RSS articulos
Deutsch  | 
English  | 
Español  | 
Euskara  | 
Français  | 
Desde el conuco: EL MISMO REAL DE VELAS publicado el 26/09/22 - Local
Desde el conuco: OLORES Y SABORES IMBORRABLES publicado el 19/09/22 - Local
Desde el conuco: LOS DÍAS DE GUARDAR publicado el 15/09/22 - Local
Desde el conuco: EL ARTE de regar maíz publicado el 15/09/22 - Local
Desde el conuco: EL PAJARITO publicado el 22/08/22 - Local
Desde el conuco: UNA VISITA Y UNA BUENA CONVERSA publicado el 19/08/22 - Local
Desde el conuco: EL DÍA UNO DE AGOSTO publicado el 07/08/22 - Local
Desde el conuco: LA COSECHA publicado el 27/07/22 - Local
La Gente de Gira publicado el 23/07/22 - Local
Desde el conuco: MUNDO DE BOBOS publicado el 23/07/22 - Local
Desde el conuco: EL LENGUAJE DEL ATUENDO publicado el 22/07/22 - Local
Desde el conuco: EL SUELO AGRÍCOLA publicado el 02/07/22 - Local
Campaña para La Libertaria publicado el 26/06/22 - Local
Cagnotte pour la Libertaria publicado el 26/06/22 - Local

1 | 2

El resurgimiento del nazismo en Europa. publicado el 30/09/22 - No Local
LA DICTADURA UNIVERSAL DE EEUU. publicado el 21/09/22 - No Local
MUNDO UNIPOLAR VS MUNDO MULTIPOLAR. publicado el 19/09/22 - No Local
La guerra de Ucrania resumida. publicado el 18/09/22 - No Local - 1 commentario
Se ha cruzado el Rubicon publicado el 14/09/22 - No Local
Argentina: Islas bajo fuego politico-empresarial! publicado el 19/08/22 - No Local
La Corte Suprema contra el clima publicado el 18/07/22 - No Local
Glosario de la Justicia Climática publicado el 12/07/22 - No Local
México Monterrey: Cooperativismo Autogestionario publicado el 05/07/22 - No Local
Libro (PDF): Vuelta a la Autonomìa publicado el 05/07/22 - No Local
Lo que nos dicen los tiroteos masivos en EE.UU. publicado el 07/06/22 - No Local
No queremos sus guerras, pero el militarismo es la base del sistema actual publicado el 25/02/22 - No Local - 1 commentario
Entrevista: Protestango publicado el 23/02/22 - No Local
Licencia, libertad y vacunación publicado el 30/12/21 - No Local
«Escritos libertarios» de Georges Brassens publicado el 20/10/21 - No Local
PÁREN YA LA MASACRE EN COLOMBIA! publicado el 04/05/21 - No Local
¿Y si decidimos no ser cómplices? publicado el 09/04/21 - No Local
A 150 años de la Comuna de París, marzo-mayo 1871 publicado el 22/03/21 - No Local

1 | 2

CARTA ABIERTA para Haiti publicado el 26/09/22 - Comunicados
Comunicado 2022 Salud Yukpa publicado el 13/09/22 - Comunicados
*#BrettziMateran* tiene SEIS DÍAS DESAPARECIDA. publicado el 25/08/22 - Comunicados - 1 commentario
Comunicado OEP en defensa de la isla La Tortuga publicado el 02/08/22 - Comunicados
Encuentros Antiautoritarios Descentralizados publicado el 24/05/22 - Comunicados - 1 commentario
7 años desaparecidos publicado el 28/02/22 - Comunicados
La FAI ante la escalada militar en Ucrania publicado el 22/02/22 - Comunicados
URGENTE: Corre peligro la vida de Rosa Mota publicado el 09/02/22 - Comunicados
Denuncia Publica a la Comunidad Nacional E Internacional publicado el 04/02/22 - Comunicados
Un llamado de un luchador a la clase obrera petrolera publicado el 17/01/22 - Comunicados
¡Libertad Para Igor Kuznetsov Y Sus Compañeros! publicado el 18/12/21 - Comunicados
7mo. FESTIVAL DE ARTES LIBRES LUNA LLENA publicado el 14/09/21 - Comunicados
LANZAMOS ESTA BOTELLA AL MAR publicado el 20/07/21 - Comunicados
El Estado reprime nuevamente la lucha anarcosindical publicado el 17/07/21 - Comunicados
No a la guerra en Palestina publicado el 23/05/21 - Comunicados
Manifiesto para el 1º de Mayo 2021 publicado el 15/04/21 - Comunicados

1 | 2

Venezuela en tiempos de Cambio Climático publicado el 03/07/22 - En la web
Sentidos e imaginación en la ecología política ante el colapso civilizatorio publicado el 18/06/22 - En la web - 1 commentario
La estéril ilusión del cambio por arriba publicado el 15/06/22 - En la web
Ricardo Flores Magón, sembrador de insurrecciones publicado el 12/06/22 - En la web
Asi se dio por fin el ESA III publicado el 12/04/22 - En la web
La disputa sobre quièn nos alimenta publicado el 17/02/22 - En la web
II versión del curso de pedagogía anarquista. publicado el 15/02/22 - En la web
Acerca de las luchas proletarias en Argentina publicado el 16/01/22 - En la web
Repertorio por las Artes de circo en Venezuela publicado el 28/12/21 - En la web
El extractivismo amenaza a las montañas de Venezuela publicado el 13/12/21 - En la web
Lucha de clases y Anarquismo publicado el 09/12/21 - En la web
ENTRE OLIGARQUÍAS, ALGO LLAMADO EL PUEBLO CUBANO publicado el 29/09/21 - En la web
EL DESEMBARCO publicado el 23/07/21 - En la web
La Travesía por la Vida: ¿A QUÉ VAMOS? publicado el 23/07/21 - En la web
Remodelación del espacio La Libertaria publicado el 30/04/21 - En la web
Remodélation de l’espace La Libertaria publicado el 30/04/21 - En la web
Convocatoria Abierta: III Festival El Grito publicado el 07/03/21 - En la web
La Libertaria n’arrête jamais , ni pour le virus publicado el 06/02/21 - En la web

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8

Créditos “sostenibles” para vehículos eléctricos en Venezuela y la farsa del liberalismo “verde”
publicado el 15/08/22 par Alejandro López González Palabras-claves  Maracaibo  Ecología   Venezuela  Reflexión / Análisis 


Foto de Michael Marais en Unsplash
Los vehículos eléctricos están siendo importados a Venezuela desde Italia, Colombia, Estados Unidos y Costa Rica, desde enero de este año 2.022. Básicamente, en el país se están importando 4 modelos que son Nissan Leaf (25.200 €), Fiat 500 (17.600 €), Corolla Hybrid (desde 23.550 € hasta 38.100 €) y Xpeng (48.000 €). El Nissan Leaf, se carga en una hora y tiene un autonomía máxima de 385 kilómetros, lo que permite al “humilde trabajador” propietario de este vehículo viajar de Caracas a Barcelona, o de Maracaibo a Barquisimeto, sin problemas. Las baterías de estos vehículos tienen una duración real de entre 5 y 8 años, luego de lo cual deben ser reemplazadas y consumen unos 105 W/h por kilómetro, es decir, unos 40 kWh para recorrer 385 kilómetros de autonomía máxima. Con dos o tres cargas semanales, para uso en una ciudad como Maracaibo o Caracas, el vehículo eléctrico implica un consumo eléctrico de la red de unos 680 kWh/mes. Para tener un idea, este consumo mensual de un vehículo eléctrico para uso promedio en ciudad es superior al límite que impuso Corpoelec en el marco del programa “Banda Verde” para las regiones 1) Andina (500 kWh/mes máximo por vivienda) y 2) Central y Oriental (600 kWh/mes máximos por vivienda). Para las viviendas en el estado Nueva Esparta y Zulia, los más calurosos del país, la banda de consumo “verde”, establecía límites de 900 kWh/mes y 1300 kWh/mes respectivamente. Y la realidad es que desde aquel momento en que establecieron las “bandas verdes” (año 2.014) hasta ahora (año 2.022) la capacidad de generación eléctrica en el país ha mermado estrepitosamente. Sólo en el Zulia, la capacidad de generación eléctrica disponible cayó en ese período en más de un 80% y a nivel nacional, la capacidad de generación eléctrica pasó de 18.000 MW hasta menos de 10.000 MW, en la actualidad. Es decir, las condiciones de consumo establecidos en la “banda verde” de Corpoelec, para el año 2.014, hoy están absolutamente sobrepasados y para mantener un suministro eléctrico continuado, en todo, el país esos límites tendría que ser mucho menores. Pero lamentablemente, ni en Miraflores ni en la Región Capital, tienen entendimiento para asimilar esta realidad que si vivimos en la Venezuela real y productiva, la Venezuela que componen las ciudades capital de los Estados productivos del país como Zulia, Guayana, Anzoátegui, Lara, Monagas, Sucre y toda la región andina. En todas estas regiones, las ciudades capitales de estado padecen racionamientos diarios de electricidad que oscilan entre las 4 y 6 horas diarias.

Desde 2.012-2.013 prácticamente dejo de existir el ensamblaje nacional de cualquier tipo de vehículos y, por supuesto, tanto el negocio de los vehículos con motores de combustión interna como los eléctricas son ahora negocios de importadores de oportunidad, empresas de maletín e inversores especulativos. Más recientemente, el Banco Provincial anunció que inicia una línea de financiamientos, a través del programa Crédito sostenible, para la adquisición de vehículos híbridos y eléctricos importados, cuyos precios ya he mencionado. En realidad, esto nada tiene que ver con sostenibilidad, ecología, desarrollo sostenible o energías limpias, nada, en lo absoluto. Como he comentado antes, esto provocará un incremento en consumo eléctrico desde la red nacional, que ya está en un crítica situación, provocando una intensificación en la exclusión del servicio entre los sectores más populares y una intensificación del consumo eléctrico entre los más adinerados del país, que con cada vez más ricos y cada vez más pocos. En un artículo que publiqué para la revista inglesa Energy Policy, en el año 2019, estimaba que la cantidad de personas que en Venezuela carecen de acceso a la electricidad en las zonas rurales se ha elevado, en los últimos 23 años, en alrededor de 500 mil personas, unas 80 mil familias, pasaron de tener un servicio eléctrico precario al final de la cuarta república a no tener servicio eléctrico en lo absoluto, para el año 2.019. Esto es lo que he denominado “proceso de des-electrificación de Venezuela”. Si se intensifica el consumo de electricidad “per capita” dentro de las zonas más pudientes de las ciudades capitales del país, esto repercutirá en un incremento directo de la exclusión de aquellos que se encuentran al final del sistema de distribución en las zonas rurales y agrícolamente productivas de nuestro país, que ya padecen penurias innombrables para poder producir, trasladar su producción y mantener a sus familias a partir de sus pingües ingresos, en la actualidad.

Si realmente se quiere “vender” que hay una preocupación ecologista respecto al sector transporte, dentro del país, la primera acción es abordar el problema del transporte público. Ciudades de más de dos millones de habitantes, como Maracaibo, carecen de un sistema de Metro Urbano, lo que reduciría enormemente el consumo de combustibles para transporte dentro de la ciudad. Lo realmente ecológico es la mejoría de los sistemas de transporte público, incluso sin necesidad de utilizar tecnologías eléctricas o hibridas (aunque esto, en este caso, sí que sería un avance enorme). Autobuses de tecnología híbrida o eléctrica, sí que mejorarían la precaria situación del sistema energético venezolano de forma integral, porque se reducirían las emisiones de gases de efecto invernadero, se mejoraría la movilidad urbana sin incrementar el consumo ni de combustibles fósiles ni de electricidad. Es evidente que si existiese un sistema de transporte público de calidad en Venezuela, el uso de los vehículos privados se reduciría, sean eléctricos o no, y en realidad el objetivo es ese, no migrar de una tecnología a otra, y nada más. Al final, cada vehículo eléctrico consumiría mensualmente más que una vivienda urbana promedio en Caracas, Mérida o Barquisimeto y más de la mitad de lo que consume un vivienda urbana en Maracaibo.

Pero si comparamos con el consumo promedio de las viviendas rurales de Venezuela, la desigualdad es aún mucho más escandalosa. De acuerdo a estimaciones que publiqué en el año 2.018 en la revista científica internacional “Renewable and Sustainble Energy Reviews”, en Venezuela, las viviendas rurales típicamente consumen apenas unos 2 kWh/día, lo que representa una media de 60 kWh/mes. Es decir, Una familia venezolana de Caracas, Maracaibo o Barquisimeto, que tenga el enorme privilegio económico de contar con 48 mil dólares para comprarse un vehículo eléctrico, acaparará en un plus de consumo eléctrico mensual, en su vivienda, equivalente al de 12 familias del campo venezolano, solo en lo concerniente a movilidad. Si tomamos un promedio de consumo eléctrico de esas viviendas de unos 900 kWh/mes, entonces veríamos que desigualdad en la distribución y/o acceso a la energía eléctrica entre las clases pudientes de las principales ciudades y las viviendas rurales/campesinas es de 26 a 1, es decir, una vivienda de clase mercantil-importadora-especulativa venezolana llegaría a consumir 26 veces más electricidad que una vivienda rural típica. Esto no es sostenible, ni ecológico ni equitativo. La sostenibilidad no es unidimensional, sino que se enmarca en tres dimensiones entre las cuales la dimensión social es una de ellas, y muy importante. El lujo de los vehículos eléctricos en Venezuela no tiene nada de ecológico, cuando el parque eólico de La Guajira está, literalmente, por el piso y las 100 mil familias que fueron beneficiadas con sistemas solares fotovoltaicos por el programa “Sembrando Luz” entre 2.005 y 2.012 han sido abandonadas y los sistemas sin mantenimiento han caído en la inoperatividad en más de un 80% de los casos.

Por último, quiero destacar que como especialista y Doctor en Sostenibilidad, por la Universidad Politécnica de Catalunya, no soy contrario, en lo absoluto, al desarrollo de tecnologías verdes, pero esto que pretenden vender como ecológico es un absoluto despropósito y un ejercicio de la demagogia y el cinismo más groseros. Lo que propongo es que se financien proyectos de movilidad colectiva urbana en todas las grandes urbes del país, esto es, sistemas de Metro (el metro de Maracaibo avanzó hasta el año 2.007, cuando fue abandonado luego que se pasaron las competencias desde la gobernación del Zulia al gobierno nacional, donde el dinero se esfumó y el proyecto de destruyó). Además, las alternativas de autobuses híbridos o 100% eléctricos, tranvías, bicicletas públicas y/o de alquiler municipal, pero sobre todo, es urgente el transporte público masivo que ha desparecido de las grandes ciudades y el existente se basa en autobuses totalmente ineficientes, de mala calidad y verdaderamente antiecológicos. Propuestas y alternativas hay, y son muchas. Lamentablemente, el gobierno nacional y las empresas privadas siempre se decantan por aquellas soluciones de importación especulativa que proporciona dinero rápido y ganancias fáciles y eso es todo lo que se esconde detrás de todo esto, más del liberalismo “verde” que utiliza el discurso ecologista como mecanismo de exclusión y enriquecimiento grosero y grotescamente desigual de las clases dominantes con respecto a los más pobres y las naciones menos industrializadas, a escala global. Y ese es el modelo que se pretende importar a Venezuela, con la etiqueta de “créditos sostenibles”.


publicado el 15 de agosto de 2022  par Alejandro López González  Alertar el colectivo de moderación a proposito de la publicación de este articulo. Imprimir el articulo
Lista de los documentos ligados à la contribución
michael-marais-h(...).jpg

Comentarios
  • Ningun comentario

Advertencia


Comentarios moderados a priori

Los comentarios de este articulo estan moderados a priori : su contribución solo aparecera despues de haber sido validad por un(a) miembro del colectivo.

Introduce su comentario

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

www.indymedia.org
africa
Ambazonia Canarias estrecho / madiaq Kenya Nigeria South Africa
canada
London, Ontario Maritimes Montreal Ontario Ottawa Quebec Thunder Bay Vancouver Victoria Windsor
east asia
burma Jakarta Japan Korea Manila QC Saint-Petersburg
europe
Abruzzo Alacant Andorra Antwerpen Armenia Athens Austria Barcelona Belarus Belgium belgrade Bristol Brussels Bulgaria Calabria Croatia Cyprus emilia-romagna estrecho / madiaq Euskal Herria Galiza Germany grenoble Hungary Ireland Istanbul Italy La Plana Liege liguria Lille linksunten lombardia London Madrid Malta Marseille Nantes Napoli Netherlands Nice Northern England Norway Nottingham Oost-Vlaanderen Paris/Île-de-France Patras Piemonte Poland Portugal Roma Romania Russia Sardegna Scotland Sverige Switzerland Torun Toscana Toulouse Ukraine United Kingdom Valencia
latin america
Argentina Bolivia Chiapas Chile Chile Sur CMI Brasil CMI Sucre Colombia Ecuador Mexico Peru Puerto Rico Qollasuyu Rosario santiago Tijuana Uruguay Valparaiso Venezuela
oceania
Aotearoa Brisbane burma darwin Jakarta Manila Melbourne Perth QC Sydney
south asia
India Mumbai
united states
Arizona Arkansas Asheville Atlanta Austin Austin Indymedia Baltimore Big Muddy Binghamton Boston Buffalo Charlottesville Chicago Cleveland Colorado Columbus DC Hawaii Houston Hudson Mohawk Kansas City LA Madison Maine Miami Michigan Milwaukee Minneapolis/St. Paul New Hampshire New Jersey New Mexico New Orleans North Carolina North Texas NYC Oklahoma Philadelphia Pittsburgh Portland Richmond Rochester Rogue Valley Saint Louis San Diego San Francisco San Francisco Bay Area Santa Barbara Santa Cruz, CA Sarasota Seattle Tampa Bay Tennessee Urbana-Champaign Vermont Western Mass Worcester
west asia
Armenia Beirut Israel Palestine
process
FBI/Legal Updates Mailing Lists Process & IMC Docs Tech Volunteer
projects
Print Radio Satellite TV Video
regions
United States
topics
Biotech

copyleft Indymédia (Independent Média Center).Salvo el caso del cual un autor ha formulado un aviso contrario, los documentos del sitio son libres de derechos para la copia, la impresión, la edición, etc, para toda publicación sobre la red o sobre cualquier otro soporte, con la condición que esta utilización sea NO COMERCIAL. Indymedia Venezuela Centro no se hace responsable por las opiniones emitidas por colaboradores

RSS articulosRSS articulos |  Sitio realizado con spip 3.2.11
Top