RSS articulos
Deutsch  | 
English  | 
Español  | 
Euskara  | 
Français  | 
Campesin@s suspenden huelga de hambre en Caracas publicado el 14/09/18 - Local
Contra la Paz publicado el 06/09/18 - Local - 1 commentario
La tortura como parte de la historia nacional publicado el 19/08/18 - Local
VENEZUELA: JORNADA ANTI-EXTRACTIVISTA 2018 publicado el 20/07/18 - Local
A 25 años de la masacre contra Yanomamis publicado el 15/07/18 - Local
Inercia en la presente coyuntura venezolana publicado el 10/07/18 - Local
Ser y sentir como mujer publicado el 07/07/18 - Local
CONSTRUYENDO CONVIVENCIA publicado el 07/07/18 - Local
URGENTE-URGENTE-URGENTE-URGENTE-URGENTE publicado el 23/06/18 - Local
Venezuela: socialismo y comunas publicado el 14/06/18 - Local
¿Probable desenlace de la crisis venezolana? publicado el 04/06/18 - Local
La sátira electoral venezolana publicado el 16/05/18 - Local
Votar o no Votar publicado el 12/05/18 - Local
A pesar del duelo seguimos pa´lante publicado el 08/05/18 - Local
Descifrando un país ( intento) publicado el 04/05/18 - Local
Origen de la crisis venezolana publicado el 04/05/18 - Local
Antes que sea demasiado tarde publicado el 04/05/18 - Local
Rescatemos la Dignidad del Pueblo de Venezuela publicado el 04/05/18 - Local
VENEZUELA Y EL EMPOBRECIMIENTO DE LA ESPERANZA publicado el 26/04/18 - Local

1 | 2

Reflexionando en torno a Chile y su proceso político publicado el 17/09/18 - No Local
Declaración anarquista contra el cambio climatico publicado el 14/09/18 - No Local
Verba Volant: Cambio de dirección publicado el 24/08/18 - No Local
Après la victoire tant attendue contre le... publicado el 23/06/18 - No Local
Contra la catástrofe capitalista publicado el 31/05/18 - No Local
Argentina: ¡¡¡No a la autovía de Montaña!!! publicado el 20/05/18 - No Local
A PESAR DE TRUMP, PALESTINA SOBREVIVE. publicado el 15/05/18 - No Local
LOS GRINGOS NO TIENEN AMIGOS publicado el 10/05/18 - No Local
Porqué estamos en crisis publicado el 04/05/18 - No Local
¡Que ardan todas las patrias! publicado el 06/04/18 - No Local
Califato & barbarie… ¿La lucha final? publicado el 05/04/18 - No Local
¿Cómo podemos "salvar" la revolución tunecina? publicado el 04/02/18 - No Local
Cuba: La sucesión de Raúl Castro publicado el 09/01/18 - No Local
Ernest Hemingway publicado el 25/11/17 - No Local
Comunicado de la Familia de Santiago Maldonado. 21/10 publicado el 22/10/17 - No Local
Estrés y Capitalismo publicado el 30/09/17 - No Local
Referéndum en Cataluña publicado el 20/09/17 - No Local
Fondo Internacional de Defensa Anarquista publicado el 03/09/17 - No Local
Nota de apoyo al pueblo y a los anarquistas venezolanos. publicado el 18/05/17 - No Local - 2 comentarios
El proyecto político del movimiento libertario publicado el 01/05/17 - No Local
Las maravillas del socialismo de Estado publicado el 19/04/17 - No Local
Jornada internacional de lucha contra los zoológicos publicado el 13/04/17 - No Local - 1 commentario
Tomás Ibáñez, y los anarquismos a contratiempo publicado el 12/04/17 - No Local
Ataque de EE.UU. incrementa el drama de Siria publicado el 11/04/17 - No Local
Nuestra guerra olvidada de cada día. publicado el 06/03/17 - No Local

1 | 2

Repudiamos la persecución contra Rubén González publicado el 17/09/18 - En la web
LA TORMENTA QUE ARRECIA publicado el 14/09/18 - En la web
Mayell, un femicidio más. Exigimos justicia. publicado el 13/09/18 - En la web
Historia del Anarquismo en el Caribe. publicado el 12/09/18 - En la web
Alza la voz para los y las defensoras del ambiente publicado el 11/09/18 - En la web
Frente a la crisis nacional publicado el 11/09/18 - En la web
Componentes ideológicos de la transfobia publicado el 07/07/18 - En la web
Reflexiones sobre el Estado publicado el 23/06/18 - En la web
*Salud y Libertad publicado el 04/06/18 - En la web
Vamos Nico: a una semana de las elecciones publicado el 29/05/18 - En la web
ABRA: un nuevo empeño autoemancipatorio en Cuba publicado el 10/05/18 - En la web
Migración, identidad y resistencia publicado el 10/05/18 - En la web
La militarización policial es global publicado el 07/05/18 - En la web
Ultimas Palabras de Nuestros Martires de Chicago! publicado el 02/05/18 - En la web
¿Por qué es tan baja la velocidad de internet en Venezuela? publicado el 26/04/18 - En la web - 1 commentario
[RESEÑA] FERIA FANZINERA DE CARACAS publicado el 18/04/18 - En la web
Manual de Lenguaje integrador NO sexista publicado el 03/04/18 - En la web
Aujourd’hui, le Venezuela publicado el 02/04/18 - En la web

1 | 2 | 3 | 4

Hacia la Revolución de los Contrapoderes: vía regia en dirección al Estado Post-Capitalista, Democrático, Intercultural y Ecohumanista
publicado el 07/05/18 par Esteban Emilio Mosonyi Palabras-claves  Reflexión / Análisis  Venezuela  Luchas Indígenas   Maracaibo 

Los movimientos populares progresistas -para convenir en una denominación compartida- hemos avanzado de manera muy significativa en la elaboración de utopías concretas que caracterizarían y reflejarían uno de nuestros lemas favoritos en una versión algo modificada: OTROS MUNDOS, MEJORES QUE EL ACTUAL, SON POSIBLES, abriendo así las compuertas a un mayor pluralismo y sociodiversidad intercultural. Sé que aún nos falta mucho, hay que buscar más y mejor consenso, es necesario refinar múltiples afirmaciones, comprobar hipótesis, fortalecer teorías, entre otros retos; pero lo ya logrado es altamente valioso y estimable.

Querría ahora ocuparme brevemente de otro aspecto de la misma temática, que luce mucho menos atendido pese a su importancia crucial. Me refiero al tránsito estratégico de las muy numerosas, dolorosas y complejas situaciones actuales –pongamos por caso la venezolana- a una o distintas utopías en proceso de elaboración, en tiempo relativamente corto y sin causar traumas graves e irreversibles. La lucha armada –la violencia en general- seguramente no es el camino, por multitud de razones que como pacifistas –jamás pacatos- sustentamos; no es oportuno ni siquiera tratar de resumirlas en este breve espacio. En todo caso, la confrontación bélica es un sacrificio humano colectivo que fácilmente adquiere dimensiones genocidas y ecocidas, dada la existencia y uso de armamentos de destrucción masiva, durante un tiempo imprevisible.

La vía de las protestas populares y otras formas de resistencia pacífica es obviamente necesaria, inevitable; pero puede tardar mucho tiempo en fructificar y traer resultados, además de la índole altamente represiva de numerosos gobiernos, entre ellos el venezolano. Casi nadie parece estar en desacuerdo con el aserto elemental de que cualquier cambio político debe ocurrir a través de los votos, pero en Venezuela nos toca precisamente vivir un momento histórico en que se nos ha hecho demasiado difícil, por no decir imposible, acceder a unos comicios medianamente confiables en cuanto a sus posibles desenlaces. Tampoco disponemos de tiempo suficiente para esperar que los cambios sobrevengan “motu proprio”, solo por lo perecedero de las cosas humanas.

En vez de entregarme a una especulación sin fin, intentaré contribuir mediante una propuesta concreta y aparentemente sencilla, pero de consecuencias que no vacilo en caracterizar como sustantivas. Pero antes necesito ofrecer una brevísima introducción para hacer inteligible el planteamiento. Cuando hace un par de años surgieron, en partes como España y Estados Unidos, los movimientos de protesta de los llamados “indignados”, se destacó en ellos la acertada consigna de que –palabras más, palabras menos- alrededor del cinco por ciento de la población inclusive mundial pretendía domeñar y de hecho dominaban al otro noventa y cinco por ciento a través de los poderes bien o mal constituidos: el político, el económico, el militar, el mediático, junto a un número limitado de élites y mafias inexpugnables.

Esto es lo que ocurre a grandes rasgos. El cinco por ciento bien podría ser diez por ciento o siete o tres; pero lo que me interesa precisar, sin asomo de duda, es que se trata en cualquier caso de una minoría muy pequeña. Pues bien, nuestra respuesta tajante es la necesidad de empoderar al otro noventa y cinco por ciento; confiriéndoles una suerte de “contrapoder”, con el fin de ir restableciendo un equilibrio dinámico en perpetuo movimiento y tensión permanente. Apostamos a una dialéctica de largo plazo que permita y garantice una gobernabilidad conducente al buen vivir, en el sentido que le dan los pueblos andinos kechua-hablantes al término “sumaq kawsay” y los wayuu lo traducen por “anaa akua´ipa”, que significa la “buena manera de hacer las cosas”.

La tarea resulta difícil, mas definitivamente no imposible. Hablando de Venezuela, hay infinidad de organizaciones populares y ciudadanas de base en todo el país, especialmente a raíz del advenimiento de la presidencia de Hugo Chávez. Están los movimientos femeninos, estudiantiles, juveniles, cooperativos, comunales, vecinales, deportivos, religiosos, gremiales, sindicales, regionales, ambientales, indígenas, afrodescendientes y otros muchos que buscan sus objetivos y propias reivindicaciones, pero en buena medida comparten y coinciden en sus planteamientos y exigencias más importantes. Por el momento actúan separadamente y dándose la espalda unos a otros hasta ignorantes de su mutua existencia; pero nada impide que una instancia más abarcante y dotada de un potencial liderazgo no impositivo ni impuesto las convoque, para explotar las posibilidades de actuar unidos en ámbitos muy diversos, sin renunciar a sus particularidades.

A ellos se sumarian ciudadanos/as individuales y asociados en colectivos a lo largo y ancho del país, incluyendo a los trabajadores de la Administración Pública y otros entes gubernamentales, que tampoco forman parte de las cúpulas dominantes. Se produciría así un acercamiento recíproco de actores plenamente horizontal y democrático, sin vínculos obligantes ni dependencias verticales. Ellos actuarían movidos y movilizados primordialmente por el impulso e interés de accionar juntos. Así mismo buscarían un consenso cada vez más amplio en todo aquello que los une y –bajo el influjo de un liderazgo no necesariamente carismático, pero de probada condición democrática- apartarían o minimizarían en lo posible todo lo que los separa. Un buen uso de las redes sociales podría acelerar grandemente una aproximación multisectorial de esta naturaleza.

Llegados a este punto, tengo el legítimo orgullo de precisar que quienes así pensamos –al menos muchos de nosotros- no estamos manifestando tan solo buenos deseos y aspiraciones de corte futurista. Por el contrario, nos asiste una amplia y riquísima experiencia de haber hecho o haber contribuido a tales convocatorias multilaterales, que desembocan en primer término en intercambios de vivencias portentosamente variadas. A partir de allí surgen indefectiblemente iniciativas de toda índole que no tienen por qué restringirse a formular diagnósticos y pronósticos; en multitud de casos hemos propiciado recomendaciones que luego se convirtieron en soluciones autogestionadas o cogestionadas con distintas entidades, además de acompañadas por la solidaridad activa de otros colectivos.

Aquí nos corresponde aclarar que el contrapoder –aún siendo por definición plenamente independiente y autónomo- no es necesariamente incompatible, aunque siempre crítico con los poderes constituidos, gubernamentales o de otra índole. De allí se desprende que pueden realizar programas conjuntos con sectores gubernamentales por ejemplo de salud pública, educación intercultural o recuperación de tierras indígenas, para mencionar algunos que en más de una ocasión han sido exitosos: Lo que sí es importantísimo es que la organización -especialmente cuando sea de nivel superior- que tomó la primera iniciativa interactúe de manera democrática y siempre dialogante y muy proactiva con los individuos y colectivos que conforman la red constitutiva de un contrapoder decidido a intervenir creativamente en la gestión óptima de una situación determinada.

El campo de acción de un contrapoder no obedece a limitaciones o restricciones de origen apriorístico. Le asiste todo el derecho de criticar, denunciar, proponer y actuar, incluso protestar dentro de límites constitucionales y éticos. Nadie le puede decir o prescribir “haz esto o no hagas aquello”. En algún momento el contrapoder podrá incluso desplazar al poder constituido y llegar a convertirse en un nuevo foco de poder de manera legítima y totalmente pacífica, dándole paso a la formación de nuevos contrapoderes para mantener el mismo equilibrio dinámico: enriquecido ahora con la participación libre, crítica y dialógica de todos/as los actores sociales, tendencialmente sin posibilidad de discriminación y exclusión alguna. Ello responde básicamente a la misma historicidad milenaria de un gran número pueblos originarios –con cultura no occidental- del mundo entero, dentro del marco de una democracia integral, directa y plenamente participativa. Todo lo cual les ha permitido reproducirse incólumes por centurias y milenios.

La revolución de los contrapoderes da la respuesta más idónea a un sinnúmero de problemas que no queremos anticipar en toda su extensión y alcance. Pero podemos pronosticar algunas situaciones bien ilustrativas. Constituye, por ejemplo, el antídoto perfecto al hiper-presidencialismo neo-bonapartiano que viene extendiendo su malla en este Continente y el resto del mundo. Echa por tierra la concepción deshumanizante de que las sociedades se dividen inexorablemente en líderes, élites y masas. Las múltiples formas organizativas de variada índole y magnitud configuran el polo opuesto a la masificación esclavizante, producto de la modernidad en sus distintas versiones políticas: capitalismo, socialismo real, urfascismo y algunas otras, diferentes o intermedias.

Una vez consolidadas las primeras experiencias exitosas del ejercicio escalonado y progresivo del contrapoder –en su calidad de verdadero poder popular y ciudadano- saldrá a relucir la capacidad de ese 95% de los seres humanos a una adaptación libre, voluntaria, constructiva y crítica a formas nuevas, renovadas y hasta transdisciplinarias, transideológicas e interétnicas de gobernabilidades y gobernanzas. Podrán instalarse progresivamente, sin que transcurra demasiado tiempo, las más diversas utopías -todas ellas perfectibles y diversas, como es el caso del ecohumanismo intercultural y sociodiverso- siempre sobre legitimas bases dialógicas participativas, nunca coercitivas y menos aún seudo-mesiánicas. Pero para que ello suceda es menester reforzar –ya desde ahora- al máximo nuestras organizaciones populares y ciudadanas progresistas y auténticamente democráticas; por ejemplo una amplia e incluyentes. Sociedad Patriótica para la Venezuela actual, en aras de acelerar, enriquecer, optimizar y acompañar con nuestra mejor contribución crítica y autocrítica este proceso de transfiguración política, tan significativa para el país y para el mundo.

Imagen: palabreros wayuu. Fuente: Unesco


publicado el 7 de mayo de 2018  par Esteban Emilio Mosonyi   Alertar el colectivo de moderación a proposito de la publicación de este articulo. Imprimir el articulo
Lista de los documentos ligados à la contribución
palabreros.jpg

Comentarios
  • Ningun comentario

Advertencia


Comentarios moderados a priori

Los comentarios de este articulo estan moderados a priori : su contribución solo aparecera despues de haber sido validad por un(a) miembro del colectivo.

Introduce su comentario

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

www.indymedia.org
africa
Ambazonia Canarias estrecho / madiaq Kenya Nigeria South Africa
canada
London, Ontario Maritimes Montreal Ontario Ottawa Quebec Thunder Bay Vancouver Victoria Windsor
east asia
burma Jakarta Japan Korea Manila QC Saint-Petersburg
europe
Abruzzo Alacant Andorra Antwerpen Armenia Athens Austria Barcelona Belarus Belgium belgrade Bristol Brussels Bulgaria Calabria Croatia Cyprus emilia-romagna estrecho / madiaq Euskal Herria Galiza Germany grenoble Hungary Ireland Istanbul Italy La Plana Liege liguria Lille linksunten lombardia London Madrid Malta Marseille Nantes Napoli Netherlands Nice Northern England Norway Nottingham Oost-Vlaanderen Paris/Île-de-France Patras Piemonte Poland Portugal Roma Romania Russia Sardegna Scotland Sverige Switzerland Torun Toscana Toulouse Ukraine United Kingdom Valencia
latin america
Argentina Bolivia Chiapas Chile Chile Sur CMI Brasil CMI Sucre Colombia Ecuador Mexico Peru Puerto Rico Qollasuyu Rosario santiago Tijuana Uruguay Valparaiso Venezuela
oceania
Aotearoa Brisbane burma darwin Jakarta Manila Melbourne Perth QC Sydney
south asia
India Mumbai
united states
Arizona Arkansas Asheville Atlanta Austin Austin Indymedia Baltimore Big Muddy Binghamton Boston Buffalo Charlottesville Chicago Cleveland Colorado Columbus DC Hawaii Houston Hudson Mohawk Kansas City LA Madison Maine Miami Michigan Milwaukee Minneapolis/St. Paul New Hampshire New Jersey New Mexico New Orleans North Carolina North Texas NYC Oklahoma Philadelphia Pittsburgh Portland Richmond Rochester Rogue Valley Saint Louis San Diego San Francisco San Francisco Bay Area Santa Barbara Santa Cruz, CA Sarasota Seattle Tampa Bay Tennessee Urbana-Champaign Vermont Western Mass Worcester
west asia
Armenia Beirut Israel Palestine
process
FBI/Legal Updates Mailing Lists Process & IMC Docs Tech Volunteer
projects
Print Radio Satellite TV Video
regions
United States
topics
Biotech

copyleft Indymédia (Independent Média Center).Salvo el caso del cual un autor ha formulado un aviso contrario, los documentos del sitio son libres de derechos para la copia, la impresión, la edición, etc, para toda publicación sobre la red o sobre cualquier otro soporte, con la condición que esta utilización sea NO COMERCIAL. Indymedia Venezuela Centro no se hace responsable por las opiniones emitidas por colaboradores

RSS articulosRSS articulos |  Sitio realizado con spip 3.2.0 [23778]
Top