RSS articulos
Deutsch  | 
English  | 
Español  | 
Euskara  | 
Français  | 
Un silencio que conspira publicado el 29/11/18 - Local
Signos del período de Hugo Chávez: publicado el 25/11/18 - Local
Documental "El Arco Minero del Orinoco" parte 1 publicado el 22/11/18 - Local
Resistencia Pemón publicado el 16/11/18 - Local
MIGRAR ENTRE LA ESPERANZA Y EL DESPRECIO publicado el 13/11/18 - Local
PROCLAMA DE LA INTERSINDICAL DE TRABAJADORES publicado el 10/11/18 - Local
RED ABASTECIMIENTO. publicado el 09/11/18 - Local
Agente de la cia publicado el 06/11/18 - Local
Hablamos de Alternativas publicado el 06/11/18 - Local
El poder histórico en América Latina publicado el 30/10/18 - Local

1 | 2

¿A dónde va Brasil? publicado el 28/11/18 - No Local
"Recuperemos la tierra y vivamos en libertad" publicado el 17/11/18 - No Local
Resistencia Pemon.Gran Sabana.Venezuela publicado el 16/11/18 - No Local
Qué pasa en la CNT? publicado el 09/11/18 - No Local
EPPUR SI MUOVE. Sobre el anarquismo en Cuba publicado el 07/11/18 - No Local
La fuerza que da la organización por mmmesoamericano publicado el 05/11/18 - No Local
Viaje al movimiento libertario sudamericano: El Perú publicado el 04/11/18 - No Local
ENLACES de Red Latina sin fronteras 2.11.2018 publicado el 03/11/18 - No Local
Brasil: el peor escenario para los Pueblos Indígenas publicado el 02/11/18 - No Local
La Asamblearia: una experiencia de vida y de lucha publicado el 01/11/18 - No Local
América Latina: Estados,gobiernos, luchas publicado el 29/10/18 - No Local
Recordando a un GATO publicado el 26/10/18 - No Local
Retribuciòn del productor en el poscapitalismo publicado el 25/10/18 - No Local
Unidad en la acción y teoría socialista publicado el 24/10/18 - No Local
Brasil, elecciones y Uruguay publicado el 24/10/18 - No Local
Uruguay: Las culebras en su canastita publicado el 24/10/18 - No Local
Brasil, Bolsonaro: campaña fraudulenta! publicado el 21/10/18 - No Local
¿CUÁNTO ACERTÓ MARX RESPECTO AL OPIO DEL PUEBLO? publicado el 17/10/18 - No Local
Brasil: La falsa polarización degenera en barbarie publicado el 11/10/18 - No Local
La lucha en defensa del bosque de Hambach publicado el 01/10/18 - No Local
Reflexionando en torno a Chile y su proceso político publicado el 17/09/18 - No Local
Declaración anarquista contra el cambio climatico publicado el 14/09/18 - No Local
Verba Volant: Cambio de dirección publicado el 24/08/18 - No Local
Après la victoire tant attendue contre le... publicado el 23/06/18 - No Local
Contra la catástrofe capitalista publicado el 31/05/18 - No Local
Argentina: ¡¡¡No a la autovía de Montaña!!! publicado el 20/05/18 - No Local
A PESAR DE TRUMP, PALESTINA SOBREVIVE. publicado el 15/05/18 - No Local

1 | 2

Centro Integral Cooperativo de Salud (CICS) publicado el 17/11/18 - En la web
Geografía libertaria versus geopolítica publicado el 04/11/18 - En la web
Masacre de El Amparo: 30 años de vergonzosa impunidad publicado el 30/10/18 - En la web
Nicaragua: Correo Colectivo Nica 30.9.2018 publicado el 02/10/18 - En la web
Contra la detención y extradición de Asier Guridi publicado el 01/10/18 - En la web
Repudiamos la persecución contra Rubén González publicado el 17/09/18 - En la web
LA TORMENTA QUE ARRECIA publicado el 14/09/18 - En la web
Mayell, un femicidio más. Exigimos justicia. publicado el 13/09/18 - En la web
Historia del Anarquismo en el Caribe. publicado el 12/09/18 - En la web
Alza la voz para los y las defensoras del ambiente publicado el 11/09/18 - En la web
Frente a la crisis nacional publicado el 11/09/18 - En la web

1 | 2 | 3 | 4 | 5

Ante el hambre y la tragedia que vivimos los venezolanos, reivindicamos la movilización y la protesta popular.
publicado el 21/01/18 par Firman organizaciones políticas y sindicales, activistas y luchadores sociales. Palabras-claves  Venezuela  Política   Derechos Humanos  Acción  Movimientos Sociales  

La situación del país es absolutamente desastrosa y se avecina en el horizonte un gran estallido social, que ya se vislumbra en la ola de saqueos y disturbios ocurridos recientemente. En los últimos cuatro años la economía se ha contraído en alrededor de un 40%, y desde el año pasado nos enfrentamos a una brutal hiperinflación. Las perspectivas para este año son aún peores a las de 2017. Esto ha sumido a millones de personas de los sectores obreros y populares en la miseria. Los salarios están totalmente destruidos, el salario mínimo ronda los 5 dólares mensuales. El hambre azota a millones, ya es común ver a numerosas personas deambular por las calles y hurgando en la basura en búsqueda de alimentos. Hasta organizaciones como la FAO, que anteriormente saludaban la política alimentaria oficial basada en la ficción de la bonanza petrolera, ahora difunden informes donde constatan el crecimiento acelerado del hambre y la desnutrición. Todo este dramático cuadro es el que generó protestas en diciembre por las tramposas promesas de distribución de bolsas de Clap, de perniles y de bonos navideños, y que en los primeros días de este año viene propiciando numerosos saqueos y protestas populares en los estados Bolívar, Zulia, Anzoátegui, Distrito Capital, Portuguesa, Trujillo, Miranda, Nueva Esparta, Guárico, Sucre, Yaracuy y otros. Los trabajadores cementeros y eléctricos en Anzoátegui, los trabajadores del Metro de Caracas, los petroleros de Petrocedeño, y otros sectores de la clase trabajadora también empiezan a movilizarse, realizar cascazos, huelgas de brazos caídos y otras acciones de lucha. La situación es explosiva.

El desastre se profundiza, la mortalidad materna e infantil alcanzó niveles no vistos desde la década de 1960 e incluso en algunos rubros de los años treinta. Epidemias de difteria, paludismo, tuberculosis, sarampión y de otras enfermedades que se daban por superadas décadas atrás, castigan a los sectores más humildes. Los hospitales y centros asistenciales no cuentan con presupuesto ni recursos para atender el desastre. El gobierno oculta criminalmente todas estas cifras, niega las dimensiones de la crisis, incluso, habla de “victorias” en el sector salud y de un inexistente Sistema Público Nacional de Salud. En el ámbito de la educación, la deserción crece vertiginosamente. Los servicios públicos se encuentran en franco deterioro, afectando el acceso al gas doméstico, la energía eléctrica, el transporte y el agua a millones de venezolanos y venezolanas.

Toda esta crisis ha sido generada por un gobierno indolente que saqueó una renta petrolera milmillonaria durante más de una década en la que Hugo Chávez ejerció la jefatura del Estado, en medio de la cual se presentó la mayor fuga de capitales y los más elevados índices de corrupción en nuestra historia. La corrupción se manejó sistemáticamente como un modo de configuración de alianzas y de solidificación de lealtades políticas en el gobierno. Y ante la caída de los precios petroleros, se viene aplicando un paquetazo mucho más terrible que los aplicados por los gobiernos antipopulares del período puntofijista. Se ha recortado de manera drástica las importaciones de medicinas y alimentos, privilegiando los pagos de una deuda externa fraudulenta. El vicepresidente Tarek El Aissami en reunión con tenedores de bonos, a fines de octubre del año pasado, ratificó la voluntad de seguir pagando la deuda externa y admitió que el gobierno pagó más de $73 mil millones en 36 meses. Maduro incluso ha creado un nuevo mecanismo de distracción y endeudamiento a través de la supuesta criptomoneda “Petro”, intentando generar un boom con pretensiones de panacea, la cual le da un tiro de gracia a nuestro signo monetario. Y, con la aparente creación de un nuevo tipo de cambio oficial, buscan además de ponerle la mano a las remesas que envían migrantes venezolanos a sus familiares. Mientras tanto, con la asignación estatal de dólares a 10 bolívares se saquea la renta petrolera y se alimenta la acumulación de capital en sectores emergentes (la llamada boliburguesía) y tradicionales de la burguesía.

El gobierno ha perdido la base social de la que gozó durante muchos años. El descontento popular es mayoritario, como se expresó en el voto castigo del año 2015 y en centenares de protestas populares desde entonces. La respuesta del gobierno ha sido huir hacia adelante, imponiendo un cambio autoritario en el funcionamiento del régimen político, con la imposición de una ilegitima y fraudulenta Asamblea Nacional Constituyente que avanza en la restricción de los derechos democráticos, como se evidencia en la llamada “Ley contra el odio”, al tiempo que profundiza el entreguismo con la aprobación de una ley para normar el saqueo del Arco Minero del Orinoco y una ley de protección y promoción de inversiones extranjeras. El gobierno ha creado perversos instrumentos de control político, como el “carnet de la Patria” y la distribución de alimentos a través de los CLAP, con el expreso objetivo de arrodillar, humillar y someter a la población, como lo recomienda la asesoría cubana. Otro cambio en el régimen lo ha constituido el otorgamiento de mayores cuotas de poder a una cúpula militar corrupta y sobre la cual existen señalamientos de participación en negocios turbios, que además de los recursos asociados a las cuestiones militares y del contrabando de gasolina y alimentos a través de las fronteras, ahora administra Pdvsa, tiene un canal de televisión, una empresa minera y petrolera (Camimpeg), y está a la cabeza de los principales ministerios, así como de numerosas gobernaciones y alcaldías.

Por la unidad de acción de los trabajadores y amplios sectores populares, por la construcción de una oposición de izquierda

El modelo económico, político y social del chavismo no es socialista ni antiimperialista, ni de izquierda, como la propaganda oficial afirma engañosamente y algunos sectores de la sociedad venezolana creen, sino que representa la degeneración corporativista a niveles nunca antes vistos del capitalismo semicolonial y extractivista, basado en el saqueo de nuestro principal recurso, el petróleo, por parte de transnacionales extranjeras. Modelo hoy expresado en las empresas mixtas entre el Estado y empresas yanquis, chinas, rusas, europeas, japonesas, iraníes y de otros países. Por su parte, la oposición patronal y reaccionaria agrupada en la MUD es profundamente antipopular, electorera y proimperialista, que respalda abiertamente las amenazas y propuestas de intervención militar extranjera en el país. En vez de ser consecuentes en el acompañamiento a las protestas populares contra el hambre como ocurrieron el año pasado, jugaron a su desgaste dejándola a su suerte, actuando como verdaderos tránsfugas cuyo único propósito es medrar y compartir cuotas de poder del Estado y la renta petrolera, con la cúpula gobernante. Ahora apuestan a la presión y a la injerencia extranjera, en el marco de sus negociaciones conciliatorias con el gobierno, en jornadas como las que se desarrolla en República Dominicana. Su conducción comprometida únicamente con los intereses de capitales nacionales y extranjeros, le convierte en un obstáculo para que los sectores populares y obreros se sumen a las protestas para derrotar al gobierno en las calles. Aunque muchos de sus voceros se abstienen de decirlo abiertamente, el programa de la MUD ante la crisis pasa por privatizaciones, liberalizaciones y la continuidad del entreguismo chavista ante las transnacionales, el extractivismo y el clientelismo.

Las organizaciones y activistas de izquierda que nos oponemos al gobierno y rechazamos a la MUD y otros sectores de la oposición patronal, que cerramos filas única y exclusivamente con el pueblo que vive de su trabajo, que reivindicamos el derecho a la protesta popular y repudiamos la criminalización y persecución de los que luchan, ¡quienes protestamos no somos terroristas! Defendemos la necesidad de que los trabajadores y demás sectores populares se movilicen para derrotar el ajuste económico y en defensa de sus derechos, violentados sistemáticamente. Denunciamos los dispositivos represivos como la OLHP, que institucionalizan las ejecuciones extrajudiciales, igualmente a los grupos armados paraestatales autodenominados colectivos que son utilizados para sembrar el terror y asesinar en las localidades populares del país. Defendemos el derecho a la huelga en las empresas públicas y privadas, así como el derecho a la organización sindical y popular autónoma. La lucha social actualmente es una defensa de la sobrevivencia misma.

Postulamos un programa alternativo ante la crisis, entre cuyos elementos se encuentran la denuncia del pago de la deuda externa, una deuda odiosa cuyos pagos se le cobran al pueblo trabajador en la forma de recortes a las importaciones, recortes a la seguridad social y los salarios, todo lo cual se traduce en más miseria y más hambre. Exigimos dejar de pagar la deuda e invertir esos recursos en la recuperación de la producción nacional y la industrialización, el restablecimiento de las importaciones de alimentos y medicinas mientras no se produzcan en el país, el aumento del salario mínimo real afín de que cubra la canasta básica, la realización de una reforma agraria, la concreción de una reforma tributaria progresiva y la recuperación de las empresas básicas. Exigimos la nacionalización de la industria petrolera, sin empresas mixtas ni transnacionales, para que se pueda disponer de esos cuantiosos recursos que actualmente son saqueados afín de la transformación socioeconómica de Venezuela. Denunciamos los acuerdos entreguistas de las zonas económicas especiales y el Arco Minero del Orinoco y llamamos a rescindir dichos contratos. Y, además, darle un giro de ciento ochenta grados al extractivismo que ha sumido en la monoproducción y en el atraso al país. Consideramos que es indispensable repatriar los capitales fugados en el festín corrupto de los últimos años, capitales que fueron a parar a paraísos fiscales como Andorra, así como confiscar las cuentas y bienes de las empresas que sobrefacturaron millones de dólares en importaciones.

Las organizaciones y activistas que suscribimos esta declaración, extendemos el llamado a coordinar esfuerzos a todos los luchadores sindicales, comunitarios, estudiantiles, campesinos, del movimiento de mujeres, ecologistas, de defensa de los derechos de la comunidad sexodiversa, defensores de los animales no humanos y de todos los sectores populares comprometidos con el impulso de una salida obrera y popular a la crisis. Incluso llamamos a los sectores de las fuerzas armadas descontentos ante el hundimiento del país y que no estén dispuestos a seguir jugando un rol represivo y manchándose las manos con la sangre del pueblo, a sumarse a las filas de los más humildes de nuestra sociedad que hoy protestan. Nuestro llamado urgente es a avanzar unitariamente en acciones concretas para enfrentar las políticas del gobierno de manera autónoma, mientras realizamos una discusión democrática que respete la diversidad de los sectores que conformamos la oposición de izquierda. Tal es el sentido de la coordinación que estamos construyendo.

Firman organizaciones políticas y sindicales, activistas y luchadores sociales.


publicado el 21 de enero de 2018  par Firman organizaciones políticas y sindicales, activistas y luchadores sociales.   Alertar el colectivo de moderación a proposito de la publicación de este articulo. Imprimir el articulo
Comentarios
  • Ningun comentario

Advertencia


Comentarios moderados a priori

Los comentarios de este articulo estan moderados a priori : su contribución solo aparecera despues de haber sido validad por un(a) miembro del colectivo.

Introduce su comentario

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

www.indymedia.org
africa
Ambazonia Canarias estrecho / madiaq Kenya Nigeria South Africa
canada
London, Ontario Maritimes Montreal Ontario Ottawa Quebec Thunder Bay Vancouver Victoria Windsor
east asia
burma Jakarta Japan Korea Manila QC Saint-Petersburg
europe
Abruzzo Alacant Andorra Antwerpen Armenia Athens Austria Barcelona Belarus Belgium belgrade Bristol Brussels Bulgaria Calabria Croatia Cyprus emilia-romagna estrecho / madiaq Euskal Herria Galiza Germany grenoble Hungary Ireland Istanbul Italy La Plana Liege liguria Lille linksunten lombardia London Madrid Malta Marseille Nantes Napoli Netherlands Nice Northern England Norway Nottingham Oost-Vlaanderen Paris/Île-de-France Patras Piemonte Poland Portugal Roma Romania Russia Sardegna Scotland Sverige Switzerland Torun Toscana Toulouse Ukraine United Kingdom Valencia
latin america
Argentina Bolivia Chiapas Chile Chile Sur CMI Brasil CMI Sucre Colombia Ecuador Mexico Peru Puerto Rico Qollasuyu Rosario santiago Tijuana Uruguay Valparaiso Venezuela
oceania
Aotearoa Brisbane burma darwin Jakarta Manila Melbourne Perth QC Sydney
south asia
India Mumbai
united states
Arizona Arkansas Asheville Atlanta Austin Austin Indymedia Baltimore Big Muddy Binghamton Boston Buffalo Charlottesville Chicago Cleveland Colorado Columbus DC Hawaii Houston Hudson Mohawk Kansas City LA Madison Maine Miami Michigan Milwaukee Minneapolis/St. Paul New Hampshire New Jersey New Mexico New Orleans North Carolina North Texas NYC Oklahoma Philadelphia Pittsburgh Portland Richmond Rochester Rogue Valley Saint Louis San Diego San Francisco San Francisco Bay Area Santa Barbara Santa Cruz, CA Sarasota Seattle Tampa Bay Tennessee Urbana-Champaign Vermont Western Mass Worcester
west asia
Armenia Beirut Israel Palestine
process
FBI/Legal Updates Mailing Lists Process & IMC Docs Tech Volunteer
projects
Print Radio Satellite TV Video
regions
United States
topics
Biotech

copyleft Indymédia (Independent Média Center).Salvo el caso del cual un autor ha formulado un aviso contrario, los documentos del sitio son libres de derechos para la copia, la impresión, la edición, etc, para toda publicación sobre la red o sobre cualquier otro soporte, con la condición que esta utilización sea NO COMERCIAL. Indymedia Venezuela Centro no se hace responsable por las opiniones emitidas por colaboradores

RSS articulosRSS articulos |  Sitio realizado con spip 3.2.0 [23778]
Top