Uruguay: Las culebras en su canastita publicado el 24/10/18 - No Local
Brasil, Bolsonaro: campaña fraudulenta! publicado el 21/10/18 - No Local
¿CUÁNTO ACERTÓ MARX RESPECTO AL OPIO DEL PUEBLO? publicado el 17/10/18 - No Local
Brasil: La falsa polarización degenera en barbarie publicado el 11/10/18 - No Local
La lucha en defensa del bosque de Hambach publicado el 01/10/18 - No Local
Reflexionando en torno a Chile y su proceso político publicado el 17/09/18 - No Local
Declaración anarquista contra el cambio climatico publicado el 14/09/18 - No Local
Verba Volant: Cambio de dirección publicado el 24/08/18 - No Local
Après la victoire tant attendue contre le... publicado el 23/06/18 - No Local
Contra la catástrofe capitalista publicado el 31/05/18 - No Local
Argentina: ¡¡¡No a la autovía de Montaña!!! publicado el 20/05/18 - No Local
A PESAR DE TRUMP, PALESTINA SOBREVIVE. publicado el 15/05/18 - No Local

1 | 2

Centro Integral Cooperativo de Salud (CICS) publicado el 17/11/18 - En la web
Geografía libertaria versus geopolítica publicado el 04/11/18 - En la web
Masacre de El Amparo: 30 años de vergonzosa impunidad publicado el 30/10/18 - En la web
Nicaragua: Correo Colectivo Nica 30.9.2018 publicado el 02/10/18 - En la web
Contra la detención y extradición de Asier Guridi publicado el 01/10/18 - En la web
Repudiamos la persecución contra Rubén González publicado el 17/09/18 - En la web
LA TORMENTA QUE ARRECIA publicado el 14/09/18 - En la web
Mayell, un femicidio más. Exigimos justicia. publicado el 13/09/18 - En la web
Historia del Anarquismo en el Caribe. publicado el 12/09/18 - En la web
Alza la voz para los y las defensoras del ambiente publicado el 11/09/18 - En la web
Frente a la crisis nacional publicado el 11/09/18 - En la web

1 | 2 | 3 | 4

Vamos Nico: a una semana de las elecciones
publicado el 29/05/18 par Las Comadres Púrpuras Palabras-claves  Reflexión / Análisis  Mujeres  Caracas 

Del Estado Asistencial – al Estado Protector: brebajes de una campaña electoral.

En Venezuela el ejercicio del poder desde las políticas asistenciales-clientelares, no es cosa nueva en el acontecer. Es una medida reiterativa emanada del Estado para mantener a la población enganchada con las políticas de asistencia social. El Estado ejecuta estas políticas que resultan ser una suerte de dependencia en el campo: emocional, económico, físico y social. Es común como en toda relación patriarcal, que los sujetos implicados pierdan la identidad y la autonomía frente al ejercicio del poder que subordina, oprime y coacciona no sólo a los cuerpos sino a su vez la crítica como parte del aparato cognitivo de las y los sujetos en lucha. Hemos pasado de ser el sujeto activo de un proceso político (poder popular, democracia participativa, etc.) a ser una masa de “beneficiarios” a disposición del poder.

Es interesante ver el desenvolvimiento de las recientes elecciones en Venezuela, dónde el aparato comunicacional no disimuló hacia dónde va dirigido su mensaje “hacia la juventud venezolana”. Particularmente el eslogan de la campaña que deja entre ver cómo son las aspiraciones del nuevo proyecto político: la reducción y simplificación del lenguaje que corre el velo de la infantilización de la política. Lo que parece ser una arenga común en los espacios deportivos, en los planes recreacionales, tiene aún la vigencia en la mayoría de los comunicados expuestos en “apoyo al Presidente Nico”, no nada más infantilizas al sujeto que lo evoca, sino que a su vez infantilizas el contexto. A esto último prestemos atención, ya que sé que consideraran que es parte de la estrategia de cualquier político en medio de una campaña electoral, pero es bien intencionada a una tasa demográfica joven que va en ascenso. Por lo cual se han creado planes para captar esta orgánica al músculo partidista. Recreas un nuevo lenguaje ya no en el campo emocional “amor”-“paz” sino en la dependencia social: un Gobierno que está criando a sus hijxs y simbólicamente se está creando un nuevo aparataje lingüístico de ver al sujeto político en etapa de crecimiento, influenciable y condicionado a la dependencia propia de un infante. A partir de los mecanismos clientelares se ha construido un Estado protector, una nueva representación patriarcal que nos “protege” de la crisis con sus bonos-mesadas guiados por una especie de amor maternal-paternal.

Tomando la idea de Michel Foucault sobre el biopoder., las relaciones de poder en una sociedad no sólo “oprimen”, sino también “construyen” la sociedad, crean un sujeto propio y dispuesto a reproducir esa relación de poder.

La abstención: otra lectura.

Las elecciones presidenciales en Venezuela han pasado en medio de una marejada de dimes, diretes, bloqueos económicos, negociaciones, concesiones y contradicciones que jugaron a ser parte del clima de la “fiesta electoral”, llamada a realizarse por nuestras afamadas y afamados constituyentistas. No obstante, después del 20-M mucho queda por decir. Y es que en medio de tanto revuelo las lecturas políticas (que han sido miles) queda una población a esperas de un cambio a pesar de tener el mismo Presidente desde el año 2013 que exclamó durante la campaña electoral del 2018 “cuando yo sea presidente” dejando un sabor de boca cómico e irónico. Entre tanto nosotras como mujeres militantes y profundamente comprometidas con un sentir y hacer revolucionario que nos mueve, decidimos expresar nuestras apreciaciones del momento.

Ya veníamos diciendo la estafa de estas elecciones fuera del tiempo regular establecido y además unas elecciones apresuradas y producto de pactos y negociaciones entre los dos bandos políticos que hacen nuestra vida de cuadritos, generándonos profundos malestares, frustración y desesperanza. La victoria de Nicolás Maduro era evidente.

Hablábamos del escenario post electoral, dentro del cual una de las consignas más sonadas estos días postelectorales ha sido el tema de “si no votaste no opines” o no falta quien diga que “aquel que no votó no quiere a su patria” o es “un irresponsable”. De esta manera la lectura que se teje en torno a la abstención es pensar que todas y todos como borregos se dejaron manipular por el llamado de la oposición –MUD- a no votar. Por ningún lado se dice que aquellxs que decidieron legítimamente no votar, lo hicieron con toda la responsabilidad de la causa. Las razones ya la saben, hay desligitimización de un proceso electoral que a todas luces estuvo mediado por la coacción al voto, las prebendas populistas de nuestros dirigentes psuvistas y el famoso “dando y dando” de Maduro. Tres elementos que parecen en común. A su vez que omite el poder de la abstención, que muestra cómo la sociedad está perdiendo “confianza” en el sistema, ese desinterés puede ser producto de condiciones inmateriales y materiales que producen los gobiernos y sus partidos políticos. No nada más se expresa estas condiciones de desinterés y rechazo en un proceso electoral, también se expresa en la tasa de migración que va en aumento de venezolanxs en el mundo.

Existe un grupo, fuerte, que nos llama la atención que son los votos conscientes por Maduro, la gente que de verdad cree que con Maduro se va a construir el socialismo, así lo demuestran en discusiones con compañerxs de formación de toda la vida, que velan por seguir pagando “la prote”. Resulta interesante cómo argumentan que el no entender a Maduro demuestra la poca claridad política de la disidencia, ya que lo que ocurre en Venezuela es un tema de luchas de clases y porque la correlación de fuerzas no está a nuestro favor… así dicen. Parece más fácil defender las relaciones con Erdogan (presidente genocida de Turquía) y decir que la crítica hacia el Arco Minero es de hippies ecologista, que arriesgarse a criticar al gobierno. Asimismo hablar del ministro Osorio es un cliché, y porque lo más importante se debe demostrar nuestra sumisión y lealtad hacia Maduro, recuerden que el imperio nos ataca. A pesar de que las sanciones impuestas de los Estados Unidos a la élite gubernamental, nos han afectado notablemente, pero por favor, no olvidemos, que el aparato productivo de nuestro país lo terminó de quebrar el actual Gobierno.

No sé si pecamos de irónicas pero, esperamos que los discursos cargados contra el imperialismo para justificar el voto devoto hacia Maduro, sean también utilizados para no solo la crítica sino la acción contra las medidas antipopulares del gobierno de Maduro y sus relaciones con países bastante imperialistas. Que la izquierda se deslastre de su romanticismo manipulador, de su cliché “del nuevo mundo posible” pensado que se va hacer con Maduro. Dejen el romanticismo manipulador de izquierdas dogmáticas de las viejas escuelas. Que el socialismo se construye con trabajo, praxis y conciencia, sin miedo y sin tapujos por perder la oficina cómoda para hacer la revolución.

La coacción del voto

Para muchos estas elecciones significaron la posibilidad de enrumbar al país en otro sentido, para otros significa un proceso de exigencia al Gobierno del Presidente Nicolás Maduro, que ubicándose desde una posición “crítica” optaron por el “mal necesario”, en una gala de muchos males y algunos otros candidatos sin un aparato lo suficientemente fuerte para mostrar su proyecto. En otras palabras, fue un proceso con un margen de ejercicio desigual en cuanto a período electoral y frente a la maquinaria del PSUV y Somos Venezuela.

Es importante mencionar la coacción al voto de muchas y muchos empleados públicos, que por miedo a perder su pírrico quince y último fueron obligados a votar. Les llamaron desde el toque de diana hasta conocer si habían ejercido su voto. Así como a muchas y muchos que votaron por miedo, sí, por miedo. Miedo a que le quitaran la caja; miedo a que se rayaran en el trabajo de posible enemigo y apátrida, y eso pone en tres y dos el tema de la comida. Ante el miedo de perder la posibilidad del sustento, un sustento que el gobierno decide cuándo dártelo y qué darte, es decir, el gobierno decide qué es lo que vas a comer (lentejas, caraotas negras, mayonesa, salsa de tomate, arroz, arepa con harina de tortillas, aceite y pasta), y por ende es mejor votar antes de perder esa mínima pseudo garantía de carbohidratos.

También la gente votó por una 4ta opción, pero votaron para quebrarle los votos al resto de los candidatos, y sobre todo, al candidato principal. La gente votó aun cuando no cree en el proceso electoral y menos en éste, y menos en el proceso “revolucionario”. Una mujer comentaba: “¡fui a votar por paz mental, no creo que esta vaina, pero me sentí perseguida!”. Y así es. Hay gente que tiene miedo. Miedo realmente infundado por prácticas de abuso de poder y por miedo a perder lo poquito que se tiene. El gobierno ha logrado afinar las estrategias de persecución hacia aquéllxs disidentes que no se subordinan a las líneas emanadas por el Estado Mayor. Así como en su discurso oficial se evidencian amenazas tales como: ¡no habrán más bonos!, ¡te van a quitar la casa!, ¡te vas a quedar sin trabajo!, etc. etc.

El hecho de los benditos bonos y prebendas a aquellas y aquellos que fueran a votar. Se prometieron “premios” a diestra y siniestra, lo que llevó a que el CNE se pronunciara sobre la prohibición de este mecanismo de incentivo monetario o pago alguno en los puntos políticos.

Finalmente, el dando y dando de Maduro, tú me das tu voto y yo te doy tus bonos y tus cajas del CLAP ¡y con eso vas bien!, vienen a ser la guinda del pastel de esta y otras “fiestas electorales”.

Un proceso de resguardo y organización

Las condiciones en Venezuela cada día van en detrimento cuando de la calidad de vida se trata. Muchas compañeras han manifestado que tal y como van las políticas sociales, paulatinamente nos están empujando a cada una a salir del país para profesionalizar y trabajar en la perspectiva de futuro que han venido construyendo. Estas mismas compañeras, cargan encima “la culpa” por querer irse en tiempos de crisis. Si nos quedamos luchamos y si nos vamos, toca luchar igual. Los sentimientos de culpa es necesario dejarlos a un lado, “no es tu culpa” ser la víctima. Es importante darnos cuenta de este último punto porque como bien venimos desarrollando estamos viviendo dependencias emocionales, económicas, físicas y sociales y lo primero es identificarlo para luego superarlo. Solo se puede superar trabajando desde la colectividad y desde la comunidad de afectos que es necesaria reactivarla. Tener una red de apoyo en estos tiempos chiquitos para esta batalla “de largo aliento”. Romper con la subordinación partidista que efectivamente está ocurriendo, pero es importante organizarnos para lo más mínimo: recreación, alimentación, salud, política y economía. Recobrar la tranquilidad mental. Una vez le comenté a una amiga “Para luchar contra el patriarcado hay que estar en buenas condiciones físicas”. Las condiciones físicas son importantes en tiempos de crisis y de protesta popular: hagamos ejercicios en grupo, coordinemos encuentros para hablar de lo que sentimos y de lo que podemos hacer para salir adelante, intentemos encontrarnos nuevamente. Ahora es que hay ideas y sueños por realizar.

Lo importante… no estamos solxs.


publicado el 29 de mayo de 2018  par Las Comadres Púrpuras  Alertar el colectivo de moderación a proposito de la publicación de este articulo. Imprimir el articulo
Lista de los documentos ligados à la contribución
fuentes-aires-de(...).jpg

Comentarios
  • Ningun comentario

Advertencia


Comentarios moderados a priori

Los comentarios de este articulo estan moderados a priori : su contribución solo aparecera despues de haber sido validad por un(a) miembro del colectivo.

Introduce su comentario

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

www.indymedia.org
africa
Ambazonia Canarias estrecho / madiaq Kenya Nigeria South Africa
canada
London, Ontario Maritimes Montreal Ontario Ottawa Quebec Thunder Bay Vancouver Victoria Windsor
east asia
burma Jakarta Japan Korea Manila QC Saint-Petersburg
europe
Abruzzo Alacant Andorra Antwerpen Armenia Athens Austria Barcelona Belarus Belgium belgrade Bristol Brussels Bulgaria Calabria Croatia Cyprus emilia-romagna estrecho / madiaq Euskal Herria Galiza Germany grenoble Hungary Ireland Istanbul Italy La Plana Liege liguria Lille linksunten lombardia London Madrid Malta Marseille Nantes Napoli Netherlands Nice Northern England Norway Nottingham Oost-Vlaanderen Paris/Île-de-France Patras Piemonte Poland Portugal Roma Romania Russia Sardegna Scotland Sverige Switzerland Torun Toscana Toulouse Ukraine United Kingdom Valencia
latin america
Argentina Bolivia Chiapas Chile Chile Sur CMI Brasil CMI Sucre Colombia Ecuador Mexico Peru Puerto Rico Qollasuyu Rosario santiago Tijuana Uruguay Valparaiso Venezuela
oceania
Aotearoa Brisbane burma darwin Jakarta Manila Melbourne Perth QC Sydney
south asia
India Mumbai
united states
Arizona Arkansas Asheville Atlanta Austin Austin Indymedia Baltimore Big Muddy Binghamton Boston Buffalo Charlottesville Chicago Cleveland Colorado Columbus DC Hawaii Houston Hudson Mohawk Kansas City LA Madison Maine Miami Michigan Milwaukee Minneapolis/St. Paul New Hampshire New Jersey New Mexico New Orleans North Carolina North Texas NYC Oklahoma Philadelphia Pittsburgh Portland Richmond Rochester Rogue Valley Saint Louis San Diego San Francisco San Francisco Bay Area Santa Barbara Santa Cruz, CA Sarasota Seattle Tampa Bay Tennessee Urbana-Champaign Vermont Western Mass Worcester
west asia
Armenia Beirut Israel Palestine
process
FBI/Legal Updates Mailing Lists Process & IMC Docs Tech Volunteer
projects
Print Radio Satellite TV Video
regions
United States
topics
Biotech

copyleft Indymédia (Independent Média Center).Salvo el caso del cual un autor ha formulado un aviso contrario, los documentos del sitio son libres de derechos para la copia, la impresión, la edición, etc, para toda publicación sobre la red o sobre cualquier otro soporte, con la condición que esta utilización sea NO COMERCIAL. Indymedia Venezuela Centro no se hace responsable por las opiniones emitidas por colaboradores

RSS articulosRSS articulos |  Sitio realizado con spip 3.2.0 [23778]
Top