RSS articulos
Deutsch  | 
English  | 
Español  | 
Euskara  | 
Français  | 
#Cartadelucha de la Campaña #RompamosElSilencio publicado el 18/09/20 - Local
La izquierda institucionalizada publicado el 04/09/20 - Local
Pedido de ayuda para Amilcar publicado el 21/08/20 - Local
CONTINÚAN LOS CRÍMENES DE MADURO publicado el 20/08/20 - Local
Estrategia revolucionaria publicado el 27/07/20 - Local
INSURGENCIA FRENTE A LA “RAZÓN COLONIAL” publicado el 23/07/20 - Local
FRANCISCO PRADA Y LA UTOPIA INFINITA. publicado el 12/07/20 - Local
Sed en el país del agua. publicado el 19/06/20 - Local
La crisis llegó a Caracas publicado el 18/06/20 - Local
Los terroríficos psiquiátricos de Venezuela publicado el 18/06/20 - Local
Venezuela, imperialismos y militarización publicado el 29/05/20 - Local
Información sobre el Corona Virus publicado el 18/03/20 - Local - 1 commentario
Una mirada ecofeminista sobre los feminicidios publicado el 08/03/20 - Local
¿CUÁL SOCIALISMO, CUÁL REVOLUCIÓN? publicado el 05/03/20 - Local
En Venezuela no hemos superado el 27-F publicado el 01/03/20 - Local

1 | 2

Octavio Alberola escribe en homenaje a David Graeber publicado el 23/09/20 - No Local
Tu amigo Trump publicado el 11/09/20 - No Local
Bolivia: Codapma nueve años de lucha medioambiental publicado el 29/08/20 - No Local
Autopsia de un policía publicado el 04/06/20 - No Local
Una solución anarquista al calentamiento global publicado el 24/03/20 - No Local
La oxigenación libertaria publicado el 08/01/20 - No Local
1999-2019: 20 años de Indymedia, crónica y balance publicado el 25/12/19 - No Local
Francia: contundente huelga general publicado el 15/12/19 - No Local
Panorama mundial: Transición hacia una interrogante publicado el 15/12/19 - No Local
COOPERATIVA PANADERA PANCLETA publicado el 10/12/19 - No Local
Comunidad kolla de Jujuy resiste intento de desalojo publicado el 03/12/19 - No Local
El mundo de abajo crece en silencio publicado el 12/11/19 - No Local
Gert Postel y su comportamiento cuestionable publicado el 24/09/19 - No Local
¡Aquí es Serbia! publicado el 22/09/19 - No Local
La reinsurgencia de la FARC disidente publicado el 18/09/19 - No Local
Francia: L@s anarquistas frente al antisemitismo publicado el 07/08/19 - No Local

1 | 2

No pararemos hasta lograr justicia publicado el 27/08/20 - Comunicados
Gritos de la Amazonía por la Vida publicado el 21/07/20 - Comunicados
La pandemia y el genocidio publicado el 15/05/20 - Comunicados
Unir esfuerzos para superar la pandemia en Venezuela publicado el 06/04/20 - Comunicados
Manifiesto urgente frente al Desastre publicado el 01/04/20 - Comunicados
Okupación en Berlín publicado el 30/03/20 - Comunicados
Carta abierta a Rodney Álvarez, preso político obrero publicado el 27/10/19 - Comunicados
Comunicado anarquista contra la devastación climática publicado el 18/09/19 - Comunicados
Comunicado del CCRI-CG del EZLN. Y ROMPIMOS EL CERCO. publicado el 09/09/19 - Comunicados
364 por una Democracia Desobediente publicado el 12/08/19 - Comunicados
Nace la Federación Anarquista Santiago publicado el 30/07/19 - Comunicados
Ante los crímenes del Estado venezolano. publicado el 21/07/19 - Comunicados
Comunicado publicado el 15/05/19 - Comunicados
Solidaridad con l@s trabajador@s de Venezuela publicado el 07/04/19 - Comunicados

1 | 2

LUCHA FEMENINA Y RELACIONES DE PODER publicado el 22/07/20 - En la web
REVUE: PLANÈTE POPULAIRE publicado el 12/07/20 - En la web
Protesta en la Guajira deja una mujer wayuu herida publicado el 14/04/20 - En la web
Crónicas Extractivas al Sur del Orinoco publicado el 10/04/20 - En la web
Purga en PDVSA publicado el 10/03/20 - En la web
¡Chelsea Manning no puede ser olvidada! publicado el 25/12/19 - En la web
CARTA A UN(A) CHILENO(A) SOBRE LA SITUACIÓN ACTUAL publicado el 11/11/19 - En la web
Red Cecosesola: Activos en YouTube publicado el 02/11/19 - En la web
Campaña de solidaridad por Rodney Álvarez publicado el 03/09/19 - En la web
Encuentro Social Alternativo III publicado el 27/08/19 - En la web
Ola Bini arrestado en Ecuador publicado el 08/08/19 - En la web
La Piedra Kueka sigue sin regresar a Venezuela publicado el 16/07/19 - En la web
¡APLASTÉMOSLE LA CABEZA! publicado el 01/07/19 - En la web

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7

Venezuela: A dos años de la destrucción monetaria
publicado el 04/09/20 par Humberto Decarli Palabras-claves  Caracas  Anarquismo  Política   Venezuela  Reflexión / Análisis 


El 18 de agosto se cumplieron dos años de la última reconversión monetaria, anunciada estridentemente como la salida correcta ante la crisis en todos los segmentos del aparato productivo, de consumo y comercial. Incluso se le puso el adjetivo calificativo al Bolívar de soberano como una manera de insistir en la segunda supuesta independencia, falsa de toda falsedad. No obstante, los resultados de tan aciaga medida la hemos vivido en toda su extensión y ahora más que nunca.

Consecuencias inmediatas de esta infame decisión

Los efectos de la segunda reconversión son devastadores especialmente para los trabajadores cuyos derechos han sido destruidos. Los salarios, las prestaciones sociales, las pensiones, las jubilaciones, las convenciones colectivas y las cajas de ahorro, quedaron literalmente destruidos. Los laborantes han perdido interés en las reclamaciones y las demandas por esos conceptos debido a lo superfluo que representa litigar a largo plazo sin restablecer las violaciones a los beneficios correspondientes. No existe sueldo alguno para enfrentar la hiperinflación si no se derrota a esta.

El salario mínimo es una manifestación de la miseria con la cual cuentan los trabajadores sobre todo si estimamos al noventa por ciento de la población activa en ese nivel. Ni siquiera ficciones como el bono de alimentación o de guerra económica ayuda a efectuar los gastos elementales para subsistir como seres humanos. Las pensiones y las jubilaciones se pagan alrededor de este valor lo cual delata el paupérrimo nivel de quienes han dado lo mejor de su vida al trabajo en su interactuación con la naturaleza y los seres humanos.

Los contratos colectivos se han visto enervados y todo cálculo se fundamenta en el salario mínimo. Es la conocida aplanación llevada a cabo por el Estado, uno de los principales patronos como lo evidencian las empresas públicas como CANTV, Corpoelec, la Corporación Socialista de Cemento y las empresas básicas de Guayana. Esto ratificado por la conducta cómplice de los sindicalistas vinculados al sector oficial quienes han permitido este palmario abuso.

Secuelas económicas

Supuestamente la decisión en cuestión era para mejorar la situación económica del país y las personas pero ha sido todo lo contrario no tanto por errores en la conducción nacional sino por la intención de financiar el déficit fiscal a través de la emisión de dinero inorgánico. Todo ha sido planificado para buscar la asfixia de la gente y aumentar la dependencia del Estado.

Ocurre un fenómeno espantoso como es la hiperinflación, convencionalmente entendida como estatuir un cincuenta por ciento de inflación mensual. Hace tiempo ya, desde el mes de noviembre de 2017, de haber entrado en esta coyuntura sin poder revertirla aunque el Estado ha intentado por otro lado disminuir la liquidez al aumentar el encaje legal bancario para impedir el crédito y la liquidez en manos de la población.

Asimismo, ha transcurrido más de siete años de recesión por la disminución de las exportaciones de crudo debido a la dependencia del petróleo. Incluso se habla de depresión porque la contracción es espectacular y desde la eliminación de los cinco ceros al signo monetario, se ha reducido a la mitad del PIB.

Los dos fenómenos, la hiperinflación y la depresión se han profundizado contradiciendo el principio económico de la llamada Curva de Phillips, principio de la teoría según la cual cuando hay inflación se puede mantener la expansión del sector productivo y comercial y viceversa, se contrae la economía pero se detiene la inflación. En Venezuela se han mantenido estos dos hechos funestos para la calidad de vida y el poder los ha empleado para mantener la coyuntura de dominación creando a la gente una suerte de síndrome de Estocolmo para congraciarse con su verdugo. Son las asimetrías del dominio sobre las personas partiendo de daños a los sometidos aprovechables para la consolidación de la estructura de sumisión.

La reiterada devaluación

Mientras este episodio funesto acontece, el Bolívar como signo monetario ve esfumarse su valor y está en una constante disminución frente a las divisas. Constituye un mecanismo de ahorro porque existe la convicción, respaldada por los hechos,queal detentar dólares americanos se fija su valor porque la paridad ante el Bolívar siempre será favorable a la moneda del Tío Sam. Se ha dolarizado de facto algunos rubros de la economía mas no así en los conceptos laborales como los salarios, pensiones y jubilaciones. Para dolarizar la economía habría que realizar una reformulación de las políticas sobre las bases productivas y de comercio del país con inclusión de un aumento ostensible de las reservas internacionales para poder responder de las obligaciones contraídas. Debería haber una caja de conversión para elaborar el respaldo de un signo monetario por otro.

El colmo de la desfachatez del gobierno es la satanización del dólar como instrumento del imperialismo norteamericano en el pasado para después aceptarlo como una concesión divina sin el más mínimo pudor. Simplemente la escasez del circulante y la debilidad del valor del Bolívar hacen posible la existencia de la moneda gringa como unidad de circulación.

Lesiones sociales

Una de las grandes consecuencias de la segunda reconversión ha sido el incremento del desempleo, la pobreza y la desigualdad. El desempleo ha aumentado pero lo más elevado es la economía informal en la cual milita la mayoría de la población en edad para trabajar.Con la pandemia es mayor el hambre cuando no existe, por razones del aislamiento, elementos para trabajar para quienes viven al día por razones estructurales de ser un capitalismo promovente de la exclusión social.

La pobreza es un rubro impresionante. El último estudio Encovi, encuesta sobre condiciones de vida en el presente año llevado a cabo por la UCAB, nos indica que aproximadamente el ochenta por ciento de la población reside en la pobreza extrema, un dieciséis por ciento está en la pobreza relativa y solo un cuatro por ciento se encuentra fuera del espectro de las dos condiciones previas. En síntesis, somos pobres en un noventa y seis por ciento, lo cual es un dígito escandaloso.

Adicionalmente la desigualdad está en izamiento. Existe una mínima proporción de personas en Venezuela con capacidad adquisitiva, acceso a los alimentos y a los servicios, tienen sus hijos estudiando en el exterior en buenas universidades y se tratan en las mejores clínicas. Por el contrario, la inmensa mayoría no puede ni siquiera comer ni menos posibilidad de alcanzar los servicios mínimos y viaja en una migración constreñida por la necesidad cuyo número se aproxima a los seis millones de personas.

En síntesis, el Estado ha causado unos daños inconmensurables a toda la sociedad venezolanapor sus políticas tanáticas. Ese perjuicio algún día podrá ser reclamado como forma de indemnización por las apodícticas reducciones patrimoniales y financieras engendradas a los afectados, fundamentalmente los trabajadores, los profesionales y a la escualidísima clase media. Sería una fórmula de compensación con el aditamento que el Estado cuenta con algunos activos para pagar antes de que los acreedores internacionales lo hagan.

Mirada panorámica hacia el futuro

La situación de indigencia en la cual se mueve la población puede ser revertida, por supuesto. Significaría hacer un giro de ciento ochenta grados en la conducción del país para enderezar estos largos entuertos. Implicaría dejar de emitirse dinero inorgánico para financiar el déficit fiscal, dejar de monetizar la deuda pública, reivindicar la respuesta al débito social (vivienda, educación, servicios), alejarse del extractivismo y de la minería, orientar la actividad petrolera hacia la petroquímica y no a la exportación de crudo, habría que revaluar el Bolívar para impedir el hábito importador e invertir en educación vinculada a las áreas productivas.

Obviamente que la actual gestión no lo hará porque implicaría una modificación del ánimo esclavista dejado por la destrucción cuyo telos es la dependencia del Estado por los hombres y mujeres de la nación. Es un supuesto negado la probabilidad de un enfoque diferente porque afectaría estructuralmente la esencia política de la élite gobernante venezolana, guiada por gestionar una concepción autoritaria y militarista del gobierno.

La oposición en todas sus gamas, unas más que otras, tampoco plantea una reformulación de la trayectoria económica llevada hasta hoy. El Plan País es una repetición del extractivismo y el rentismo del pasadoproponiendo una elevación dela producción del crudo cuando el mercado indica su caída aunado a la incapacidad de producción de PDVSA y por encima de todo, el futuro ominoso del excremento del diablo como fuente energética.

Mientras tanto, Venezuela se hunde en el tremedal de la inopia, el hambre y la frustración de no poder cubrir las necesidades básicas. Son los efluvios de una situación terrible acaecida en el lugar donde se ha profundizado la inflación, la recesión, la pobreza y la desigualdad. Son dos años de un punto de inflexión en el trámite de la descomposición nacional.


publicado el 4 de septiembre de 2020  par Humberto Decarli  Alertar el colectivo de moderación a proposito de la publicación de este articulo. Imprimir el articulo
Lista de los documentos ligados à la contribución
conomonetario.jp(...).jpg

Comentarios
  • Ningun comentario

Advertencia


Comentarios moderados a priori

Los comentarios de este articulo estan moderados a priori : su contribución solo aparecera despues de haber sido validad por un(a) miembro del colectivo.

Introduce su comentario

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.

www.indymedia.org
africa
Ambazonia Canarias estrecho / madiaq Kenya Nigeria South Africa
canada
London, Ontario Maritimes Montreal Ontario Ottawa Quebec Thunder Bay Vancouver Victoria Windsor
east asia
burma Jakarta Japan Korea Manila QC Saint-Petersburg
europe
Abruzzo Alacant Andorra Antwerpen Armenia Athens Austria Barcelona Belarus Belgium belgrade Bristol Brussels Bulgaria Calabria Croatia Cyprus emilia-romagna estrecho / madiaq Euskal Herria Galiza Germany grenoble Hungary Ireland Istanbul Italy La Plana Liege liguria Lille linksunten lombardia London Madrid Malta Marseille Nantes Napoli Netherlands Nice Northern England Norway Nottingham Oost-Vlaanderen Paris/Île-de-France Patras Piemonte Poland Portugal Roma Romania Russia Sardegna Scotland Sverige Switzerland Torun Toscana Toulouse Ukraine United Kingdom Valencia
latin america
Argentina Bolivia Chiapas Chile Chile Sur CMI Brasil CMI Sucre Colombia Ecuador Mexico Peru Puerto Rico Qollasuyu Rosario santiago Tijuana Uruguay Valparaiso Venezuela
oceania
Aotearoa Brisbane burma darwin Jakarta Manila Melbourne Perth QC Sydney
south asia
India Mumbai
united states
Arizona Arkansas Asheville Atlanta Austin Austin Indymedia Baltimore Big Muddy Binghamton Boston Buffalo Charlottesville Chicago Cleveland Colorado Columbus DC Hawaii Houston Hudson Mohawk Kansas City LA Madison Maine Miami Michigan Milwaukee Minneapolis/St. Paul New Hampshire New Jersey New Mexico New Orleans North Carolina North Texas NYC Oklahoma Philadelphia Pittsburgh Portland Richmond Rochester Rogue Valley Saint Louis San Diego San Francisco San Francisco Bay Area Santa Barbara Santa Cruz, CA Sarasota Seattle Tampa Bay Tennessee Urbana-Champaign Vermont Western Mass Worcester
west asia
Armenia Beirut Israel Palestine
process
FBI/Legal Updates Mailing Lists Process & IMC Docs Tech Volunteer
projects
Print Radio Satellite TV Video
regions
United States
topics
Biotech

copyleft Indymédia (Independent Média Center).Salvo el caso del cual un autor ha formulado un aviso contrario, los documentos del sitio son libres de derechos para la copia, la impresión, la edición, etc, para toda publicación sobre la red o sobre cualquier otro soporte, con la condición que esta utilización sea NO COMERCIAL. Indymedia Venezuela Centro no se hace responsable por las opiniones emitidas por colaboradores

RSS articulosRSS articulos |  Sitio realizado con spip 3.2.0 [23778]
Top