RSS articles
Deutsch  | 
English  | 
Español  | 
Euskara  | 
Français  | 
La deforestación exponencial posté le 13/02/21 - Local
MI ÚLTIMA ENTREVISTA CON DOUGLAS BRAVO posté le 08/02/21 - Local
Apuntes para un nuevo paradigma posté le 31/01/21 - Local
El tema campesino, filosofía de vida. posté le 26/01/21 - Local
La Utopía alternativa del anti Estado posté le 17/01/21 - Local
Ha fallecido Humberto Decarli, integrante de El Libertario posté le 17/12/20 - Local - 1 commentaire
Los nuevos amos de Los Roques posté le 28/11/20 - Local
Nuevo atropello contra Rodney Álvarez posté le 28/11/20 - Local
RECORDANDO AL CANTOR posté le 31/10/20 - Local
La izquierda institucionalizada posté le 04/09/20 - Local
Pedido de ayuda para Amilcar posté le 21/08/20 - Local
CONTINÚAN LOS CRÍMENES DE MADURO posté le 20/08/20 - Local

1 | 2

Potencia y proyección del pensamiento propio posté le 12/02/21 - No Local
ESQUINA DE LA DESCOLONIZACIÓN "TATO QUIÑONES" posté le 28/11/20 - No Local
Marxismo y religion posté le 12/10/20 - No Local
Tu amigo Trump posté le 11/09/20 - No Local
Autopsia de un policía posté le 04/06/20 - No Local
Una solución anarquista al calentamiento global posté le 24/03/20 - No Local
La oxigenación libertaria posté le 08/01/20 - No Local
Francia : contundente huelga general posté le 15/12/19 - No Local
COOPERATIVA PANADERA PANCLETA posté le 10/12/19 - No Local
El mundo de abajo crece en silencio posté le 12/11/19 - No Local

1 | 2

Primera Parte : UNA DECLARACIÓN… POR LA VIDA posté le 02/01/21 - Comunicados
Nosotros los verdes, nosotros los anarquistas posté le 07/12/20 - Comunicados
POR LA VIDA Y CONTRA EL DINERO. posté le 25/11/20 - Comunicados
Comunicado en rechazo a la Ley Antibloqueo posté le 22/10/20 - Comunicados
No pararemos hasta lograr justicia posté le 27/08/20 - Comunicados
Gritos de la Amazonía por la Vida posté le 21/07/20 - Comunicados
La pandemia y el genocidio posté le 15/05/20 - Comunicados
Unir esfuerzos para superar la pandemia en Venezuela posté le 06/04/20 - Comunicados
Manifiesto urgente frente al Desastre posté le 01/04/20 - Comunicados
Okupación en Berlín posté le 30/03/20 - Comunicados

1 | 2

La Libertaria nunca para, ni por la pandemia posté le 26/01/21 - En la web
Proyecto Aliadas posté le 20/11/20 - En la web
LUCHA FEMENINA Y RELACIONES DE PODER posté le 22/07/20 - En la web
REVUE : PLANÈTE POPULAIRE posté le 12/07/20 - En la web
Protesta en la Guajira deja una mujer wayuu herida posté le 14/04/20 - En la web
Crónicas Extractivas al Sur del Orinoco posté le 10/04/20 - En la web
Purga en PDVSA posté le 10/03/20 - En la web
¡Chelsea Manning no puede ser olvidada ! posté le 25/12/19 - En la web
Red Cecosesola : Activos en YouTube posté le 02/11/19 - En la web

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7

La deforestación exponencial
posté le 13/02/21 par Maxime Motard Mots-clés  Salud  Luchas Indígenas   Ecología   Derechos Humanos  América Latina  Amazonas  Reflexión / Análisis 

Para comprender la deforestación, primero se debe considerar la ecuación del nenúfar (planta acuática) y ver lo que implica. Por supuesto, durante miles de años hemos estado cortando leña. La huella es la del Hombre. Sin embargo, el golpe fatal llegó con el inicio de la era termoindustrial. Empecemos por el nenúfar. Imagine un nenúfar plantado en un gran lago que tendría la propiedad hereditaria de producir otro nenúfar cada día. Después de treinta días, todo el lago se cubre y la especie se asfixia, privada de espacio y comida. Pregunta : ¿Después de cuántos días cubrirán los nenúfares la mitad del lago ?

La respuesta no son 15 días, como podría pensarse un poco apresuradamente, sino 29 días, es decir el día anterior, ya que se obtiene el doble cada día. Si fuéramos uno de esos nenúfares, ¿cuándo nos daríamos cuenta de que estamos a punto de quedarnos sin espacio ? Al final del día 24, el 97% de la superficie del lago aún está disponible y probablemente no nos imaginamos el desastre que se avecina y sin embargo estamos a menos de una semana de la extinción de la especie ... una idea de lo que implica la ley de lo exponencial. Todo va muy rápido. El proceso es tal que el fenómeno nos sorprende. Cuando nos interesamos en el problema del crecimiento en un medio cerrado para el día 29, bueno, ya es un poco tarde y estamos al borde del final. Incluso si encontramos dos lagos más tarde, sólo podemos retrasar el proceso. Una vez que se pasa un cierto umbral la especie está condenada. Todo se ha acelerado para nosotros con la era termoindustrial dónde justamente entramos en esta lógica exponencial. Nos alejamos de las fuentes de energía renovables para aprovechar las reservas de la tierra. Comienza entonces la loca expansión. Primero se utiliza el carbón y luego el petróleo que fue el resultado de millones de años de descomposición : ambos están puestos al servicio de un desarrollo prometedor pero peligroso. Si el poder productivo tuvo la ventaja de liberar al hombre de la necesidad y de la fatalidad de los rendimientos decrecientes, este mismo poder, siempre más eficiente y fuera de control de la mayoría, también se vuelve destructivo en razón de la propia fuente de energía elegida. Por primera vez en la historia nos servimos en “las reservas del planeta” de tal manera que la brecha entre la energía dilapidada (devorada por las máquinas) y la regeneración de estos “recursos” extendidos sobre millones de años siempre se hace más grande. Lo que las máquinas tragan no corresponde en relación a la capacidad de regeneración de estos combustibles fósiles. Y es sobre estas energías que se instala el sistema industrial y nuestras sociedades modernas. La deforestación ilustra por su parte cómo las armas productivas cada vez más eficientes y glotonas en energía (como las excavadoras) siguen siendo destructivas para el planeta. La potencia productiva tan presumida del Progreso Tecnológico debería preocuparnos en lugar de alegrarnos porque de lo que se trata es cada vez de una nueva capacidad para destruir. La capacidad es más poderosa, más rápida, y por lo tanto responde mejor a los intereses de una acumulación capitalista ilimitada. A pesar de la potencia productiva / destructiva actual, la acumulación capitalista está atascada en el libre mercado. La destrucción del planeta marca la contradicción más grande por el capitalismo y el obstáculo más grande para la sobrevivencia de la humanidad.

La mundialización es la última etapa del capitalismo. Estamos aprovechando los últimos recursos, los más difíciles de acceder, y en las últimas décadas la deforestación se ha desplazado de los bosques templados a los bosques tropicales, lo que suena como una indicación que estamos en la parte final.¹ Vivimos en un planeta fracturado dónde los proletarios nunca han sido tan numerosos y los multimillonarios cada vez más poderosos (y menos numerosos). Coordinan la acumulación - y la deforestación - en este contexto de crisis generalizada y de cambio climático. Actualmente hay 4 mil millones de hectáreas de bosque en el mundo. Es menos que ayer pero más que mañana. Desde 1990 hemos entrado en la fase de los nenúfares y, sin embargo, todo continúa. Mientras haya espacio disponible, explotamos, malgastamos, destruimos con máquina de guerra o con fuego. Desde 1990 se han talado 5 millones de hectáreas cada año. Entre 1990 y 2012, Indonesia perdió el 21% de sus bosques. La producción de aceite de palma aumentó de 1 millón (1990) a 8 millones (2014). Entre 1990 y 2012, Honduras perdió el 42% de sus bosques y Nigeria el 52%. El Togo por su parte ha perdido el 60% de estos bosques. Cifras alucinantes. Por supuesto que hay varias explicaciones sobre la deforestación, pero hay lógicas que se repiten de un continente al otro. Cabe señalar que el 80% de la deforestación está vinculada a la expansión de las tierras agrícolas. Si el aceite de palma es objeto de todos los deseos - y todas las destrucciones - en Indonesia, tenemos la soja y el maíz aquí en América. Brasil e Indonesia, junto con la República Democrática del Congo concentran el 60% de los bosques tropicales de nuestro planeta. En los dos primeros países estamos claramente en una destrucción debido a un modelo agrícola productivista capitalista. La deforestación continúa, pero debemos comprender absolutamente la ruptura que representó la era termoindustrial. Fue un desencadenamiento exponencial que se realizó a este momento dado y que continúa hoy en un contexto de escasez de áreas forestales ricas en biodiversidad e intenso calentamiento global. El calentamiento está aumentando al ritmo de la combustión de las energías fósiles y de la deforestación. A partir de 1990 como lo hemos visto con los ejemplos entramos en una nueva etapa de tal forma que la destrucción que se ha hecho en varios países del mundo no tiene precedente en el pasado. En Brasil, en particular, estamos entrando en una nueva etapa en 2019.

Si hubo una disminución de la deforestación hasta 2012, particularmente vinculada a la extensión de áreas protegidas, se inició nuevamente en 2019. “En junio de 2019, el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE) informó de una aceleración significativa en la deforestación del Amazonas. En un mes desaparecieron 920 km2 de bosque tropical. A finales de 2019, el INPE observa que la deforestación en Brasil se duplicó en 2019 en comparación con 2018, consecuencia directa de los mensajes del presidente brasileño. Según el informe anual de Global Forest Watch, el mundo perdió en 2018 12 millones de hectáreas de bosques tropicales, incluidos 3,64 millones de bosques tropicales primarios, ¡o el equivalente de Bélgica ! Este es el cuarto peor año en términos de deforestación de bosques tropicales, después de 2016, 2017 y 2014 desde los primeros registros realizados en 2001 ”². Consecuencia : durante 25 años la cantidad de carbono absorbido por los bosques del mundo cayó en más de 17 gigatoneladas. Perdemos los servicios ecosistémicos de los árboles de cientos de años o a veces más de 1000 años. Sobre todo, perdiendo una parte de la biodiversidad, perdemos una parte de los pueblos que necesitan de los bosques para vivir, y perdemos una parte de nosotros, de nuestro pasado y de nuestro futuro porque somos biodiversidad. Y estamos desapareciendo.

Maxime Motard

Notas : 1. Simone Weil consideraba en 1933 « que la expansión capitalista ya no está lejos del momento en que choca con los límites mismos de la superficie terrestre ». 2. G. Deltour, 26 de agosto de 2019, “La déforestación : inventario 2019.” https://www.naturevolution.org/es/deforestation-etat-des-lieux/ La cifras dadas en el artículo vienen de #Datagueule : Le chant des scies règne. Ver el libro l’Equation du Nenuphar d’Albert Jacquard


posté le 13 février 2021  par Maxime Motard  Alerter le collectif de modération à propos de la publication de cet article. Imprimer l'article
Commentaires
  • Aucun commentaire

Avertissement


Commentaires modérés à priori

Les commentaires de cet article sont modéré à priori : votre contribution n'apparaîtra qu'aprè;s avoir été validée par un membre du collectif.

Saisissez votre commentaire

Pour créer des paragraphes, laissez simplement des lignes vides.


copyleft Copyleft Indymédia (Independent Média Center). Sauf au cas où un auteur ait formulé un avis contraire, les documents du site sont libres de droits pour la copie, l'impression, l'édition, etc, pour toute publication sur le net ou sur tout autre support, à condition que cette utilisation soit NON COMMERCIALE.

RSS articlesRSS articles |  Site réalisé avec spip 3.2.0 [23778]
Top